Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 18 octubre 2021
21:40
h

Grecia continúa luchando en distintos frentes contra incendios descontrolados

Dos trabajadores forestales fallecen en Bulgaria cuando participaban en la extinción de los fuegos declarados en este país

Los incendios que se están declarando desde hace días en Grecia en medio de la peor ola de calor de los últimos cuarenta años siguen sin dar tregua al país ya que, del más de un centenar de fuegos que se han producido en tan solo 24 horas, tres siguen fuera de control.

El más preocupante en estos momentos es el incendio de la isla de Eubea, que entró hoy en su tercer día de actividad sin que los bomberos hayan podido controlarlo por ahora.

Según informaron esta mañana las autoridades locales, durante la noche fueron evacuados otros tres pueblos que se suman a la decena desalojada desde el martes.

El viceministro de Protección Ciudadana, Nikos Jardaliás, afirmó el miércoles por la noche que las evacuaciones se están realizando sistemáticamente de forma preventiva y gracias al sistema de alerta por mensaje telefónico que reciben todos los ciudadanos en las zonas en peligro a través del numero 112.

Este sistema, estrenado durante la pandemia de covid, se ha convertido en el "aliado" de la batalla contra el fuego, señaló Jardaliás, lo que se ha reflejado en el hecho de que hasta ahora no haya que lamentar víctimas a pesar de la magnitud de los incendios.

La lucha contra el fuego en la isla de Eubea está siendo especialmente difícil porque los medios aéreos tienen que interrumpir sus tareas de extinción debido a la intensidad de humo que impide la visibilidad a los pilotos.

Según una primera evaluación de las autoridades municipales, el fuego ha destruido en esta isla 150 viviendas y más de 2.000 hectáreas.

Grave es la situación también en la zona que rodea el sitio arqueológico de la antigua Olimpia, si bien en este caso no hay vidas en peligro, según señalaron fuentes del municipio a los medios locales.

Otro gran incendio que todavía sigue fuera de control abarca una amplia zona de Mesenia, una unidad periférica del Peloponeso, la península que junto al norte de Atenas está siendo por ahora la más afectada por el fuego.

Cientos de bomberos y voluntarios, así como decenas de medios terrestres y aéreos, están desplegados estos días por toda la geografía griega, lo que ha llevado a Grecia al límite de sus capacidades y a solicitar ayuda europea a través del mecanismo de emergencia.

Hasta ahora han respondido positivamente Suecia y Chipre, y de este último país han llegado ya los primeros 40 bomberos, que están asistiendo a las tareas de extinción en el suburbio de Atenas Varimbombi, donde los efectivos ya solo se centran en evitar un resurgimiento del fuego.

El Consejo de Ministros se reúne hoy para aprobar las primeras medidas de ayuda inmediata a los afectados por este incendio, en el que han quedado dañadas seriamente cerca de 80 viviendas.

DOS MUERTOS EN BULGARIA

Dos trabajadores forestales que participaban en la extinción de incendios en Bulgaria han muerto en las últimas 24 horas, al tiempo que se han declarado 187 nuevos focos en medio de una ola de calor extremo, informaron a Efe fuentes del Ministerio del Interior.

Las dos víctimas mortales y un tercer trabajador que sufrió quemaduras en el 10 % de su cuerpo trabajaban en labores de extinción de un pequeño incendio en la localidad de Petrovo, a 160 kilómetros de Sofia, cuando un súbito cambio en la dirección del viento hizo que quedaran rodeados por las llamas.

Los dos fallecidos, de 34 y 48 años, murieron asfixiados por el humo y los servicios de rescate no pudieron ayudarles.

El calor extremo de más de 40 grados y la sequedad han disparado los incendios, el más grave ha sido uno causado por la chispa de un vehículo agrícola en el centro del país, que ha calcinado ya cien hectáreas de bosque de pino y ha quemado seis viviendas que fueron previamente evacuadas.

Pese a los numerosos focos, el tamaño menor de los fuegos ha permitido que la mayoría de ellos se extinguieran con rapidez con la intervención de los bomberos apoyados por el ejército y un helicóptero cisterna.

Bulgaria, azotada por una ola de calor extremo desde principios de esta semana con temperaturas de hasta 43 grados, ha perdido 2.000 hectáreas de arbustos y bosque por el fuego.

Para hoy se ha declarado un código naranja en casi todo el país debido a temperaturas de hasta 38 grados, lo que complica los esfuerzos de los bomberos, ayudados en varias zonas por militares.

Según el Ministerio de Interior, los datos de los satélites muestran que casi toda la zona central y suroeste está en riesgo extremo de incendios hasta el 15 de agosto.

ATENAS/SOFÍA. EFE

05 ago 2021 / 10:43
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.