Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 08 febrero 2023
06:07
h

Natalia de Santiago: regando tu dinero

    NO suelo entrevistar a economistas porque no sé de economía, ni palabra, pero esta vez entrevisté a Natalia de Santiago, aunque ella tampoco es economista, sino ingeniera. Estaba en Alemania, pero no hay distancias. Fue muy divertido, porque Natalia es divertida y con alma de contable (lo dice en el libro). El libro se titula Invierte con poco (Planeta) y en la portada sale una regadera regando una planta de la florecen euros. Vamos, un sueño.

    El libro es entretenido y didáctico, enseña a invertir y a confiar en que tu dinero crecerá. De vez en cuando coloca unas frases lapidarias bajo el título: Grábatelo a fuego. Por ejemplo: “Nunca inviertas en nada que no entiendas”. Ya sabes: grábatelo a fuego. O bien: “Eso de que la vivienda sube siempre es un mito que conviene desmontar cuanto antes”. Grábatelo a fuego. O bien: “Invierte sólo cantidades que te gastarías en ocio sin pestañear”. Y así. De hecho, llevo un rato grabándomelo todo a fuego.

    Natalia de Santiago viene a decir que todos acabaremos invirtiendo, igual que aquel otro, quien fuera, decía “vamos a morir todos”. O ahorras o inviertes. Y si ahorras, invierte. Pero sólo lo ahorrado. Seguramente estoy simplificando, pero creo que la cosa funciona así. “Antes de invertir, hay que ser capaz de ahorrar al menos un diez por ciento de los ingresos netos”, dice, por ejemplo. Y le pregunto si se puede ahorrar con esta inflación. Con esta crisis energética. Con esta cesta de la compra. Con esta factura de la luz.

    Natalia de Santiago es inasequible al desaliento: “ahorrar no es tanto una cuestión de cantidades como de tiempo. El tiempo es fundamental en la economía”. Y entonces me habla de la frugalidad y paciencia de Warren Buffett, que por lo visto es quien mejor lo ha hecho en este campo de las inversiones. “Tiene más de ochenta años y lleva invirtiendo, según él, desde los siete. Ahí está el ejemplo. Suele decir que momentos como este, con los mercados caídos, con tanta incertidumbre, son precisamente los que elige el buen inversor”.

    En Invierte con poco se nos habla todo el rato de las pensiones. Es una obsesión, porque, dice Natalia, cada vez es más difícil mantenerlas, necesitamos para ello más jóvenes trabajando, mejores empleos. “Yo animo a ahorrar en lo gris. En los gastos que no aportan”, me dice. “Los tipos de interés están tan bajos que lo garantizado no da nada. Eso es lo que pasa. Lo cual nos empuja a pasar de ahorrador a inversor. Puede que los tipos suban pronto y haya opciones de ahorro atractivas, pero, de momento, me temo que sólo un cierto riesgo puede darnos beneficios. Ese riesgo sólo puede tomarse diversificando. Y, de otra forma, invirtiendo a largo plazo: así se evitan situaciones coyunturales, como pasa ahora con [la guerra en] Ucrania”, explica.

    Natalia de Santiago está atenta a los cambios geoestratégicos. “Hay una nueva idea sobre la globalización y la deslocalización, se empieza a primar, en algunos casos, lo más cercano”. Ella está especializada en al impacto económico del cambio climático. Hablamos de ese otro universo, el de las criptomonedas: “en ellas hay muchas oportunidades, pero también muchos riesgos, como en todo lo que empieza”. Hablamos, incluso, de Elon Musk. “Es mi némesis”, me dice, riendo. “No le puedo quitar méritos..., pero creo que ya ha despegado de la Tierra”.

    26 may 2022 / 01:00
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito