Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 03 junio 2024
15:30
h

Von der Leyen y Borrell prometen en Bucha que los responsables de la masacre responderán ante la justicia

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell, han prometido este viernes desde la localidad de Bucha (Ucrania) que los responsables de la matanza de más de 300 civiles rendirán cuentas por sus “atrocidades”. Antes del encuentro con el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, ambos dirigentes se han desplazado a esta ciudad a las afueras de Kiev, desde donde han asegurado que “los responsables de las atrocidades será llevados ante la justicia”. “En Bucha se destrozó nuestra humanidad”, ha asegurado la líder del Ejecutivo europeo en un mensaje tras la visita. “Vuestra lucha es nuestra lucha y estoy en Kiev hoy para decir que Europa está de vuestro lado”, ha añadido.

En la misma línea, en declaraciones a la llegada a Ucrania, el Alto Representante ha asegurado que “no puede haber impunidad”. “La UE está proveyendo de todo el apoyo técnico y financiero necesario para hacer justicia con las víctimas y asegurar que los responsables rinden cuentas”, ha asegurado en declaraciones al llegar a Kiev. En este sentido, ha recordado que la UE apoya los esfuerzos del Fiscal del Tribunal Penal Internacional (TPI) y de Naciones Unidas para establecer los hechos en la guerra de Ucrania.

La misión de asesoramiento de la UE en Ucrania también apoyará la actividad de la Fiscalía General ucraniana para recopilar pruebas de los crímenes de guerra, ha confirmado Borrell, que ha anunciado 7,5 millones de euros para un proyecto que ayude a recolectar información de personas desaparecidas. La localidad de Bucha saltó a la palestra tras conocerse la matanza de civiles por parte de las tropas rusas a finales de la semana pasada. El hallazgo de cadáveres se produjo una vez el Ejército ruso abandonó la zona para reorganizarse en el este de Ucrania. EUROPA PRESS
La presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, y el alto representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior y de Seguridad, Josep Borrell, llegaron este viernes a Kiev en una visita relámpago para conocer de primera mano la situación de la guerra sobre el terreno. Von der Layen y Borrell tienen previsto reunirse con el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski; con el primer ministro, Denys Shmyhal; además de mantener encuentros por separado con otros altos funcionarios del gobierno; a los que trasladarán un "mensaje de solidaridad" de la UE con el país tras la invasión rusa. También está previsto que visiten Bucha, ciudad al noroeste de Kiev liberada de tropas rusas hace una semana, donde están apareciendo cuerpos de cientos de civiles, algunos maniatados y con signos de tortura, en aparentes crímenes de guerra durante la ocupación rusa. Integra también la delegación el primer ministro de Eslovaquia, Eduard Heger, quien declinó por motivos de seguridad ir a la capital ucraniana el pasado 15 de marzo, asediada entonces por la artillería rusa, en el viaje que hicieron el primer ministro checo, Petr Fiala; su homólogo polaco, Mateusz Morawiecki; el jefe de Gobierno esloveno, Janez Jansa, y el líder del gubernamental partido polaco Ley y Justicia (PiS), Jaroslaw Kaczinsky.

Polonia, República Checa, Eslovenia y Eslovaquia son los países cercanos a Ucrania que han acogido la mayor parte de los cuatro millones de refugiados que han huido de la guerra, aunque algunos están comenzado a volver al oeste ucraniano al haberse concentrado la ofensiva rusa en la zona del Donbás. Heger adelantó ayer que propondrá a Zelenski facilitar la salida en tren del trigo ucraniano por territorio eslovaco para ayudar a combatir el alza de precios, a través del nudo logístico de Kosice, una ciudad eslovaca cerca de las fronteras Ucrania y Hungría.

El viaje coincide con la aprobación anoche en la UE del quinto paquete de sanciones contra Rusia por la invasión de Ucrania, que afecta por primera vez al sector energético al prohibir la importación de carbón ruso, además de incluir un embargo de armas hacia Rusia y vetar las exportaciones de alta tecnología a ese país. Las nuevas medidas incluyen además más sanciones contra "oligarcas, actores de propaganda rusa, miembros del aparato de seguridad y militar y entidades del sector industrial y tecnológico ligados a la agresión rusa contra Ucrania", indicó en Twitter la presidencia francesa de turno del Consejo de la UE, tras destacar que este "paquete tan sustancial amplía las sanciones contra Rusia a nuevos ámbitos". Desde que empezó la guerra, hace 44 días, los Veintisiete han apoyado a Ucrania con ayuda militar, financiera y humanitaria, además de los cinco paquetes de sanciones, cada vez más duras, para intentar asfixiar la economía que sustenta la maquinaria de guerra del Kremlin. EFE

08 abr 2022 / 13:51
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.