Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 27 septiembre 2021
18:48
h
Reseña Musical

“El Reflejo”, monólogo sobre la ópera “La Tribuna”, de Gabriel Bussi y la soprano Lise Davidsen, en el Teatro Colón

    Programa en las actividades de “Amigos de la Ópera” de A Coruña, Teatro Colón- 20´00 h.-, con un monólogo sobre la ópera “La Tribuna”, de Gabriel Bussi, y que se presenta como “El Reflejo”, de la que serán intérpretes la actriz Estíbaliz Veiga, como “Doña Emilia Pardo Bazán”, la soprano Virginia Tola, para el rol de “Amparo”, acompañadas por Alfredo Abati, al piano, en un trabajo escénico de Emilio López. La soprano argentina estudió en el Instituto de Arte, del Teatro Colón, de Buenos Aires, con Ana Sirulnik, tras haber seguido la docencia de Mª Elena Boero, en Sta Fe. Artísticamente en su primera experiencia, se bautizó con “Les Contes d´ Hoffmann”, de Offenbach y entre sus galardones, destacan el Primer Premio del Concurso de Canto Reina Sonja, de Oslo, teniendo como jurado a Birgitt Nilsson, C.Ludwig, Theo Adam e I. Bjoner. También el “Operalia”, promovido por Placido Domingo. Entre sus roles, “Marguerite”, del “Faust”, de Gounod, en el Teatro Verdi, de Trieste, o “La Traviata”, en La Monnais.

    Estíbaliz Veiga, dispone de una consolidada tradición en conocidas serie de tv:”Pazo de familia”, “Catro Fiestras”, “Efectos secundarios”, “Luar”, y cinematográficos: “Mortos à presa” y “Fútbol de Alterne”. Estudió en Nueva York con Susan Batson y J.Strasberg, ampliando con J.Carlos Plaza o Macarena Pombo, entre otros. Emilio López, en la dirección escénica, estudió en un principio flauta travesera, en el Conservatorio J.Rodrigo de Valencia, y canto en el Conservatorio José Iturbi. Se decantó por el medio escénico a partir de 2009, siguiendo las directrices de maestro como Juan Carlos Plaza, F.Negrin, Emilio Sagi, Y. Kokkos o David Livermoore.

    Gabriel Bussi, tuvo en programa a comienzos de junio de 2019, la “Suite Sinfónica de la ópera “La Tribuna”, en estreno, junto a obras de M.Ravel y J.Brahms, con la”OSG”, dirigida por Josep Pons, y con Josep Colom como solista, para el “Concierto para piano y orquesta, en Sol M.”, de Ravel. Una suite en tres tiempos: “Obertura y enamoramiento”, “Nana de Amparo” y “La llegada de la Unión del Norte y la ruptura de Baltasar”. “La Tribuna”, en sus avatares, sobre un libreto de Javier Ozores, escritor y guionista de cine, pudo haber sido un trabajo para el añorado Manuel Balboa, aunque Bussi terminará interesándose por él, cinco años después, con acogida en un espacio tan propicio como la antigua Fábrica de Tabacos, de A Coruña, epicentro real del relato. Pudieron llegar a escucharse dos arias de la ópera, mientras se esperaba por la realidad de un proyecto escénico a lo grande. Tanto que, sobre el mismo, llegarán a admitirse las dimensiones de un trabajo pucciniano.

    La segunda parte de lo ofrecido en la tarde de aquel concierto, la “Nana de Amparo”, era un canto de amor y esperanza, en el que los oboes presentaban la nana de Amparo, que en la ópera, se sitúa al comienzo del “Tercer acto”, y que dedicaba a su hijo no nacido, en un clima de ingenua ternura y confianza en un mejor futuro; respondería el corno inglés, enlazado con el clarinete. La sentida esperanza, quedaría realzada por la trompeta, en un tutti ascendente. Asomaría de inmediato, un interludio lleno de oscuros presagios, procedentes del sereno silencio con el que acabada la pieza.

    Gabriel Bussi, el autor, estudió en el Conservatorio Hans Eisler, de Berlín, como alumno de violín de Christoph Poppen y Ulf Wallin y composición y contrapunto con Gerhard Tittel y Jürgen Ganzer. De ese período son el “Cuarteto para cuerdas, en Do m.”, la “Sonata para flauta y piano” o la ópera infantil “Gutgesinntund Bösgesinnt” (De buen carácter y de mente malvada). Es miembro de la “OSG”, desde 2002, y pronto se le apreciará por sus abundantes arreglos para los géneros más diversos, desde lo propiamente camerístico a las curiosidades como el “Festival Mozart, en la calle”. Su orquesta, estrenó partituras de su firma, como un “Ave María”, para coro mixto y de niños; “Noche de Navidad”, para coro de niños y orquesta”, ambas de 2010; “Medrando entre cancións”, un proyecto didáctico para 10 instrumentos; “Pezzo sinfónico”, para orquesta. Ya en su etapa en los Estados Unidos, obtuvo el “Master of Music”, en calidad de becario de la “Southern Methodist Unversity”, en donde ampliaría conocimientos con el Dr. Robert Frank. Es miembro activo de la “Asociación Galega de Compositores.

    En este centenario del fallecimiento de Doña Emilia Pardo Bazán, “El Reflejo” es una de las dedicatorias en las que “Amigos de la Ópera” de A Coruña, la tendrá entre sus consideraciones, con este trabajo de ilustraciones musicales, en estilo monódico, visionando las aspiraciones de la ilustre dama de las letras y el personaje de”Amparo”, manifestándose como un alegato sobre las precarias condiciones laborales de entonces. Una aspiración a lo que con fortuna, será el punto de partida para una segura representación de “El Reflejo”, en otras ciudades del país. La Pardo Bazán, en año de bienes, disfrutó del itinerario Rutas Pardo Bazán “Nocturnia”, en la Casa Museo. Un homenaje a las cigarreras de A Coruña, la “Conversación”, con Imelda Capote; la representación de “Los Pazos de Ulloa” y “La Tribuna”; los congresos “Emilia Pardo Bazán, cien años después” y “EPB, en su centenario” y las exposiciones en el Kiosko Alfonso y en la Sala de Exposiciones María Pita. Quedan también las representaciones de “Mi Miquiño del Alma” y una serie de proyecciones, en el Teatro Colón.

    La soprano Lise Davidsen, en el propio Teatro Colón- domingo a las 20´00 h.-, con la “OSG”, dirigida por J. Miguel Pérez Sierra, tendrá una serie de arias representativas de un repertorio en su dominio, desde Wagner a R.Strauss a Beethoven y heroínas verdianas. Cantante ganadora del “Operalia” de 2015, y del ”Queen Sonja Int. Musical Competition”, además de tres galardones en la “Hans Gabor Belvedere Singing Com.”, de Amsterdam. Encaramada a grandes alturas, había tenido una curiosa experiencia con el “Gloria” de Vivaldi, y otros barrocos entre Pasiones, cantatas o un “Mesiah”, de Haendel, antes de adentrarse en el repertorio alemán, para el que tendría excelentes argumentos. Lise fue, en los comienzos, una posible mezzo, y fue la mediación de su profesora Susanna Eken, quien descubrió sus posibilidades reales en ese registro, lo que la obligó a alterar determinados parámetros artísticos.

    Reciente está su visita al Festival de Peralada, con un programa que nos ubica en la realidad que compartimos, arias italianas, lieder de Strauss o Brahms y canciones de Sibelius, un recital que se acomodaba al espacio concreto de la cita. En Bayreuth, en 2019, aparecía Lise en plenitud de posibilidades, como “Elisabeth”, de “Tannhauser”, rol que asumirá a plena conciencia y que se hará extensivo a otros en esa cuerda. Katherine Wagner, tuvo a bien reconocer su idoneidad para el escenario del “Festspielhaus”, ante las exigencias condicionantes de la acústica. Temores ante ese Wagner y una fe en sí misma, por lo que se ganará comparaciones con la mítica Kirsten Flagstad. La Scala, la tuvo para un recital con obras de Wagner, Strauss, Verdi, Tchaikovski y Purcell, poco antes de su primer cd, de su debut en el “Met” neoyorquino y en Bayreuth. Para la “DECCA”, dejó constancia en una selección de “Tannhauser”, “Ariadna auf Naxos” y canciones del propio Strauss como las “Vier Letze Lieder”.

    Cabe pues Strauss en el ambicioso horizonte y posiblemente en roles como “Elektra” o “Salomé”. Un segundo cd, lo realizará con la “London P.O.” y Sir Mark Elder, con la temible aria de “Leonora” (“Fidelio”, pasando por Mascagni, Verdi, “Medea”, de Cherubini, en un acercamiento al repertorio italiano, con el que parece sentirse a gusto, Esas heroínas, como otra “Leonor” (La forza del destino), o el “Don Carlo” y el “Requiem”, de Verdi, interpretado en la Royal Opera House, con Sir Antonio Pappano, con su temible “Liberame”. Un reto parecido, el ámbito checo con “Jenufa”, en la que busca la seguridad en la exigencia de los colores y el sonido correcto.

    Voz consagrada, pretende recuperar el pasmo de estos meses, producto de las cancelaciones de “Die Walküre”m en la “Berlin Deutsche Oper”; “Ariadna auf Naxos”, en Viena; “Fidelio”, en Nueva York o “Die Meistersinger von Nüremberg”, en Roma. Lise Davidsen, es apreciada por su dimensión mostrada en la opulencia de su registro central y el intenso poderío de proyección, en que la que exigentes analistas, encuentran las aclamadas similitudes con Kirsten Flagstad. Resumen entre esas cualidades seductoras, una luminosa homogeneidad de recursos canoros en toda su extensión, llevados a una apabullante garantía en unos agudos electrizantes. Para mayor redundancia y sin ánimo de fomentar comparativas, precisamente por la calidad de esos agudos, podrá transportarnos a otras cantantes como Birgit Nilsson. Otro aspecto a tener en cuenta, será su entroncamiento con la “italianità”, de la que ya hemos encontrado ejemplos importantes, plasmados en alguno de sus registros discográficos, con piezas de “Medea” (Cherubini), “La forza del destino” y “Otello” (Verdi)

    Un programa para esa tarde, en la que se ofrecerán páginas instrumentales como la obertura de “I vespri siciliani”, de Giuseppe Verdi, el “Preludio del acto III”, de “La Traviata”, la obertura de “La forza del destino”, la obertura “Leonora nº 3”, de L.van Beethoven, el Preludio del acto III, de “Lohengrin”, de Richard Wagner, para dar acomodo a las arias y un lied dedicadas a la soprano. “Tu, che la vanità”, del “Don Carlo”, de Verdi, el estremecedor “Ave María”, rendida entrega del “Otello”, y que se escuchará en la primera parte. “Pace, pace, mio Dio”, lamento con el que se cierra la primera entrega antes de pasar a la segunda parte, en la que de nuevo la soprano desbordará poderío canoro con el aria de “Leonora”, del “Fidelio”, de Beethoven, y una muestra de su señorío en el ámbito del lied con esa gema por excelencia que es “Caecilie Op. 27”, de Richard Strauss- dedicatoria a la compañera del poeta Heinrich Hart-, que seguirá a la gracia del aria “Es gibt”, de la comedia por excelencia que es “Ariadna auf Naxos”. Para completar, dentro en el espacio wagneriano, “Dich teure Halle”, de “Tannhäuser”.

    10 sep 2021 / 01:00
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito