Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 14 agosto 2022
01:33
h

“Cuarteto Matrice” y Orphelion Ensemble”, en el “IV Festival Resis”

    El “Cuarteto Matrice” estará en la Iglesias de las Capuchinas de A Coruña-20´00 h.-, en el “IV Festival Resis”, con un programa bajo el título de la obra que firma Voro García, “Ombra di suono nella memoria”. Un cuarteto con formación en el Centro Superior de Música Gurska y en el Royal College de Londres. Su nombre alude a su propia ciudad, Madrid, cuyo significado puede ser “Madre de aguas”. Son ellos Alfredo Ancillo-violín-; Laura Victoria Hidalgo-violín-; Berta Herrero-viola- y la chelista Ana Laura Iglesias, contando con la asistencia en el apartado escénico de Iria do Castelo. Podrá sorprender la primera obra por su propuesta, una versión para cuarteto de cuerda del “Requiem, en Re m. K.626”, de W.A. Mozart. Del mismo, vendrá a cuento citar una apreciación de Dal Fahbro: “En el “Requiem”, Mozart nos ha dejado su confesión más extraña e íntima, además de su testamento musical, en el que defiende una noción del arte muy distinta aquélla de la que durante toda su vida había sido un impecable cultivador; el mismo carácter inconcluso de la obra le imprime como le ocurre a los “Esclavos” de Miguel Ángel, un encanto particular, un sello de autenticidad que la aproxima más a nosotros y que debería disipar por completo la idea de clasicismo comedido y de formalismo que suele acompañar el nombre de Mozart y su figura.”

    Victor Voro, con un estreno en Galicia, “Ombra di suono nella memoria”, un compositor que estudió con maestros de referencia, Mauricio Sotelo, J.López-López, o J.L. Castillo, ampliando con Leonardo Balada, B.Ferneyhough, C.Halffter, T.Marco, Luis de Pablo, S. Rueda, Sánchez-Verdú, S. Sciarrino o T.Hosokawa. Los primeros estudios los realizó en el Conservatorio J.Rodrigo, de Valencia con R.Ramos, E.Cifra y M.Galduf. Fundó el “Ensemble Espai Sonoro”, en 2003 y obras suyas fueron estrenadas por el “Proyecto Guerrero”, el “Arditti Quartet”- quien estreno esta pieza en 2007-; el “Mivos Quartet” o el grupo “Court-Circuit”.

    “Ombra di suono nella memoria”, es encargo del “IVM” (Institut Valencià de la Música), para “Ensems”, y para el autor, resulta una mirada al “pasado” creadora de un horizonte temporal, con la intención de rehabilitar el rol de la memoria. Un nuevo contexto para sonoridades y estereotipos tomados de las polifonías renacentistas, de la música medieval...La organización y elección de los diferentes parámetros viene determinado por campos de asociaciones de algunos elementos conocidos de la música. Los materiales utilizados para elaborar el discurso sonoro se organizan en el espacio por medio de gestos que penetran en cada objeto sonoro y ponen en relieve líneas organizadas en hoquetus, a modo de mosaico sonoro, En cada línea recorrer el paisaje de un determinado sonido, observar, el perfil de un proceso sonoro. Miradas a nuestra tradición difuminadas en el espacio, atmósferas misteriosas...Alusiones a la cantata “Quid sunt plagae istae”, del ciclo “Membra Jesu Nostri”, de D. Buxtehude.La dimensión y el espacio son de gran importancia, así como la mutación de alturas polares y campos armónicos entre los componentes del cuarteto, con pequeños desarrollos tímbricos del mismo material en diferentes sonoridades de resonancia. Con referencia a la teoría de relaciones musicales de Alberto.

    Giacinto Scelsi estará por el “Cuarteto para cuerda nº 3”, compuesto en 1963, más sosegado que su predecesor, se resuelve en cinco tiempos, quedando como la única obra que observa un auténtico programa, consistentes en una serie de etapas de claro misticismo, desde el “dolcissimo”, al tiempo “drammatico”, al del renacer del alma, “con transparenza”, uno nuevo pathos expuesto en la libración de “con tristeza” y la catarsis final. Concretamente, en el segundo tiempo, se ofrece un verdadero minidrama y el siguiente, el más unificado y el menos contratado, se devanea contantemente en una extrema tensión entre el “sol” y el “la bemol” sobreagudos, dentro de un arrebato dramático. n el cuarto tiempo, sobre Mi b, nos encontramos con un palíndromo que revierte al primer tiempo, al margen de algunos compases. Scelsi, autor primordial, abarcó casi todos los ámbitos excepto el escénico y fue clave en la consolidación de la “Nuova Consonanza”, a partir de los cincuenta.

    Para el día 30, en la Sala del Palacio Municipal- 19´00 h.-, turno para el “Orphelion Ensemble”, con un par de obras de repertorio, acompañando a la obra encargo de la “OSG”, “Seis variaciones para trío”, de Carlos Cambeiro. El “Orphelion Ensemble”, fue fundado en Viena por la violinista Deborah Gonzalves y el chelista Berthold Hamburguer y colabora frecuentemente con músicos de la “OSG”, los violinistas Ludwig Dürchen e Ingolf Turben; los violas Luigi Mazzucato y Francisco Regozo; el chelista Tedd Williamson o el guitarrista Ramón Carnota. Presentan obras en colaboración con la Real Academia das Belas Artes, muchas en estreno o por encargo, cuidan repertorios en trío y en cuarteto y contribuyen a la docencia y divulgación con labores de profundo compromiso social

    Carlos Cambeiro, titulado Superior y profesor de Fundamentos de Composición, y jefe del Departamento del Conservatorio Superior de Vigo , en donde imparte materias de Composición y Análisis Musical de materias del siglo XX. Es arreglista y orquestador, además de compositor y pedagogo. Pertenece a la “Asociación Galega de Compositores” y fue miembro integrante de la Comisión de Conservatorios y de los Grupos de Trabajo de la “LOGSE”. Obtuvo en 2009, el “DEA”, por la Universidade de Santiago, en el área de Historia de la Música. Entre sus trabajos: “Arriola. Obra musical”, “Acordes en sol e lúa. Os quince órganos do noso Santiago vello”, “O Pórtico poético de Seis poemas galegos de Federico García Lorca”, “Galicia e as Cantigas de Sta María”, “Ordo Prophetarum. Drama litúrxico do século XII” o “Manuel Quiroga Losada: o gran violinista galego do século XX”.

    Beethoven con el ”Trío en Re M. Op. 71, nº 1 (De los espiritus)”, nombre que recibe por el halo romántico del largo central, el verdadero pivote de la obra y que como tal obra, atraerá la atención del ingenioso escritos E.T.A. Hoffmann: “El autor busca en el fondo de su alma, el espíritu romántico de la música y sabe expresarlo al mismo tiempo de manera absolutamente genial y calculada. Este trío es, en un lenguaje sublime, la expresión de una alegría que procede de un mundo desconocido. En el período que compuso los dos tríos, el autor vivía en el palacio de la condesa Marie Erdödy, a quien precisamente está dedicado. Problemas personales por su carácter hicieron imposible la convivencia. Tres tiempos para esta obra, que seguía la estudiada estrategia del autor, con la presencia de un ”scherzo” caprichoso y arisco, que podría romper la unidad de la obra. Desde los primeros compases del “Allegro” ya desvela su rostro oscuro, en medio de una atmósfera apasionada. Ludwig Spohr, violinista y director, en una página biográfica, tras un ensayo del mismo, comentaría la situación poco grata de Beethoven, por el estado de un piano completamente desafinado.

    Dvorak con el “Trío Dumky Op. 90”, encadenado de tres típicas piezas de tradición, las “dumky” (plural de “Dumka”), ensoñadoras por su lirismo natural que trasmite esa sensación de placidez, un punto de cercamiento a estilo de otras procedencias como la “réverie” o las más cercanas “Trämerei” alemanas. Nos encontramos en el marco del “lied” vocal, convenientemente tratado, por lo que sus pasajes resultan claramente reconocibles. Habrá quien separ hallar y no será tan casual, aspectos que descubrimos en los “länder”, también alemanes y especial en los de Schubert. Obra concluida en 1891, se estrenará en Praga, como no podía ser menos en un concierto de una velada organizada por la “Mestanzka Baseda”, de la que fueron intérpretes el violinista Ferninand Lachner, el chelista Hanus Wilhan con el autor al piano. Una sesión que sería la primera de unos cuarenta conciertos de los tres, ej visitas por Bohemia y Moravia, a lo largo de medio año. Un género de “Dumky” que aparece como una libre improvisación con carácter cambiante.

    29 may 2021 / 11:18
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito