Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 29 septiembre 2022
05:01
h

Sánchez reafirma al rey Mohamed VI su postura sobre el Sáhara Occidental

Ambos mandatarios abogan por abrir una nueva etapa en las relaciones bilaterales fundada en el respeto mutuo, la confianza y la cooperación leal

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, reafirmó este jueves al rey Mohamed VI de Marruecos la postura de España de apoyo al plan de autonomía marroquí sobre el Sáhara, según informó el gabinete real marroquí.

Durante la audiencia que mantuvo con el monarca, Sánchez “reafirmó la postura de España sobre el dossier del Sáhara, considerando la iniciativa marroquí de autonomía como la base más seria, realista y creíble para la resolución de la disputa”, se indica en un comunicado difundido tras la reunión mantenida por ambos mandatarios en el palacio real de Rabat y sobre la que informa Efe.

La nota explica que el rey de Marruecos y el presidente del Gobierno español reiteraron la voluntad de abrir una nueva etapa en las relaciones ente ambos países “fundada en el respeto mutuo, la confianza recíproca, la concertación permanente y la cooperación franca y leal”.

Por su parte, fuentes españolas afirmaron que en la reunión en Rabat se había ratificado la voluntad de profundizar las relaciones en esta nueva etapa y destacaron la gran cordialidad del encuentro mantenido con el rey.

La conversación entre ambos discurrió tanto en español como en francés, según indicaron estas fuentes.

Sánchez fue recibido en el Palacio Real por los servicios de protocolo marroquíes y accedió a la sala en la que le esperaba ya el monarca alauí.

Ambos mandatarios se saludaron con un apretón de manos y mantuvieron una breve conversación, tras la que tomaron asiento acompañados por algunos de los representantes de sus respectivos gabinetes.

Por parte española acudieron el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, y el embajador de España en Marruecos, Ricardo Díaz-Hochleitner.

El rey alauí estaba acompañado por su consejero, Fuad Ali Himma; el ministro de Exteriores, Naser Burita, y la embajadora marroquí en España, Karima Benyaich.

Nada más empezar la conversación, el presidente del Gobierno español trasladó a Mohamed VI un afectuoso saludo por parte de Felipe VI y sus deseos de paz y felicidad.

El monarca alauí agradeció el gesto y comentó con el jefe del Ejecutivo que hacía tiempo que no se veían, a lo que Sánchez le contestó que la pandemia del coronavirus había afectado a los desplazamientos en todo el mundo.

En ese contexto, aprovechó para felicitar al monarca por la evolución que ha tenido la pandemia en su país.

Además, Sánchez consideró un honor pernoctar en Rabat y recordó que había estado en numerosas ocasiones en Marruecos antes de acceder a la Moncloa como mandatario, ante lo que el monarca alauí le comentó que era el primer presidente del Gobierno que él recuerde que pernoctaba en la capital.

Tras el encuentro, Mohamed VI invitó al titular del Ejecutivo a que le acompañara en el iftar de esta jornada, el momento en el que los musulmanes rompen el ayuno con motivo del ramadán.

Un gesto de especial simbolismo y de amistad para certificar la normalización de las relaciones bilaterales entre Marruecos y España tras la crisis diplomática abierta desde hace un año con la llegada a España del líder del Frente Polisario, Ibrahim Gali, para tratarse del covid-19 que le aquejaba sin que Rabat fuera informada de ello.

Antes del viaje a Marruecos, el ministro español de Exteriores, José Manuel Albares, recalcó desde Bruselas que se iniciaba una nueva etapa “de la mejor manera posible” en sus relaciones bilaterales, al certificar personalmente el rey Mohamed VI el final de la tensión desatada entre ambos países.

en el boe
Acuerdo migratorio

···El convenio sobre cooperación en materia de seguridad y lucha contra la delincuencia, sobre terrorismo y crimen organizado como la inmigración ilegal firmado en 2019, entrará en vigor el día 30. El convenio fue suscrito en Rabat el 13 de febrero de 2019 por los ministros del Interior Fernando Grande-Marlaska Abdelouafi Laftit, publicaba el Boletín Oficial del Estado este jueves.

La excolonia, nueva vuelta de tuerca en la tensión entre los socios
El PP apoya la iniciativa de Unidas Podemos, ERC y Bildu que remite al marco de la ONU

Madrid. El giro de Pedro Sánchez apoyando a Rabat en el Sáhara ha vuelto a tensar la cuerda con sus socios de gobierno, cuando casi ni se había destensado por el envío de armas a Ucrania, y también con los partidos que sustentan la legislatura, muy críticos con el cambio de guión del presidente en lo referente a la excolonia española.

Igualmente críticos se mostraron en la bancada de centro derecha (PP, Cs y Vox) aunque solo el PP decidió finalmente apoyar con un sí la proposición no de ley promovida por Unidas Podemos, ERC y EH Bildu que defiende el marco de la ONU para la resolución del conflicto y el derecho del pueblo saharaui a la libre autodeterminación, mientras que los naranjas y Vox se abstuvieron.

En todo caso, Sánchez se desplazó a Marruecos con el recado que le había enviado previamente el Parlamento (el PSOE se quedó solo), pidiéndole que rectifique su postura y censurando que ahora respalde de manera unilateral los planes autonomistas del rey Mohamed VI en el Sáhara Occidental, un cambio que el jefe del Ejecutivo insiste en que no se ha producido mientras pone el foco en esta nueva etapa que se abre con Marruecos, socio clave para España.

Una de las más críticas con esta decisión fue su vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, que habitualmente se mantiene más al margen dentro de Unidas Podemos, que calificó de “incomprensible” este viraje y dijo no encontrar una justificación al voto en contra del PSOE en la iniciativa sobre el Sáhara Occidental cuando iba a votar a favor si no se enmendaba el texto.

El PSOE cambió el sentido del voto, según argumentó, por la intervención “agresiva” de Gerardo Pisarrello el miércoles al defender esta proposición y comparar la situación del Sáhara con la de Ucrania, algo que aseguró no compartir en absoluto la vicepresidenta segunda.

Dentro de las filas socialistas, indicaron fuentes del grupo, en general había respaldo a la estrategia de Moncloa salvo el diputado Odón Elorza, que mostró su “malestar” por no respaldar la iniciativa, aunque finalmente no rompió la disciplina de voto. Quien sí lo hizo, aunque por error, fue la diputada Beatriz Micaela Carrillo. efe

07 abr 2022 / 22:22
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.