Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 15 abril 2021
10:17
h

Presos en campaña

    El Govern catalán, integrado por JxCAT y ERC ha respondido al efecto Illa con el efecto presos después de que los responsables de la administración de las cárceles catalanas hayan decidido volver a conceder el tercer grado penitenciario a los presos condenados por el procés independentista, por lo que estarán en la calle el primer día de la campaña electoral catalana que comienza hoy.

    Los políticos presos del procés son el icono del independentismo, la única argamasa que une a los dos principales partidos soberanistas y, si cabe, el último recurso que les queda para mantener vivo el desafío al Estado ahora que las nuevas elecciones pueden deparar un nuevo escenario, en el que se abandone el ensoñamiento de la independencia unilateral.

    La decisión puede ser recurrida por la fiscalía y finalmente será nuevamente el tribunal sentenciador quien determine su futuro. Si como ocurrió hace seis meses un juez de vigilancia penitenciaria deja en cuarentena la decisión del Govern catalán, hasta que se produzca la decisión definitiva del Tribunal Supremo, los partidos independentistas tendrán hecha la mitad de la campaña sobre la tradicional base del victimismo y la supuesta represión que aplica el Gobierno a los soberanistas catalanes.

    La nueva situación de semilibertad –con todos los pronunciamientos a favor sobre la reinserción– y más si se confirma, daría aire al Gobierno para dilatar los indultos. Unos indultos que los más interesados en ligar el futuro del Gobierno a la alianza con los independentistas catalanes pronosticaban que se habrían concedido antes de la celebración de las elecciones autonómicas. No ha sido así.

    Que todo vale en campaña para minar las expectativas del adversario a batir ha tenido un nuevo ejemplo en la decisión de ERC de retirarle el apoyo al Ejecutivo en la votación del real decreto ley que regula la aplicación de las ayudas de 140.000 millones de euros procedentes del fondo de recuperación europeo.

    El partido de Oriol Junqueras ha puesto en un brete al Gobierno, y no ha tenido ningún problema en unir sus votos a los del PP y Ciudadanos, eso sí, sacando a relucir sus posiciones más izquierdistas.

    29 ene 2021 / 00:00
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito