Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 24 enero 2022
19:43
h

Con la política hemos topado

    El cantante y músico británico John Lennon, fundador de The Beatles, dijo que “la vida es eso que pasa mientras estamos haciendo otros planes”. Una frase que si hubiese que adaptar a una versión de la España contemporánea bien podría transformarse en algo así como “la vida es eso que pasa mientras PP y PSOE intentan renovar el Consejo General del Poder Judicial o sacar adelante la reforma del sistema de financiación autonómica”, cuestión esta última pendiente desde 2014. El impulso de un nuevo modelo que dé carpetazo al aprobado en la época de José Luis Rodríguez Zapatero y que encajaba como un guante en la propuesta de Cataluña lleva tiempo siendo una prioridad y una demanda constante de un buen número de comunidades. Sin embargo ningún día acaba siendo el adecuado para finalizar la tarea. Hace aproximadamente cuatro años el acuerdo estuvo cerca. El Ejecutivo, por aquel entonces en manos de los populares, se había puesto manos a la obra y el Partido Socialista parecía proclive al entendimiento. Por desgracia, la tensión con la Generalitat y la moción de censura de mayo de 2018 enfriaron la euforia. Después, ya con Pedro Sánchez en La Moncloa, la pandemia centró todas las prioridades y los trabajos, más que bajar de temperatura, directamente se congelaron. Ya con algo más de calma tras el devastador balance de las primeras olas de covid, el Ministerio de Hacienda dio un nuevo empujón y el pasado diciembre envió a las autonomías un planteamiento de cálculo de población ajustada con el objetivo “abrir un debate leal y riguroso, que supere la dialéctica de ganadores y perdedores, y que apueste por un modelo racional, en el que los intereses de todas confluyan”. Documento que Galicia se tomó muy en serio, como prueba la creación en el Parlamento de una comisión de estudio de cara a fijar una posición sólida y de país en la negociación. Una especie de sanedrín por donde están pasando cualificados expertos con detallados análisis sobre la correcta ponderación de la dispersión o el envejecimiento que seguro serán muy útiles. Lo malo, como apuntaron ayer en ese foro los profesores Bernardo Valdés y Diego Martínez, es que al final lo que primará no son los criterios técnicos sino la cita con las urnas en Castilla y León, el equilibrio de intereses en el Congreso o la proximidad de los comicios generales que harán saltar chispas entre los dos grandes grupos. Con lo cual, este año no parece el más propicio para acometer la remodelación precisa... y el que viene tampoco. En la reforma de la financiación autonómica, con la política hemos topado.

    14 ene 2022 / 01:00
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito