Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 10 febrero 2024
18:07
h

Dalí, cibernético

    SALVADOR DALÍ ( Figueres, 1904- 1989 ) es el protagonista, este otoño, de dos grandes exposiciones inmersivas. La primera, “ Dalí cibernético”, se está proyectando en el Centro de las Artes Digitales Ideal de Barcelona; la segunda “ Desafio Dalí”, se abrirá en los próximos días de octubre en Ifema Madrid. Ambas abordan desde aspectos tecnológicos de última generación, un recorrido por la obra daliniana, en un viaje virtual que cuenta con una amplia selección de obras representativas, de material fotográfico, documental y audiovisual.

    El hilo argumental rememora su figura onírica, adelantada a su tiempo, ofreciendo al espectador la posibilidad de conocer parte de sus secretos, y las mas hondas motivaciones, desde una nueva perspectiva, que sin duda dará mayor visibilidad a los aspectos teóricos y artísticos de su obra.

    ESTUDIOS SOBRE FREUD Y EL SUBCONSCIENTE. Dalí se interesó tempranamente por los hallazgos de la ciencia, por el psicoanálisis, que aplicará a sus creaciones en distintos momentos. Desde muy joven y partiendo de una gran intuición que le lleva a proyectarse hacia el futuro, atesoró conocimientos que provenían de la física, la matemática o la biología; estudió a Freud e indagó en su propio subconsciente. Todas esas materias científicas se irán incorporando a su ideario, en la medida que los avances se van produciendo en los correspondientes campos ; en algún momento, llegó incluso a anticiparse a las investigaciones; mientras tanto, y con el paso de los años, irá desvelando sus propios códigos vertidos en propuestas y fases: Método paranoico- crítico, Pintura corpuscular, Tercera y Cuarta dimensión; los análisis sobre Einstein y la teoría de la relatividad se reflejan en Persistencia de la memoria ( 1931) ; y en los años siguientes, Leda atómica ( 1949 ), Galatea de las esferas ( 1952 ), o Corpus hypercubus ( 1954), referencian el proceso de asimilación en torno a dichas asuntos; y en efecto no se puede entender su obra, sin el binomio, ciencia-arte o arte-ciencia, para el artista una unidad inquebrantable.

    En los años cuarenta, Dali ahondó obsesivamente en el estudio de la geometría sagrada, de la divina proporción de Luca Pacioli, en las aportaciones del matemático Matila Ghyka; profundizó en los conocimientos de la física cuántica y nuclear, impactado en 1945 por la explosión de la bomba atómica sobre Hiroshima y Nagasaki; y siguió las evoluciones de las investigaciones en torno al ADN, estableciendo comunicación cercana con relevantes científicos: Severo Ochoa, Max Planck y Werner Heisenberg.

    FASCINADO POR EL MUNDO DE LA COMUNICACIÓN. La holografía le proporciona nuevos caminos que entran de lleno en sus aspiraciones dirigidas a la experimentación en torno al desdoblamiento de las imágenes. En ese orden de multiplicar los planos de su pintura y establecer nuevos espacios que pudiesen sugerir novedosos entendimientos de sus creaciones y a la vez que el espectador pudiese participar de ellas desde un plano de otra realidad, siguió apoyándose en puntuales adelantos científicos. En 1972, Dalí expuso en Knoedler galleries de Nueva York, una colección de hologramas planteados en colaboración con Dennis Gabor.

    Igualmente, siendo muy joven, sintió una enorme fascinación por el mundo de la comunicación; en los años de estudiante en la Academia de Bellas Artes de San Fernando, y en la Residencia de Estudiantes, asombra a sus compañeros por su obra cubista, que descubren primeramente Luís Buñuel, Federico García Lorca y Pepín Bello; además por su personalidad extravagante, por el especial modo de abordar sus tempranos trabajos; en aquellos momentos Dalí poseía una especial habilidad para la autopromoción, para la proyección pública de su figura como artista; sabía como trasladar todo lo que afectaba a su persona, fijando de si mismo una imagen provocadora .

    Y esa figura irreverente le acompañó a lo largo de su vida, conviviendo con el Dalí, amante de la ciencia, con el artista genial. Ahora se verá dimensionada con mayor potencia, en el contexto de nuevas realidades virtuales, en diferentes formatos escenográficos, cumpliendo de este modo con sus premoniciones, allá por los años setenta, cuando expresó con toda lucidez que el futuro sería cibernético.

    03 oct 2022 / 01:00
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    TEMAS
    Tema marcado como favorito
    Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.