Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 10 febrero 2024
18:07
h

Los primeros años de Sorolla

    El Museo Sorolla de Madrid presenta desde el día 19 de este mes la exposición “Sorolla .Orígenes”, centrada en el estudio de la primera etapa del pintor valenciano Joaquín Sorolla Bastida ( Valencia, 1863- Cercedilla, 1923 ), organizada en colaboración con el Museo de Bellas Artes de Valencia y la Fundación Sorolla; en ella se ofrecen los resultados de las investigaciones llevadas a cabo por el comisario de la exposición Luis Alberto Pérez Velarde; se desvelan los comienzos y detalles de su aprendizaje cuando inicia los estudios con tan solo 15 años, en la Escuela de Artesanos de su ciudad y mas tarde en la Escuela de Bellas Artes de San Carlos de Valencia. Entonces, el joven artista, huérfano de padre y madre, trabajaba en el taller de cerrajería de su tío José alternando esa labor con los estudios de dibujo, también de escultura, técnica que aprenderá al lado de Cayetano Capuz. En esa etapa temprana asiste al estudio del fotógrafo Antonio García Pérez. En Madrid, seguirá progresando en su formación asistiendo con frecuencia al Museo del Prado, deteniéndose en la obra de Velázquez y Ribera.

    La exposición detalla a través de los cuatro apartados: “Entre Valencia y Madrid”. “La Exposición Regional de 1888”. “Los grandes premios” y “El arte de retratar”, como fue el proceso de trabajo en ese tiempo, dando visibilidad a una selección de obras creadas, que abarcan un total de 96 piezas entre las que se encuentran cuadros, dibujos y fotografías, procedentes de colecciones privadas e institucionales en las que el artista aborda diversas temáticas, el bodegón, el paisaje o el retrato. Una parte destacada de esa primera biografía juvenil la constituye el apartado dedicado a los galardones y premios recibidos; en la “Exposición Regional de 1883”, Sorolla muestra seis obras ; cuatro de ellas se incluyen en esta revisión y son las siguientes: “El oferente”, “Desnudo masculino”, ”Caballero con banda”, “La esclava y la paloma”, “Desnudo y Monja en oración”. Son momentos de claros y rápidos ascensos, de reconocimientos y en ese clima el artista tomará el compromiso de abordar creaciones de mayor complejidad; las pinturas “El 2 de mayo”, y “El grito de Palleter” todavía mantienen las huellas de un academicismo histórico que el pintor sabrá llevar hacía un terreno mas personal, abriéndose a nuevas vías de exploración; igualmente en esos años se reconoce su obra en Valencia y Madrid; se le considera todo un pintor de brillante futuro y gracias al éxito conseguido por la primera de esas obras , obtiene en 1885 una beca para estudiar en la Academia Española de Roma; la situación le abre posibilidades que en su lenguaje se dejara sentir en el modo de interpretar las escenas del exterior que capta directamente. En la etapa vivida en Roma, finalizada en 1889 Sorolla tuvo la oportunidad de extraer grandes experiencias que derivaron en cambios y transformaciones; conoció a José Benlliure, José Villegas Cordero, Emilio Sala Francés, pintó algún tema de carácter valenciano e histórico; uno de ellos quedó plasmado en la pintura ” El padre Jofre protegiendo a un loco”; fue asimismo enriquecedor en el transcurso de un viaje a París, el acercamiento a las obras de Jules Bastien- Lepage y Adolph Menzel.

    Cuando regresa a Madrid, en 1890, con un alto dominio de las técnicas, su pintura había transcurrido por diferentes escenarios y mostrado temas diversos: paisajes de corte impresionista o asuntos de índole social ; y aunque todavía no habían aflorado las condiciones por las que en adelante será reconocido, el nivel de perfección y refinamiento de su pintura de entonces es innegable. En el tiempo que transcurre desde los inicios en 1878 hasta los años finales del siglo XIX, Sorolla cultivó en gran medida el retrato; en ese aspecto son destacables los realizados a su hermana Concha Sorolla Bastida, a familiares, amigos o a personajes anónimos de su entorno en los que se manifiesta su estilo de reconocible sutileza. Y esa etapa que por si sola bastaría para acuñar al gran artista que fue, dará paso a otro tiempo de creación que culmina con la llegada de las luminosas escenas blancas y azules de las playas de su tierra.

    26 dic 2022 / 01:00
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    TEMAS
    Tema marcado como favorito
    Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.