Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 10 febrero 2024
18:07
h

Quien tenga tierra que la atienda

    rural. ¿Alguien se imagina como sería la vida en las carreteras si los coches no pudiesen ser identificados? No hace falta una fantasía desbordante para visualizar un aumento de las irregularidades, que de por sí ya existen aún a riesgo de que un radar o un helicóptero de trafico capte las matriculas. La tentación de pisar el acelerador saltándose los límites o de conducir con el móvil en la mano se dispararía, a sabiendas de que imponer multas se volvería misión imposible. Circular, en resumen, seria un auténtico caos. Exactamente lo mismo que sucede en buena parte del rural gallego, donde el problema de la despoblación y el abandono provoca que un elevado porcentaje de las parcelas no tengan dueño conocido. Hay casos en los que hasta el 80 % de los terrenos no se sabe de quien son. Y así pasa lo que pasa. Donde antes había prados ahora hay maleza. Las antiguas plantaciones de maíz se convirtieron en hierba seca. Y en lugar de vacas pastando al lado de casas con familias lo que queda son establos vacíos y puertas cerradas. Un paisaje idílico convertido en desolador del que nadie se hace responsable porque no existe a quien llamar. La cuestión persiste pese a los instrumentos puestos en marcha, que la Xunta ya trabaja en perfeccionar con normas claras y eficaces para que, como dice el refrán, quien tenga tienda la atienda. Y quien tenga tierras también.

    06 feb 2023 / 06:00
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito