Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 25 junio 2022
22:00
h

Apoyan los portugueses el órdago de Costa de romper la geringonça

Los socialistas se acercan a la mayoría absoluta y sus exsocios por la izquierda se desploman // Decepcionan los conservadores y la ultraderecha es tercera fuerza

El órdago que lanzó en Portugal el exprimer ministro en funciones, António Costa, rompiendo el gobierno tras las exigencias de sus exsocios del llamado geringonça, Bloco de esquerdas y comunistas, contaba con el respaldo de una buena parte de sus conciudadanos y lo demostraron en las elecciones de este domingo en las que los socialistas refuerzan su poder después de cosechar una clara victoria en las elecciones legislativas de este domingo, con un resultado mejor que el de 2019 y que les deja cerca de la mayoría absoluta.

El Partido Socialista (PS) obtendría el 42 % de los votos, por encima del 36 % de 2019, según los resultados provisionales cuando se ha avanzado más de la mitad de escrutinio.

Una victoria muy por encima de lo que auguraban los sondeos al cierre de campaña, que incluso apuntaban a un empate técnico entre Costa y el líder de la oposición conservadora, Rui Rio (PSD, centroderecha), y que además deja a los socialistas cerca de la mayoría absoluta.

“Pasados dos años (de las últimas elecciones), estamos ante el segundo refuerzo del PS”, dijo Costa tras conocerse las primeras proyecciones, “señal de que los portugueses quieren que el PS gobierne”.

¿Mayoría absoluta? Con escrutinio por delante, Costa mantiene la cautela: es un “escenario extremo”, que no es “previsible”.

En 2019, el PS obtuvo 108 de los 230 diputados del Parlamento y se quedó a ocho de la mayoría absoluta. Costa decidió prescindir del apoyo de la geringonça que le sostuvo en su primera legislaturay gobernar en minoría negociando medida a medida.

La estrategia hizo aguas dos años después, cuando sus antiguos socios de izquierda votaron en contra del Presupuesto para 2022 de los socialistas y le dejaron solo, pero ahora Costa ha sacado rédito de ese fracaso.

El adelanto electoral ha permitido a los socialistas reforzar su presencia en el hemiciclo mientras que los minoritarios de la geringonça pierden votos. El Bloco asumió su “derrota” y, en una primera reacción, consideró que la “bipolarización forzada” por los socialistas en las últimas semanas “tuvo éxito para crear un voto útil a la izquierda”, según su líder parlamentario, Pedro Filipe Soares.

LOS CONSERVADORES, LA DECEPCIÓN. Al otro lado del hemiciclo, caras largas para el PSD de Rui Rio, que tras la euforia del final de campaña con la remontada que auguraban las encuestas se quedará finalmente en torno al 30 % de los sufragios.

Un resultado por encima del de 2019 (27,76 %) pero que aun así no sirve para respaldar a Rio, muy cuestionado durante sus cuatro años como líder de la oposición y que había recibido oxígeno en las municipales con el llamado “efecto Lisboa”. Entonces le arrebataron el Ayuntamiento de la capital a los socialistas en contra de lo que anticipaban todos los sondeos.

Esta vez ha sido al revés: los sondeos sobrestimaron sus resultados y el “efecto Portugal” ha golpeado al PSD.

El gran triunfador a ese lado del espectro político está en el extremo: el ultraderechista Chega, con el 1,29 % de los votos en 2019 y un diputado, escala hasta convertirse en tercera fuerza, con más del 7,5 %. “Hoy podíamos estar felices con el crecimiento de Chega, y lo estamos, porque la gente ha entendido el mensaje”, dijo el líder del partido, André Ventura, a su llegada al “cuartel general” desde donde acompañan los resultados.

PEDRO SÁNCHEZ
“Juntos seguiremos impulsando”

Pedro Sánchez ha felicitado al primer ministro portugués, António Costa, por su victoria en las elecciones, a quien ha emplazado a seguir impulsando “una respuesta socialista” a los retos que comparten.

En un mensaje en Twitter tras conocerse los resultados, Sánchez ha dicho: “Parabéns, querido António Costa, por tu victoria. Portugal ha apostado una vez más por un proyecto socialdemócrata que aúne crecimiento y justicia social”. “Juntos seguiremos impulsando en nuestros países y en Europa una respuesta socialista a los retos que compartimos”, añadió.

Votar en un país con miedo al coronavirus y a la abstención

Al fantasma de la abstención que planea sobre las elecciones en Portugal desde hace décadas se sumó este domingo el récord de contagios que deja la pandemia. Pero hay portugueses a los que les puede más el miedo a no decidir el futuro de su país que al virus: “El voto es sagrado”.

Las palabras son de Manuela, una lisboeta que ha acudido a votar a primera hora en un colegio electoral abierto en la Universidad Autónoma de Lisboa y a la que “nunca” se le pasó por la cabeza quedarse en casa.

“Si hay elecciones es para votar, no es para después decir que no queremos esto o aquello. Somos responsables por lo que pasa”, sostiene en declaraciones a EFE.

Lo que se decide hoy son los diputados de la próxima Asamblea de la República y de la que saldrá el futuro Gobierno, en un momento determinante para Portugal, todavía en pandemia y con la recuperación económica y social por delante.

A pesar de ello, la abstención, que en las últimas citas electorales osciló entre el 45% y el 60%, será elevada, auguran los expertos.

“Esta vez la abstención va a ser mayor... No hay casi nadie aquí”, comentan Maria Lourdes y Maria Filomena tras depositar su voto en el mismo colegio. Ambas tienen ya una edad considerada de riesgo frente a la pandemia, pero afirman sentirse “seguras”.

Todo está preparado para que el temor al contagio no aleje a los portugueses de las urnas, desde las indicaciones para mantener la distancia hasta el desinfectante y las mascarillas quirúrgicas para los despistados que no saben que no se permiten de tela.

“La votación se está desarrollando dentro de la normalidad. Están creadas las condiciones de seguridad para que la gente ejerza su voto”, asegura Vasco, presidente de una de las mesas.

Las medidas son una dificultad añadida para algunos. “Se me empañan las gafas con la mascarilla y no leo bien la papeleta”, comenta un elector de edad avanzada mientras intenta poner la cruz en el partido escogido. En esta mesa había 100 votos registrados dos horas después de la apertura, aunque la mitad respondían a la jornada anticipada realizada hace una semana. “Hasta esta hora estamos con buena afluencia, pero puede ser también que los anticipados hayan sido una ayuda”, señala Vasco.

Entre quienes optaron por anticipar su voto estuvo el líder socialista, António Costa.

30 ene 2022 / 23:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.