Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 23 mayo 2024
20:39
h

Tres días para abandonar Azovstal antes de que Rusia tome el control

Justo los que restan para el 9 de mayo, el Día de la Victoria, cuando los servicios de inteligencia ucranianos prevén que el Kremlin quiere celebrar su ‘triunfo’ en la asediada ciudad de Mariúpol

Azovstal sigue siendo el centro de todas las miradas a nivel internacional. Si bien es en el Donbás donde se está librando la batalla más sangrienta en estos momentos, Mariúpol preocupa especialmente, pues podría convertirse en un lugar simbólico para comenzar a construir ese corredor terrestre que una Rusia con la ocupada Crimea. Y el último reducto de resistencia ucraniana se encuentra, precisamente, en la acería. Si este cae, Rusia podrá cantar victoria.

Y qué mejor que hacerlo en el Día de la Victoria –que conmemora la caída de la Alemania nazi a manos de la Unión Soviética–, el próximo lunes 9 de mayo. Al menos eso es lo que prevén que pasará los servicios de inteligencia ucranianos, que tras ver los últimos movimientos para bloquear la planta por parte de las tropas rusas y alertar del desplazamiento de Sergey Kirienko, jefe adjunto de la Administración Presidencial Rusa y responsable de los asuntos internos del Kremlin, se temen lo peor para ese día.

Tres días faltan y tres días son los que precisamente han dado las fuerzas armadas rusas a los civiles para abandonar el territorio de Azovstal. Desde las 8.00 hasta las 18.00 horas, ayer, hoy y mañana se habrán dispuesto o se dispondrán corredores humanitarios amparados por un alto el fuego temporal.

“En ese periodo de tiempo, las tropas de las fuerzas armadas de Rusia y de la República Popular de Donetsk (ahora luchan juntas) cesarán todas sus operaciones de combate” y “las unidades se retirarán a una distancia segura”, dijo el Kremlin. Asimismo, señaló que los civiles que sean evacuados de las instalaciones de Azovstal podrán decidir si permanecer en Ucrania o bien ser trasladados a Rusia.

AGRADECIMIENTO A LOS ORGANISMOS INTERNACIONALES. En concreto, durante la jornada del miércoles logró evacuarse a otras 344 personas, según precisó la viceprimera ministra de Ucrania, Irina Vereshchuk. “Estos (civiles) son mujeres, niños y personas de más edad de Mariúpol, Mangusha, Berdyansk, Tokmaka y Vasylívki. Todos ellos ya han llegado a Zaporiyia. Otra pequeña victoria nuestra”, proclamó. Por su parte, el Comité Internacional de la Cruz Roja informó de una cifra similar, alrededor de 300 civiles. Todos ellos se suman a más del centenar que ya habían llegado el día anterior.

Según indicó en su cuenta de Twitter la coordinadora humanitaria de Naciones Unidas en Ucrania, Osnat Lubrani, muchas de esas personas llegaron únicamente con la ropa que vestían en el momento de ser evacuadas, por lo que la organización les dará apoyo. Un portavoz del CICR en la zona de llegada publicó unas breves imágenes en las que podían verse varios autobuses acompañados por vehículos todoterreno, supuestamente parte del convoy que llegó a Zaporiyia.

El alcalde de la ciudad de Mariúpol, Vadim Boichenko, alabó la labor de Zelenski y de la comunidad internacional en la “lucha conjunta para salvar a todos los residentes” de su localidad. Pero animó a no relajarse, porque “la evacuación debe seguir adelante mientras se impulsan los esfuerzos diplomáticos”.

TRES DÍAS DE ASALTO ACTIVO. El negociador ucraniano David Arajamia afirmó este mismo jueves que las tropas rusas siguen en el territorio de la acería, pese a que el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, sigue negando que se haya iniciado un asalto a la planta metalúrgica. “Los intentos de asaltar la planta continúan por segundo día. Las tropas rusas ya están en el territorio de Azovstal”, dijo, citando las palabras del comandante del Regimiento de Azov, pero sin proporcionar más detalles.

Peskov indicó este miércoles que, en vez de un ataque, el ejército ruso ha procedido a “bloquear” la zona, tal y como señaló también el ministro de Defensa, Sergei Shoigu, quien afirmó que se han producido “intentos de abrir fuego” en la zona por terceros. Por otro lado, las fuerzas armadas de Ucrania alertaron el miércoles por la tarde en su cuenta oficial de Facebook de que “continúan los bloqueos” y los intentos de destruir sus unidades en Azovstal. “En algunas áreas, con el apoyo de aviones, el enemigo ruso reanudó la ofensiva para tomar el control de la planta, pero no tiene éxito”, agregaron.

“Ya van tres días de asalto activo en el recinto de la planta”, indicó el subcomandante del Regimiento de Azov, Svyatoslav Palamar, que agregó que hay combates y “no hay régimen de silencio”, es decir, no hay un alto el fuego real. Y negó las acusaciones realizadas por Rusia en las que afirmaban que combatientes ucranianos presuntamente retenían a civiles como rehenes para canjearlos por alimento y medicina.

Mientras, un canal de televisión perteneciente al Ministerio de Defensa ruso informaba de que las tropas rusas martillan Azovstal con fuego de artillería de 152 milímetros y lanzaderas múltiples Grad, a fin de evitar que “los militares ucranianos salgan de las catacumbas”.

las cifras
500

civiles aproximadamente han sido evacuados ya de la región de Mariúpol, muchos de ellos de la metalúrgica de Azovstal. El martes lograron llegar a Zaporiyia unos 156, según las cifras aportadas por Ucrania, y el miércoles lo hicieron 344. Faltaría conocer las de este jueves. Según Kiev, entre las ruinas quedan unos 10.000 habitantes.

200

ciudadanos de Mariúpol quedarían todavía hacinados en la acería, entre ellos 30 niños. Según estima el alcalde de la castigada ciudad, Vadym Boychenko. Junto a ellos, más de medio millar de soldados que esperan una batalla que cada vez ven más próxima. Para muchos, el cerco de estos días ha supuesto ya el inicio de la misma.

121

personas de a pie han sido evacuadas de la acería con éxito. Así se lo comunicó el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, al secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, en una conversación telefónica para agradecerle los esfuerzos de la ONU. La primera parte de la evacuación ha concluido, pero habrá que seguir.

06 may 2022 / 00:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito