Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 25 octubre 2021
21:33
h

Ojo al dato

    EN 2.020 la economía mundial cayó un 3,2 por ciento. La caída se hizo notar, y mucho, en los países de Latinoamérica y del Caribe, resistiendo mejor los emergentes, los de Oriente Medio y los de Asia Central. Más cerca, entre las economías de la Zona Euro, destaca la caída del Reino Unido, con un decrecimiento del 9,8 %. La caída de Italia, con un decrecimiento del 8,9 %. Y, por supuesto, la caída de España, con un decrecimiento del 10,8 %.

    Ahora, en 2021 y según las previsiones que acaba de realizar el Fondo Monetario Internacional, se prevé que la economía mundial crezca un 6 %. Que las economías avanzadas crezcan en torno al 5,6 %. Que las economías de los países emergentes crezcan en torno al 6,3 %. Que las economías de Latinoamérica y el Caribe crezcan alrededor del 5,8 %. Y que las economías de Oriente Medio y Asia Central crezcan del orden del 4 %.

    Y en ese contexto, se prevé que España crezca en torno al 6,2 % en 2021 y al 5,8 % en 2022. ¡Vamos a crecer! De eso no hay duda. Y nuestro crecimiento va a ser de los mayores de la Zona Euro y de las economías avanzadas. Pero no debemos olvidar que venimos de un decrecimiento del 10,8 % en 2020. Y es que aquí somos siempre de quedarnos con las cifras que más nos interesan...

    La vacuna contra el COVID, el ritmo de vacunación y la llegada de los fondos europeos Next Generation parecen un trampolín importante para impulsar nuestra economía en el próximo bienio. Y la inercia se verá reforzada por el ahorro acumulado de los hogares durante las épocas de confinamiento y restricciones impuestas en sectores tan trascendentales para nuestra economía como el ocio, la cultura y el turismo. Pero el crecimiento será desigual en todo el mundo. Y eso también se hará notar.

    Según estima el Fondo Monetario Internacional, la recuperación se retrasará en la mitad del Planeta, pues muchos países todavía necesitan muchísimos recursos para combatir el COVID y, posteriormente, recuperar las sendas de crecimiento que venían describiendo en la época pre pandémica. Así que, en este escenario de crecimiento enormemente desigual, países como el nuestro, muy orientados a los servicios y a la atracción del turismo extranjero, todavía pueden sufrir en un horizonte a medio plazo.

    Un cuidado y una vigilancia especial tenemos que tener con la inflación, evitando realizar ajustes artificiales y tomando medidas preventivas que mantengan los precios en términos soportables y naturales. Porque crecer está bien. Pero ni vale todo, ni a cualquier precio, ni de cualquier manera. Mucho cuidado con los datos.

    29 jul 2021 / 01:00
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito