Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 10 febrero 2024
18:07
h

GalicIA

    SE están planteando nuevos retos para una Galicia Inteligente, porque la IA ha llegado para quedarse, con los inconvenientes que esto tiene a la hora de encontrar cierta cohesión digital tanto autonómica como estatal. Datos, inteligencia o artificial no parecen ser sinónimo de confianza ni de privacidad, pero sí de una presunta eficiencia para hacer el trabajo de forma diferente, lo que equivale a un sistema de supercomputación en la nube y aprendizaje automático versus protección de la identidad digital, a pesar de una RGPD, en la que se debe seguir avanzando y se queda corta en lo que a recopilación de datos se refiere, ya que han de ser decisiones informadas tanto en el ámbito laboral, como en el económico, educativo o sanitario.

    Los algoritmos tienen un sesgo que dista mucho de ser fiable, por los retos y limitaciones tanto éticas como legales y técnicas por lo que resulta prematuro que haya una IA centrada en las personas, por mucho que se las entrene y aunque hay auditorías, puede haber daños accidentales y una corrupción del sistema. Dentro del Plan Europeo de Recuperación de la Comisión Europea y su piedra angular, la Next Generation, para apoyar reformas esenciales como la transición ecológica y digital, se pretendía una revolución industrial mayor, estimulando la llamada competitividad de Europa ante el mundo. Pero esa supuesta aceleración económica ha puesto el foco en lo artificial y no en lo humano, es decir, la creatividad entendida como la capacidad de ofrecer una serie de habilidades como fuerza de trabajo e I+D.

    Puesto que China se ha consolidado como segunda potencia de inversión en IA con una previsión para el 2025, en la que se estaría creando una nueva generación de IA, bajo una perspectiva diferencial: El aprendizaje autónomo, sería necesario considerar que la media es de un 21% de adoptadores de IA con ecosistemas maduros y testados debidamente y que un 63% de los países considera de importancia invertir en IA para el éxito de sus empresas por la implementación de Machine Learning, procesamiento de lenguaje natural, visión por computador y Deep learning, la controversia está en el interés público. Bajo la perspectiva de una posible reducción de costes en la prestación de servicios, está el enfoque cualitativo (la calidad y atención de los servicios prestados).

    Las startups y las microempresas no desarrollan o se dirigen a este tipo de soluciones. Sólo un 22% de las grandes empresas gallegas estarían realmente al alcance de estos fondos europeos. ¿El ROI o retorno de la inversión en IA cuál sería entonces? En sectores como el tecnológico el industrial o el de seguros y finanzas sí se aprecia un beneficio a medio plazo, pero en sanidad, consumo o gobernanza es mucho menor. ¿Por qué consideramos más eficaz una IA en la gestión de una crisis? Ponemos demasiada fe en la predicción y prescripción de un sistema que aunque dota de inmediatez no está exenta de riesgos a medida que toman el control de sectores competitivos.

    Tengo el presentimiento de que si no se incorpora la investigación social y los modelos participativos como medio de control no habrá forma de garantizar la robustez del sistema. Los modelos deberían seguir los estándares del código abierto y licencias libres porque sino sólo estaremos hablando de IA en términos de mercadotecnia y no de progreso. Hay que fijar el límite, porque no todo tiene la misma escala de valores.

    31 ago 2022 / 01:00
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    TEMAS
    Tema marcado como favorito
    Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.