Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 23 enero 2021
22:25
h

¡Qué pena nos dais!

    EL pueblo español ha arrostrado siempre las situaciones comprometidas con denuedo, solidaridad, con una resignada actitud aderezada con dinamismo y eficacia; con una fortaleza que se impone a los lamentos estériles; con imaginación y hasta alegría. Y también lo está haciendo ahora.

    Quienes no están a la altura de las circunstancias son algunos miembros del Gobierno. Porque reaccionan con malos modos ante las críticas que les vienen incluso de quienes siempre les han apoyado. Porque sus errores, continuas rectificaciones, cambios de criterio, farragosas e increíbles justificaciones para explicar algunas actuaciones, se prestan, obviamente, a las protestas e, incluso, a la chunga.

    Añadamos las infantiloides explicaciones de algunos ministros en sus comparecencias. La señora Calvo y su teoría sobre la línea recta entre determinadas ciudades para explicar la llegada del virus a ellas; la señora Ribera y su ocurrencia del “oeste”, para demostrar por qué Portugal ha resultado menos afectada que España; la señora Díaz y su trabalenguas sobre los ERTE; el señor Garzón y su clase magistral sobre la nula importancia del turismo; señor Illa, que cada día dice lo contrario del día anterior y, naturalmente, alguna vez acierta; ahí quedan sus absurdas explicaciones sobre las cifras de fallecidos. ¡El señor Marlasca, que embrolla la destitución de altos cargos de la Guardia Civil!

    Esta semana la gota que ha colmado el vaso han sido los ¿debates? en el Congreso y en su Comisión para la reconstrucción: actitud chulesca (“señora marquesa” y “cierre usted la puerta”), el recuerdo al padre del adversario (“usted es hijo de un terrorista”), escamoteo de pactos, contradicciones constantes y falta de gallardía para mantener compromisos (“no pactaré con Bildu”), atribución a algunos diputados de su supuesto gusto por el delito (“a Vox le gustaría dar un golpe de Estado” y “Vox lleva semanas llamando a la insubordinación del ejército”)... y el señor Patxi López, en una actitud pasiva, falta de autoridad y personalidad.

    ¿Estos personajes van a reconstruir algo?; que Dios nos coja confesados.

    06 jun 2020 / 00:20
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    TEMAS
    Tema marcado como favorito
    Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.