Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 18 octubre 2021
19:47
h

El fuego consume Grecia y provoca la mayor catástrofe ambiental del país

Mejoran decenas de incendios activos pero la isla de Eubea sigue entre las llamas, que ya arrasaron 20.000 hectáreas // Miles de ciuidadanos evacuados // La población critica la falta de medios

Grecia esperó durante el día de ayer que la recesión del incendio en los suburbios del norte de Atenas y el apoyo extranjero le permita poner bajo control las decenas de incendios aún activos, tras casi una semana de la que ya es la mayor catástrofe ambiental del país. Aunque las autoridades no los dan por controlados y temen que en cualquier momento una chispa les devuelva a la casilla de salida, casi todos los frentes fueron reducidos, a excepción del de Eubea, la segunda mayor isla de Grecia, donde el fuego sigue avanzando a sus anchas y su parte norte, incluyendo miles de hectáreas de bosque virgen, fue reducida a cenizas.

El viceministro de Protección Ciudadana, Nikos Jardaliás, aseguró ayer que las fuerzas antincendios se reforzaronen Eubea con 17 aviones, centrados en las zonas residenciales, aunque destacó que la extinción es “extremadamente complicada” por la fuerza y dirección de las rachas de viento, las turbulencias y el denso humo, que dificulta la visibilidad. Durante días vecinos y autoridades desesperados acusaron al Gobierno de haber utilizado el discurso de “salvar vidas, no casas”, para abandonarles durante días, con la evacuación como casi única herramienta y de priorizar la región capitalina de Ática.

El Gobernador de la región de Grecia Central, Fanis Spanos, aseguró que alrededor de 3.000 personas fueron alojadas en hoteles o polideportivos tras evacuarse casi 50 poblaciones en Eubea, en muchos casos en ferris, barcos privados o de la Guardia Costera. Las imágenes en Eubea son de desesperación, con cientos de personas intentando salir mientras otros tantos se quedan con el fin de salvar sus hogares y medios de vida Ante las críticas de falta de medios en Eubea, donde se habla de más de 20.000 hectáreas quemadas, el teniente general del cuerpo de bomberos, Nikos Diamandis, aseguró que los aviones y helicópteros realizan las operaciones consideradas más efectivas y, sobre todo, posibles y que, por lo tanto “no necesariamente se acercan a las llamas por la zona o desde la dirección que los vecinos esperan ver”. Según Diamandis, la carga térmica es tan alta que es extinguir es igual a “verter agua para extinguir la lava de un volcán”.

Ayer por la tarde, los aviones Canadair enviados por España, Francia y Croacia se dirigieron a Eubea. Grecia agrdeció la solidaridad recibida desde el exterior. A estos aviones se suman desde Chipre dos aviones y 40 bomberos, 83 bomberos franceses, dos aviones suecos, tres helicópteros suizos y dos egipcios, 108 bomberos y 21 vehículos rumanos, 100 efectivos ucranianos y 16 israelíes. Se espera más ayuda desde Francia, Alemania, Polonia, Eslovenia, Austria, Chequia, Reino Unido, Qatar y Kuwait.

09 ago 2021 / 01:30
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.