Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 28 noviembre 2020
02:27
h

Vieja terminal de Lavacolla, una vergüenza

    CoMO EN ESTE PAÍS nos sobra el dinero, a nadie le debería extrañar lo más mínimo que el antiguo aeropuerto de Santiago lleve ya nueve años cerrado y autodestruyéndose pese a ser una instalación magnífica a la que se le podrían dar múltiples usos. De hecho, esos posibles usos ya deberían haber sido definidos en el momento en que se decidió construir una nueva terminal a unos pocos centenares de metros, pero eso no es una forma típica de actuar en el ruedo hispano. Aquí, lo que más nos gusta es construir nuevos edificios y condenar al abandono a los que sustituyen pese a ser totalmente válidos. Para colmo, la vieja terminal de Lavacolla había sido ampliada y renovada en los últimos tiempos, por lo que en el momento en que se cerró estaba en perfecto estado de revista. Ahora, en cambio, la vegetación ha inundado todas las instalaciones, la humedad está haciendo estragos, todo está lleno de porquería y las filtraciones amenazan con arruinar por completo toda la infraestructura. El resultado es que una nave estupenda que podría haberse convertido en un hotel, en una terminal de carga a pie de pista, en una academia de trabajadores relacionados con el sector aeronáutico, en un centro de acogida de peregrinos o, incluso, en un segundo aeropuerto dedicado a vuelos de primer nivel o low cost no es más que un edificio fantasma sentenciado sin remedio a la piqueta. Ojalá la nueva recesión que ya está aquí, sin haber salido siquiera de la que comenzó a finales de la pasada década, nos enseñe al menos a aprovechar mejor los recursos disponibles, a ser menos despilfarradores y a no tirar a la basura bienes que son muy valiosos. Eso es lo que hace cualquier familia sensata para llegar a fin de mes y eso es lo que deben hacer los responsables públicos que manejan el dinero de todos.

    BEATRIZ CASTRO/Periodista

    21 nov 2020 / 23:29
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito