Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 03 junio 2024
15:30
h

Historia de las ideas

    CREO que se practica poco algo que debería ser de conocimiento y estudio obligatorio: la historia de las ideas. Su conocimiento nos hace más precavidos, flexibles y hasta me atrevería a decir que maduros, ya que las ideas están en el origen de las leyes humanas que aseguran nuestra supervivencia como sociedad. Hay algunas mejores que otras, algunas son relativamente verdaderas y otras falsas, algunas mejoran el bienestar personal y otras lo perjudican. Con ellas ejercemos los equilibrismos precisos para vivir con más plenitud y ayudarnos a ser cada vez más felices.

    Creer en la libertar del ser humano supone aceptar la multiplicidad y diversidad de ideas en el mundo. Su combinación ineludible, ya sea en el plano político, económico o social, dan como resultado tantas opciones cuantas posibilidades matemáticas son posibles.

    Entender de donde vienen nuestras ideas políticas contemporáneas pasa por identificar un origen y analizar su contexto. En este punto son claves las reflexiones recogidas en el libro Historia de las Ideas contemporáneas (editorial Sekotia) de Marcos López Herrador, quien fija esa fecha en el Mayo francés del 68. La revolución que no cuajó, dejó un impacto duradero que no cambió el poder ni el sistema, pero transformó ideas y valores morales, a un ritmo y con una velocidad desconocidas. Se pasó de una izquierda generalista a unos izquierdismos especializados que desplazaron el concepto de obligaciones por el de derechos: el antinuclearismo, la revolución sexual, el antibelicismo, la educación igualitaria, el feminismo...

    Estas ideas son apadrinadas en nuestros días por los que pretenden construir e imponer como dogma, una ideología única, que se apoya en el relativismo moral, la confusión de valores, la pérdida de autoridad, el cinismo y la irresponsabilidad. Todo lo cual hace que sigamos moviéndonos por argumentos sentimentales y emocionales. De ahí el éxito de los populismos y nacionalismos que también conocemos en nuestro país. Asimismo, cabe destacar la imposición de un modelo antropológico individualista que rechaza los compromisos y los vínculos estables.

    El ensayo de López Herrador constituye una lectura clave para entender mejor el origen de las batallas políticas y sociales (diría que culturales) que vivimos en la actualidad y que no podemos obviar por cuanto nos afecta: memoria histórica, multiculturalidad, heteropatriarcado, educación para la ciudadanía, LGTBI...

    Esta nueva obra de la Editorial Sekotia, puede llegar a hacer tambalear algunas de nuestras creencias, pero sobre todo nos ayuda a descubrir los intentos de algunos por manipular las conciencias, condicionar nuestros conceptos sobre política, economía y cultura y hacer que nos olvidemos de los grandes principios que aseguran la libertad de pensamiento y el apego a la ley.

    09 nov 2021 / 01:00
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito