Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 24 septiembre 2020
18:10
h

Save the Children pide a Pedro Sánchez que España se sume a los países que acojan refugiados del campo de Moria

Save the Children ha enviado una carta a Pedro Sánchez para solicitarle que se sume a los países de la UE que han anunciado que recolocarán a las personas afectadas por el incendio del campamento de refugiados de Moria (Grecia).

La organización considera que España “puede y debe” atender a esta emergencia, hecho que además sería “coherente con las peticiones de mecanismos comunes para la gestión de las migraciones y el asilo a nivel europeo que defiende el Gobierno presidido por Pedro Sánchez”.

“Consideramos que las soluciones en materia de asilo y migraciones pasan por una respuesta común y coordinada a nivel europeo, basada en los principios de cooperación mutua y de corresponsabilidad. La gravedad de la situación necesita de grandes gestos que vayan más allá del control de fronteras, el respeto a sus derechos humanos ha de ser la prioridad”, ha asegurado Andrés Conde, director general de Save the Children, en la carta enviada a Sánchez y en la que insta a que España siga el ejemplo de la decena de países europeos que ya han ofrecido su apoyo.

Save the Children también ha pedido al Gobierno español que apoye el ofrecimiento de varias comunidades autónomas para acoger refugiados, coordinando la respuesta y permitiendo la acogida de los niños que se encuentran solos y las familias que recientemente han cumplido la mayoría de edad.

La Comisión Europea ya ha trasladado a la infancia no acompañada que vivía en Moria a la península helénica, seis Estados miembros de la UE han estado acogiendo a más de 600 niños y niñas solos en los últimos meses y un total de diez acaban de renovar su compromiso para realizar nuevos traslados. Sin embargo, recuerda Save the Children, todavía sigue habiendo cientos de menores en los otros campamentos de las islas griegas, así como muchísimas familias con hijos a cargo en Lesbos.

Save the Children ha denunciado que, durante los últimos cinco años, estos niños que permanecían en Moria han sido privados de sus derechos humanos básicos, como el asilo y la protección, el acceso al agua, a los alimentos, a la atención médica y psicosocial, así como a la educación. Los psicólogos que trabajan en Lesbos han señalado también que un número cada vez mayor practica la autolesión e incluso ha intentado suicidarse.

Para intentar dar cobijo a estas familias se ha levantado un campamento provisional, que permitirá acoger a unas 3.000 personas, sin embargo, muchas de ellas se niegan a regresar a este tipo de instalaciones ante el miedo y la desesperanza de volver a pasar por la misma situación y seguir en un limbo.

MADRID. E.P.

16 sep 2020 / 11:18
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.