Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 16 enero 2021
02:30
h
Reseña Musical

“AX-G (Afonso e Galicia)”: Exposición conmemorativa 1221-2021

    Título en clave críptica de la exposición que podremos seguir hasta el próximo 25 de abril en la Igrexa da Universidade, auspiciada por el Consello da Cultura Galega y la “USC”, en prioridad, y que se presenta en sus credenciales: Neste 2021 conmemorase o 800 do nacemento de Afonso X, rei de Castela. León e Galicia (1252-1284). Coincidindo coa efeméride, o Consello da Cultura Galega presenta o proxecto expositivo Afonso X, comisariado polo profesor de Estudos medievais Antoni Rossell. A exposición persegue presentar a figura real de Afonso X de xeito obxetivo: os seus avatares políticos, o seu labor cultural e a súa relación con Galicia, extensamente documentada dende a súa infancia. Unha peregrinaxe múltiple: vida, obra e presenza na nosa terra, a través de documentos, testemuños arqueolóxicos, literarios e musicais, achengando o pasado medieval galego para mellor coñecemento da nosa historia e nosa cultura.

    Os contencioso que mantivo co cabido compostelán, as relación literarias e personais cos trovadores galegos da época, as “Cantigas de Santa María”, o “fecho del Imperio”...son algún dos aspectos que abordará esta exposición visitable ata abril no marco da Igrexa da Universidade. A proposta pretende, ademais , xerar un itinerario tanto intelectual como tanxible polas catro provincias galegas da man dos testemuños da época afonsí conservados en Galicia., amosando fotografías de pezas coetáneas ao rei que se atopando persas polo territorio galego, convidando á descuberta persoal destes tesouros que revelan valiosa información sobre o paso de Afonso X polo país.

    Una leyenda a modo de preámbulo: “Acucioso debe el rey ser en aprender los saberes, ca por ellos entenderá las cosas de raíz; et sabrá mejor obrar en ellas, et otrosí por saber leer sabrá mejor guardar sus paridades et ser señor dellas”. Un total de cinco salas espazo central e anexo final que dan conta da voz de Afonxo X desde a mesma entrada da exposición en loa y alabanza: “Nos don Alffonso, ffijo del muy noble rrey Don Ffernando e de la muy noble rreyna donna Beatris, e ssenor heredero, primeramente por la merçet de Dios, e después por derecho linaie, de que heredamos los rregnos de Castiella, de Toledo, de León, de Galliza, de Seuilla, de Córdoua, de Murçia, de Jahén, e de Badaioz, e del Algarbe”

    Conmemoración hubo con motivo del centenario de su muerte (1284-1984), razón para rememorar su figura y que en aquellas fechas, daría argumentos a publicaciones y actividades concertísticas. Un diario de tirada nacional, tuvo a bien publicar una separata profusamente documentada, de las que actualmente no se hacen. Pueden resultarnos útiles algunos detalles que vendrán de perlas. “De los albores a las sombras” , con firma de Julio Valdeón: “Sodes el más noble rey que ha en el mudo. Así opinaba de Alfonso X el Sabio, el infante portugués Don Dionís cuando fue a recibir caballería del monarca castellano-leonés. Los emisarios enviados por la ciudad italiana de Pisa a Castilla en 1256, a fin de convencer al Rey Sabio para que prestara su candidatura al trono Imperial, opinaban que Alfonso X era el monarca más esclarecido del orbe cristiano. Los más recientes biógrafos de este monarca han dedicado así mismo los más encendidos elogios a Alfonso X: Poeta, enamorado de la idea Imperial...(propulsor de) una cruzada para liberar el Santo Sepulcro, aficionado a la alquimia, a las trovas sacras y profanas...historiador y arqueólogo...” Tales son algunos de los rasgos definitorios de la personalidad del Rey Sabio. Alfonso X ha pasado a la posteridad envuelto en una aureola casi mítica.

    Julio Samsó prestaba atención a “La pasión astronómica”. Comentaba este catedrático de árabe de la Facultad de Filología de la Universidad de Barcelona: Tengo la profunda convicción de que la obra astronómica del rey Alfonso no ha sido leída por casi nadie, pese a haber sido editada en muy buena parte por Rico y Sinobas, entre 1863 y 1867. Las ediciones de Rico no son buenas, pero están ahí, y nos permiten un acceso relativamente fácil a unos textos esenciales para la historia de la astronomía europea...¿Por qué no se han aprovechado más? Simplemente, porque en España no han abundado historiadores de la astronomía medieval, y cuando han surgido, se han dedicado prioritariamente a otros temas: el caso de Millás y de Vernet, que solo ocasionalmente han hecho catas en los textos alfonsíes. Fuera de España, nos topamos con las dificultades que ofrece el castellano del siglo XIII, para un erudito no hispano que no haya adquirido una formación específica: dejemos de lado por ahora la benemérita labor de ciertos filólogos, como Hilty, Kasten, Nitti, Kiddle, Bossong, etc...dedicados a la edición de textos. Si el rey Alfonso hubiera ordenado redactar su obra astronómica en latín, ésta hubiera resultado mucho mejor conocida tanto en la Baja Edad Media europea, como en la actualidad.

    Víctor Nieto Alciade, trataba el tema “De las catedrales a las miniaturas”. Desde un punto de vista formal, la miniatura alfonsina muestra unos rasgos muy particulares que la separan de las tendencias seguidas por los talleres franceses y de la producida en España, en torno a las catedrales y monasterios. Si en esta última los miniaturistas denotan una asimilación del gótico francés, la producida en el taller real presenta una orientación original, cargada de acentos propios y con paralelos, si acaso, con obras italianas. Aunque fueron varios los iluminadores que trabajaron en este taller, sus realizaciones acusan una unidad, debido a su elaboración disciplinada de los diferentes programas decorativos. Las referencias concretas a la persona del soberano que se hallan en algunas miniaturas, en escenas en las que aparece desempeñando un papel activo en la vida del taller, ponen de manifiesto la pasión del rey Sabio en el desarrollo de estos ciclos miniados.

    12 ene 2021 / 19:53
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito