Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 30 noviembre 2022
02:00
h

Objetivo, salvar el planeta

    GLASGOW acoge la Cumbre del Clima, una cita ineludible de los líderes mundiales. Con ella se abre una gran oportunidad para cumplir con lo acordado en la Cumbre de París de 2015: evitar que la temperatura del planeta suba más de 1,5 grados centígrados respecto a niveles preindustriales y alcanzar la neutralidad climática en carbono en 2050.

    Y es que no se trata sólo de enfrentar la urgente emergencia climática y reafirmar objetivos globales, sino también de avanzar en fortalecer los planes nacionales y elevar las ayudas de los principales potencias a los países en vías de desarrollo. Todas ellas medidas ambiciosas que deben afrontarse desde ahora mismo. La prioridad es salvar el planeta.

    Coordinar y estrechar la colaboración para proteger al planeta es el mayor de los desafíos que tenemos como humanidad. No vale mirar hacia otro lado, todas y todos tenemos que involucrarnos para reforzar la acción contra el cambio climático. Esto es lo que se está poniendo de relieve en esta Cumbre, que debería servir para tomar decisiones drásticas y transcendentes.

    Avanzar en políticas concretas de mitigación y adaptación del cambio climático, intensificar la acción climática y ser ambiciosos en las metas ya establecidas en la Cumbre de París son objetivos acertados para frenar las graves consecuencias del calentamiento global.

    Pero también hacer frente a esta tragedia requiere impulsar políticas de información, formación y divulgación a consumidores, instituciones civiles, inversores y sociedad en su conjunto. Este es un esfuerzo que nos interpela a todos y todas. Y no hay duda de que la acción política de todos los gobiernos determinará el éxito.

    Desde la Unión Europea se está abanderando este proceso: el Pacto Verde Europeo y recursos financieros sin precedentes, a través Plan de Recuperación de los fondos Next-Generation UE para liderar la transición verde.

    Y en la misma línea, España se está convirtiendo en un referente en avanzar en transición ecológica. De hecho, el compromiso del Gobierno de España es firme en su apuesta por la transición verde. Y no sólo se trata de reducir emisiones, en especial, de metano y abandonar combustibles fósiles, si no de crear marcos adecuados de políticas de adaptación, como el Plan Nacional 2030, y, sobre todo, respaldar con recursos el cumplimiento de objetivos de neutralidad climática: movilizar un 50% de financiación respecto el compromiso actual para actuar contra el cambio climático y destinar 1.350 millones de euros anuales a partir de 2025.

    El Gobierno, consciente de ello, se ha implicado con decisión en dotar a España de la primera Ley de Cambio Climático y Transición Energética y su compromiso firme de que cerca de 30.000 millones de euros en los próximos tres años se movilicen para impulsar la transición ecológica.

    En definitiva, avanzar en transición energética es clave para contribuir a la transformación y modernización económica, social y medioambiental de España. Una oportunidad única para impulsar un nuevo modelo de país, con una estrategia que no deje a nadie atrás y evite que los nuevos modelos productivos generen desigualdades sociales.

    Un cambio de paradigma, que signifique más y mejor cuidado medioambiental, más y mejor crecimiento sostenido, sostenible e inclusivo y creación de empleo. Hagámoslo posible: nuestra responsabilidad facilitar y acelerar esta transición verde. Construir un mejor futuro para todos y todas.

    13 nov 2021 / 01:00
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    TEMAS
    Tema marcado como favorito
    Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.