Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 24 junio 2021
03:03
h

Los ciberataques, un “acto de guerra” que Biden planteará al G7

Boris Johnson pide “no repetir ante la COVID los errores en la salida a la crisis del año 2008”

Los ciberataques de las últimas semanas en Estados Unidos lanzados desde Rusia han puesto en jaque a instituciones y sectores económicos vitales, lo que ha motivado al Pentágono a calificarlos de “actos de guerra” y al presidente estadounidense, Joe Biden, a traer este asunto a la cumbre del G7. Biden participa hasta el domingo en la cumbre del G7, que se desarrolla en Carbis Bay (Cornualles, suroeste del Reino Unido). Antes de viajar, su asesor de seguridad nacional, Jake Sullivan, adelantó que EE.UU. pretende que este encuentro suponga el comienzo de un “plan de acción” frente a los ciberataques. Para Washington, esa estrategia debería abordar una serie de puntos “esenciales”:

“El primero, cómo abordar la robustez y la resiliencia de nuestras defensas frente a los ataques con ‘ransomware’ de manera colectiva; el segundo, cómo compartir información sobre la naturaleza de la amenaza entre nuestras democracias; y el tercero, cómo tratar los retos que plantean las criptomonedas”, dijo Sullivan al comienzo de esta semana.

Biden quiere tocar ahora este tema en el G7, porque EE.UU. considera que es importante hablar con una sola voz frente a los países, como Rusia, que albergan o permiten a los piratas informáticos operar en su territorio.

Del mismo modo, Sullivan ha declarado que, tanto la ciberseguridad como el papel de las criptomonedas en esos ataques, deberían ser “una prioridad” tanto para el G7, como para la OTAN, que el lunes celebrará una cumbre en Bruselas, en la que tomará parte Biden. En las últimas semanas, EE.UU. ha sido blanco de dos ciberataques, perpetrados con “ransomware”, que bloquea los sistemas informáticos, que no son liberados hasta que las compañías o las instituciones afectadas pagan un rescate a los piratas. La semana pasada, la empresa JBS, la segunda mayor procesadora de carne en territorio estadounidense, sufrió uno de estos ataques y se vio obligada a suspender temporalmente sus operaciones.

JBS es responsable del 20 % de la producción de carne de vacuno y cerdo en EE.UU. y el cierre de sus plantas hizo temer que pudiese afectar a la distribución, pero la firma rápidamente fue capaz de restablecer sus operaciones.

Por su parte, el primer ministro británico, Boris Johnson, abrió ayer la cumbre del G7 con un claro llamamiento a “no repetir los errores” cometidos durante la pandemia de la COVIC-19 ni en la salida a la crisis financiera del año 2008. “Necesitamos aprender de la pandemia, aseguraron de que no repetimos algunos de los errores que sin duda hemos hecho en los últimos 18 meses”, señaló Johnson ante los dirigentes de las democracias más desarrolladas del mundo”, queda ver que pasará hoy. efe

11 jun 2021 / 20:24
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito