Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 08 diciembre 2021
16:46
h

Septiembre de vértigo con ocho récords históricos en el precio mayorista de la luz

El Gobierno reconoce su preocupación ante la revisión de las tarifas por parte de las compañías, algo que no ve justificado

El precio de la electricidad en el mercado mayorista, referencia para calcular la tarifa regulada que pagan casi 11 millones de hogares, ha sumado un hito este mes, al haberse convertido en el más caro de su historia con ocho récords, el último de 189,9 euros el megavatio hora (MWh) de este miércoles.

Según los datos mensuales elaborados por Efe con información del operador del mercado ibérico OMIE, en septiembre el mercado mayorista (pool) supera de media los 156 euros/MWh después de situarse por encima de 150 euros hasta en 19 jornadas, con lo que confirma su tendencia alcista por segundo mes consecutivo.

Este repunte comenzó a finales de julio, cuando llegó a 106,57 euros/MWh (miércoles 21) y rompió por primera vez con el máximo histórico, hasta entonces del 11 de enero de 2002 (103,76 €).

Sin embargo, ese nuevo récord fue batido hasta en ocho ocasiones -cinco de ellas en la misma semana- en agosto, mes que se despidió con el pool en 130,53 euros, y un precio medio en torno a 106.

Pronto quedaron atrás aquellos registros: el miércoles 1 de septiembre el precio se incrementó un 1,5 % hasta 132,47 euros, y un día más tarde ya estaba en 140,23.

El viernes 10, el pool pasó por primera vez de la barrera de los 150 euros (152,32). Tras éste, llegaron otros cuatro máximos, hasta los 189,9 de este miércoles 29.

A ellos habría que sumarle otra marca, ésta intradía, ya que a las 21.00 horas de este jueves llegará a tocar 221 euros a las 21.00 horas.

En virtud de estos datos, el precio de la electricidad en el mercado mayorista en septiembre prácticamente se ha cuadruplicado respecto al ejercicio pasado, cuando de media no llegó a 42 euros.

En lo que va de 2021, el precio medio del pool está en 78,22 euros, un 145 % más que los 31,9 euros del mismo periodo del ejercicio anterior.

Detrás de esta coyuntura está el encarecimiento de los derechos de emisión de dióxido de carbono (CO2), y el encarecimiento internacional del gas, que según los operadores seguirá al alza durante los próximos meses.

De acuerdo con el operador del mercado ibérico de gas Mibgas, esta materia prima se quedará a las puertas de los 85 euros/MWh en octubre, un 9,5 % más, algo que empujará el precio del pool.

Esta situación se deja sentir en toda Europa, hasta el punto de que Italia cerrará septiembre con el precio más alto de los países del entorno, 206,37 euros/MWh.

España ha pedido, sin éxito por ahora, a Bruselas que revise este sistema para que los consumidores puedan beneficiarse del menor coste de producción de las renovables, o crear una plataforma comunitaria que centralice las compras de gas natural y reducir así la exposición a la volatilidad del precio.

Por otra parte, la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, afirmó que el Gobierno ve con “cierta preocupación” las cartas que están enviando las eléctricas a sus clientes con revisiones de tarifas que, a su juicio, no están justificadas y por eso están analizando la situación.

“Es probable que la revisión de las tarifas la tuvieran planteada incluso antes de la adopción de estas medidas, pero queremos entender qué es lo que están haciendo y por qué, porque pensamos que no está justificado este anuncio”, dijo la ministra durante la sesión de control al Gobierno en el pleno del Congreso.

“Creemos que si hay algún tipo de problema no puede ser algo que perjudique ni a consumidores ni a industriales ni a trabajadores, con los que tenemos la obligación de hablar para tender lo que está ocurriendo y cómo podemos reaccionar”, señaló tras defender las medidas del Gobierno para amortiguar el impacto de la subida del pool.

La electricidad incrementa la inflación al 4 %, su tope desde 2008
El IPC, afectado también por los carburantes de automoción y el alza de los paquetes turísticos

Madrid. La escalada de los precios de la electricidad ha impulsado la inflación hasta el 4 % interanual en septiembre, siete décimas más que en agosto y la tasa más alta desde septiembre de 2008.

Las razones que explican este avance son, principalmente, el encarecimiento de la electricidad, más intenso que en septiembre de 2020, así como la evolución de los paquetes turísticos, que bajaron menos este año que el pasado, y de los carburantes de automoción, que subieron cuando durante el último ejercicio se abarataban.

El avance del índice de precios de consumo (IPC) publicado este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE) apunta a una aceleración de la subida de precios en septiembre que, de confirmarse el próximo 14 de octubre, supondría el séptimo mes consecutivo al alza.

Tras un 2020 en el que el IPC permaneció casi todos los meses en negativo lastrado por la pandemia, los precios han repuntado con fuerza desde marzo de 2021, con avances cada vez más intensos: 1,3 % en marzo, 2,2 en abril, 2,7 en mayo, 2,7 en junio, 2,9 en julio, 3,3 en agosto y, de acuerdo al avance, 4 % este mes de septiembre.

Detrás de este repunte hay varios factores, entre ellos la recuperación económica, que impulsa los precios; el llamado efecto escalón, ya que el IPC se compara con un 2020 en que los precios permanecían hundidos, y la evolución de la energía.

En los últimos meses, la electricidad ha marcado sucesivos máximos históricos impulsada, a su vez, por la propia demanda, el encarecimiento del gas y mayores precios de los derechos de emisión de dióxido de carbono.

De hecho, la inflación subyacente -que no tiene en cuenta los precios de los productos energéticos ni de los alimentos no elaborados por ser los más volátiles- se situó en el 1 % en septiembre, tres décimas por encima de la de agosto y tres puntos por debajo del IPC general, lo que supone la mayor diferencia entre ambas tasas desde el inicio de la serie en 1986.

El ministro de Inclusión, José Luis Escrivá, confió en que la inflación se moderará y se volverá a la estabilidad de precios, ya que la volatilidad está relacionada con los mercados energéticos. efe

Iberdrola y Endesa toman medidas alternativas

Madrid. Iberdrola revisará al alza las tarifas de clientes industriales y grandes empresas con contratos a largo plazo afectados por las medidas aprobadas por el Gobierno para amortiguar la subida de la luz, al tiempo que ha decidido paralizar su proyecto de renovables por la bajada de su rentabilidad.

Para amortiguar el impacto de la subida del mercado mayorista eléctrico (pool) en el recibo de la luz de hogares y empresas por los altos precios del gas, el Gobierno aprobó un real decreto ley que, entre otras medidas, obliga a nucleares, hidroeléctricas y renovables sin primas a devolver los beneficios “extra” que generen hasta marzo, al calor de los altos precios de un recurso que no usan.

Tras la entrada en vigor del real decreto, Iberdrola está informando por carta a los grandes clientes de que esta normativa “impone” un coste a las citadas plantas que se calcula como la diferencia entre el precio actual del pool y una situación de precios inferiores basada en un menor coste del gas natural.

Endesa instará a los grandes clientes a renegociar los contratos a largo plazo afectados por las medidas del Gobierno para amortiguar el impacto del encarecimiento del mercado mayorista . efe

29 sep 2021 / 19:17
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.