Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 24 junio 2021
11:41
h

Dudas en los votantes por el futuro de EE. UU. y su próximo dirigente

Gallegos en USA y estadounidenses en Galicia señalan que los votos por correo son decisivos para saber quien logrará la victoria // El proceso podría tardar semanas

Los comicios en Estados Unidos nunca han sido tranquilos y este año no iba a ser la excepción. Hasta última hora del día de ayer todo estaba muy apretado entre Joe Biden y Donald Trump y tanto los adeptos republicanos como los demócratas coincidían en que el voto por correo, que probablemente no se conozca hasta dentro de una semana, será el que decante el resultado final.

Trump animó durante toda la campaña a sus electores a acercarse a las urnas de manera presencial, mientras Biden apostó más por el voto por correo, de forma que se puede entender que el 90% de los votantes de Trump ya lo han hecho, pero los de Biden aún quedan por determinarse. A esto hay que sumar que la mayoría de estados que al final de la jornada del miércoles todavía no finalizaran su escrutinio (Alaska, Georgia, Carolina del Norte, Pensilvania, Míchigan y Nevada) son de inclinación republicana, históricamente.

INCREDULIDAD EN NUEVA JERSEY. Así lo explica Anselmo Millán, gallego que forma parte del gobierno regional de la ciudad de Newark (Nueva Jersey). “En este momento no se puede decir quién es el que ha ganado”, insiste el concejal, ya que, “en la mayoría de estados, los delegados votan al candidato al que apoya el voto popular mayoritario, pero no siempre es así, como se vió en el caso de Hillary Clinton que, aunque tenía el voto popular, no tuvo el apoyo de los delegados”. Eso sucede porque “en algunos está tan arraigado el voto republicano que es difícil volverlo demócrata, y viceversa”.

Con todo, asegura que “Trump sabe que lo tiene difícil”, por eso “ya ha amenazado con ir a la Suprema Corte de mano de sus 400 abogados, lugar donde muchos de los jueces son republicanos y le apoyarán”. Anselmo quiere que gane Biden, porque “la vida tiene más valor que el dinero” y, “como emigrante español, me interesa que se vuelva a reactivar la relación comercial con España”.

PREPARADOS PARA LA IMPUGNACIÓN EN NUEVA YORK. Por su parte, Salvador Monteagudo, residente en la villa de New Rochelle (Nueva York), coincide en que “no se sabe nada, pero Biden no es gran favorito”, ya que, “en los estados que aún faltan por escrutar lleva Trump la ventaja”. Afirma que “la indecisión era esperable, porque hubo más voto por correo que nunca”.

Y, aunque “me alegraría la victoria de Trump, mi rutina no va a cambiar gane quién gane”. Asimismo, destaca que “habrá impugnación de resultados salga el que salga y debemos estar preparados para ello, ya que se está hablando mucho de que el voto por correo puede estar manipulado”, en el sentido de que “están llamando a votos que no son válidos para notificar en qué se han equivocado y corregirlo”, asevera.

OPTIMISMO EN A CORUÑA. Desde la ciudad herculina, Noah Chichester, un estadounidense que trabaja como auxiliar de conversación en la Escuela Oficial de Idiomas de A Coruña, llama a la tranquilidad en el recuento de los sufragios: “Los votos por correo cuentan como nunca”.

“Es lo más importante”, indica el neoyorkino, nativo de Potsdam, recordando que todas esas papeletas “no se van a contabilizar hasta la noche, mañana o el viernes” y que “incluso en algunos estados puede llevar semanas” su computación.

Aun así, el americano no da crédito al recuento momentáneo que otorga 238 votos populares al demócrata y otros 213 al republicano. “Me parece alucinante que en ningún estado, hasta ahora, hayan cambiado de opinión a pesar de que los medios estaban diciendo que la gente estaba harta de Trump” o “que no era capaz de manejar la pandemia”.

Sin embargo, el auxiliar de conversación es optimista, confiando en que Joe Biden todavía tiene esperanza. Ella depende, según sus declaraciones, de los ciudadanos que eligieron a distancia el rumbo que tomará en estas elecciones el país.

Muchos “corresponden a Michigan, Wisconsin o Pensilvania, indica Noah, refiriéndose a los estados donde se está disputando actualmente la presidencia . En este sentido, Chichester se vio “bastante sorprendido” por el triunfo en Florida del máximo mandatario yankee.

ANGUSTIA EN CULLEREDO. Julianne Weiss, lectora de inglés en un instituto de Culleredo, está siguiendo todas las novedades de los comicios desde su móvil. “Sigo los resultados por la app del The New York Times”, confiesa la joven, natural de Boca Ratón, que tras cada clase echa un vistazo a las noticias para comprobar lo que está ocurriendo.

“Estoy muy nerviosa porque creo que Trump ganará”, reconoce Julie en relación a las últimas previsiones, destacando que no tiene “mucha esperanza” por los estados en los que todavía faltan votos por contabilizar. Pese a ello, donde haya diferencias muy pequeñas es posible que cambien los resultados”.

Con relación a Florida, la norteamericana asegura estar “muy decepcionada”, pero “no sorprendida”, ya que salvo en ciudades como Miami, Jacksonville o Tampa, por ejemplo, el resto del territorio “es campo y hay mucha gente conservadora” que suelen decantarse por el partido republicano. “En mi opinión es terrible, pero es lo que hay” manifiesta Weiss, con cierta resignación.

“Ojalá que Biden gane” apunta la estadounidense, quien al igual que Noah señala con incertidumbre que no se conocerán “los resultados actuales hasta días”. Asimismo, Julianne destaca no tener confianza en estados como Georgia, Pensilvania o Carolina del Norte: “Fui optimista en 2016 y me equivoqué”.

  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito