Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 25 septiembre 2022
02:00
h

Laurence J. Peter

    TRES científicos italianos, dos de ellos por segunda vez, han conseguido uno de los premios Ig Nobel por formular una teoría según la cual triunfan las personas más afortunadas y no las que tienen más talento. Esta investigación premiada por la Universidad de Harvard, vendría a ser continuación de otra con la que consiguieron el premio en 2010 cuando demostraron científicamente que las organizaciones serían más eficientes si ascendieran a personas al azar. Lo cierto es que estos dos estudios no hacen sino confirmar lo que ya enunció Laurence J. Peter en su famoso principio según el cual “En una jerarquía, todo empleado tiende a ascender hasta su nivel de incompetencia”. O sea que Peter y los científicos italianos coinciden en que la suerte, más que los méritos, es determinante para alcanzar los puestos de trabajo más relevantes. La conclusión del trabajo de los científicos italianos no es tan original como cabría suponer, pero al menos es igual de tragicómica.

    CASERO. Es muy posible, podría decirse que seguro, que el actual diputado del PP por la provincia de Cáceres, Alberto Casero, no volverá a repetir en las listas electorales. La primera, porque formaba parte del consejo privado de Pablo Casado; en segundo lugar, porque está siendo investigado en el Tribunal Supremo por un delito de malversación cometido presuntamente durante su etapa como alcalde de Trujillo; y en tercer lugar, por torpe. Porque Casero se ha vuelto a equivocar en una votación telemática en el Congreso y lo ha hecho a favor de que el Congreso investigue al gobierno de Mariano Rajoy por la actuación de la policía política. Una pena porque a Casero le deben muchos trabajadores sus contratos fijos por su primer error, pero ahora nadie ha acudido a tratar de corregirlo con aspa vientos airados. Por eso tampoco va a ir en la candidatura, porque ha dejado en evidencia a quienes le defendieron con tanto ahínco, y porque en este caso el PP no había preparado ninguna operación de transfuguismo.

    POBRES. Suele decirse que el bolsillo del pobre va dos veces al mercado porque en el afán por ahorrar suelen comprar cosas de peor calidad que se rompen con mayor facilidad. Ahora se sabe que también compran alimentos de los que menos alimentan, más engordan y son menos saludables. Los pobres, comparativamente, gastan más que los ricos en alimentación, pero compran los productos que menos han subido, los más cargados de azúcares, refrescos, procesados, bollería. Pobre dieta también.

    21 sep 2022 / 01:00
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    TEMAS
    Tema marcado como favorito
    Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.