Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 23 mayo 2024
20:39
h

Rusia utiliza el bloqueo de cereales ucranianos para conseguir que se suavicen las sanciones

La UE se encuentra entre la espada y la pared: una crisis alimentaria sin parangón o dar marcha atrás en sus decisiones // Turquía ya apuesta por relajar las medidas económicas y se ofrece a escoltar barcos hacia Europa

Vladimir Putin no carece de inteligencia. Aunque las cosas en la guerra de Ucrania no le han salido, desde luego, como deseaba, sabe cómo lograr que la situación actual en el Donbás, sin avances significativos, se desbloquee. ¿Cómo? Con mayor armamento que contraataque al enviado por las potencias occidentales a Ucrania. Y para ello hace falta financiación, algo que, tras las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la UE, escasea. De modo que está claro cuál debe ser el siguiente paso: conseguir dar marcha atrás en las sanciones. Al tiempo que hacerse amo y señor del producto más demandado de Ucrania en el mundo: el cereal.

En estos momentos, el régimen de Putin podría lograr matar dos pájaros de un tiro. Ya está vendiendo la cosecha de cereal de las regiones capturadas a zonas afines al Kremlin, dejando sin suministros a los países del norte de África, donde comienzan las hambrunas, y encareciendo el precio del producto en los europeos, desestabilizando así su economía. Pero, si desde occidente están dispuestos a dar marcha atrás en las sanciones impuestas, asegura que retomará las rutas comerciales del cereal con Europa. Dinero y más dinero para la maquinaria militar.

Así las cosas, este miércoles Rusia ya dejó entreabierta la puerta a que el cereal ucraniano pueda ser sacado desde los puertos del país. El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, aseguró que su país está dispuesto a dar garantías formales de que no atacará los puertos que Kiev accede a desminar para la exportación de cereal. “Estamos dispuestos a formalizar (esta garantía) de una forma u otra”, dijo tras reunirse con su homólogo turco, uno de los que ya ha girado la batuta en la dirección de suavizar las sanciones impuestas.

El jefe de la diplomacia rusa señaló que estas garantías las apoya el presidente ruso, Vladímir Putin, quien fue, precisamente, el primero en expresarlas hace unos días. “El presidente Putin ya dijo públicamente que nosotros garantizamos la seguridad de estas rutas y garantizamos que, en caso de que Ucrania acceda a desminar los puertos y dejar salir a los barcos, nosotros no aprovecharemos esta situación en el marco de la operación militar especial que está en marcha, zanjó.

EL HAMBRE COMO ARMA ‘INFALIBLE’. Mientras tanto, en Europa, los presidentes de la Comisión Europea y del Consejo Europeo coincidían ayer en que la seguridad alimentaria está siendo ahora una de las armas del régimen de Putin en su invasión de Ucrania, mediante, por ejemplo, el bombardeo de Rusia a los almacenes de grano y su bloqueo a los puertos.

“Los alimentos se han convertido en parte del arsenal de terror del Kremlin. Solo así se puede describir el bombardeo de Rusia a las instalaciones de almacenamiento de grano y su bloqueo y en algunos casos robo en los puertos ucranianos de unas 20 millones de toneladas de grano actualmente atrapadas en Ucrania”, advirtió la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, ante el Parlamento Europeo.

Estos 20 millones de toneladas bloqueadas en Ucrania, entre otros factores, “están perturbando la seguridad alimentaria mundial, haciendo subir los precios y provocando una hambruna mundial”, advirtió Michel, que aseguró que esta es una crisis que es ya “un asunto de todos”, no solo de unos pocos.

PUTIN DISPUESTO A NEGOCIAR. Por su parte, Turquía ya ha dado a conocer, una vez más adelantándose al resto, su postura en el asunto. Se ofreció este miércoles a aplicar un plan internacional, que debería ser acordado con Moscú, Kiev y Naciones Unidas, para permitir las exportaciones de cereal no solo de Ucrania, sino también de Rusia.

“Hablamos de un mecanismo a desarrollar entre Naciones Unidas, Rusia, Ucrania y Turquía. Consideramos que Turquía podría aplicar ese plan”, dijo el ministro de Exteriores turco, Mevlüt Çavusoglu, tras reunirse con su homólogo ruso. Y pidió que, aparte del desminado de puertos por parte de Kiev, también se atienda a las condiciones que impone Rusia para el desbloqueo.

“(En Occidente) dicen que no hay embargo a los productos agrícolas rusos, pero esto no es suficiente. La seguridad de los barcos y el sector bancario tiene que quedar clara en ese mecanismo”, señaló. Así que Ankara se ofreció, a petición de Naciones Unidas, a escoltar a los barcos mercantes que transporten alimentos desde la costa ucraniana.

Ante esta propuesta, el ministro de Exteriores ruso, Lavrov, afirmó que “por nuestra parte no hay ningún impedimento para resolver este problemilla, nunca lo hubo. Y si las autoridades de Kiev han madurado lo suficiente para hacerlo, estaremos listos para colaborar”.

El Kremlin propone cuatro rutas para exportar el trigo

Madrid. Rusia propuso el martes cuatro rutas para exportar cereales desde Ucrania, tras el anuncio el lunes de un principio de acuerdo con la mediación de Turquía. Así, el país indicó que habilitaría como ruta principal los puertos de Berdiansk y Mariúpol. El presidente Vladimir Putin afirmó que está dispuesto a crear “la logística necesaria” y a garantizar el transporte de cereales desde estos puertos “sin ninguna condición previa”.

Asimismo, las autoridades rusas aseguraron que la seguridad de la navegación a través del mar Negro y del mar de Azov se encuentra entre sus posibles garantías y que los esfuerzos para retirar las minas de las aguas próximas a estos puertos “están prácticamente concluidos”.

Por otro lado, Rusia ha ofrecido la ruta del puerto de Odesa, controlada por Kiev, y ofrece el paso seguro de los barcos con la condición de que se retiren también las minas de las aguas circundantes. Putin aseguró que Rusia no aprovecharía la situación para organizar un hipotético ataque marítimo contra la ciudad de Odesa.

Asimismo, declaró la posibilidad de transportar cereales a través del río Danubio hacia puertos de Rumanía o por ferrocarril a Hungría, Rumanía, Polonia y Bielorrusia.

Por lo pronto, y sin esperar más, Rusia prevé sacar esta semana cereal ucraniano del puerto ocupado de Berdiansk, en el sur del país, una práctica que ha sido calificada por Kiev de saqueo y de ilegal. “Todo está listo para el envío. Lo más probable es que las primeras cargas sean nuestro grano, que en realidad es muy abundante, todos los silos están llenos, necesitamos vaciarlos para cargar la cosecha fresca, porque nuestra campaña de recolección comenzará en cuestión de semanas”, señaló uno de los miembros de la Administración Militar-Civil prorrusa de la región de Zaporiyia, Vladimir Rógov.

Rógov, que no dudó en llamar “nuestro” al cereal ucraniano, añadió que “el despacho de los primeros barcos está previsto para esta semana”. Estas mismas autoridades reconocieron que actualmente están enviando el cereal a Turquía y Oriente Medio. efe

09 jun 2022 / 00:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.