Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 16 agosto 2022
18:05
h

Más que nunca es preciso fomentar la cultura de paz

UNA de las personas que más ha destacado en las últimas tres décadas por fomentar la cultura de paz en el mundo es Federico Mayor Zaragoza, además de ser uno de los políticos que ha contribuido a la transición española, ha tenido el privilegio de tratar a algunos de los líderes mundiales (Gandhi, Mandela, Gorbachov, etc.), es un ciudadano del mundo, cuya mayor preocupación es el SER HUMANO.

FMZ ha tenido una vida muy intensa y prolífica como investigador y docente, es un inconformista, que sigue solamente a su conciencia y a sus principios, lo que se ha puesto de manifiesto en sus responsabilidades institucionales y políticas, siempre intentando ayudar a la sociedad y al mundo a resolver sus problemas.

En su paso por la UNESCO (director 1987-1999), ha dejado huella profunda, defensor de las causas nobles y justas, vinieran de donde vinieran, siempre en la defensa del ser humano ante los intereses capitalistas de servir al mercado. FMZ: “Vivimos tiempos difíciles y convulsos, y es preciso pensar y pensar de que manera podemos afrontar mejor los problemas que tiene nuestro país en la actualidad, así como la situación a nivel mundial”.

A FMZ, su paso por Granada como catedrático y rector de la UG le dejó huella: “Andalucía es el arte de la amistad”. En 1956 visitó un centro para niños con enfermedades mentales que se habían podido evitar muchas de ellas, de ahí que unos años después pusiera en marcha un plan para prevenir muchos de esos males. Que importante en la vida es tener maestros con principios, con ideales y que formen a seres libres.

FMZ ha tenido una carrera meteórica: a los 24 años ya era doctor, a los 29 catedrático y a los 34 rector, primer consejero de Adolfo Suárez, ministro de Educación con Calvo Sotelo. Asistió en primera fila la transición política española. Ha sentido una gran admiración política por Suárez y Gorbachov, ya que según él han cambiado la historia de sus respectivos países (la transición española por una parte y la caída de la URSS y el telón de acero por otra, y eso quedará para la historia; además del fin del apartheid, la caída del muro de Berlín, la conclusión del conflicto de El Salvador y las primeras negociaciones en Guatemala, etc.

Para FMZ, Reagan y Thatcher lo cambiaron todo por culpa del G-6, G-8, aceptando un neoliberalismo guiado por unos pocos países, frente al sueño de unas naciones libres con voz y voto, como debería ser. FMZ
asevera que, en la actualidad, vivimos engañados, en una pseudodemocracia, don-de el poder ejecutivo manda sobre el legislativo y el judicial. A FMZ como ciudadano del mundo le preocupan los problemas globales de la Humanidad, estando en el centro el ser humano, las desigualdades sociales, que se invierta tanto en armamento nuclear y a la vez mueran tantas personas por carencias de todo tipo, y no se respete la dignidad de los seres humanos; en este sentido, es preciso crear una conciencia social, lo que pasa en el mundo nos concierne, es responsabilidad de todos.

Para FMZ los radicalismos nunca son buenos, vengan de donde vengan. FMZ cree en las utopías: le gustaría refundar la ONU, añadiendo un comité medioambiental y otro socioeconómico, y una asamblea general con una mitad compuesta por los estados y la otra mitad compuesta por empresas, instituciones, ciudadanía, sociedad civil, etc.

FMZ, que actualmente preside la Fundación Cultura de Paz, insiste en que hay que seguir luchando por defender los valores éticos, que sean los pueblos los que manden. Para FMZ: “las mortajas no tienen bolsillos ... no se lleva nadie la riqueza al otro mundo, al menos aportar algo en vida a los demás, a la sociedad, ...”.

28 jun 2022 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito