Santiago
+15° C
Actualizado
viernes, 30 septiembre 2022
10:13
h

Cobre San Rafael y Parquistas de Carril colocan sondas para seguir estudiando la calidad del Ulla

Cobre San Rafael y Parquistas de Carril OPP89 han dado un nuevo paso en la implantación de un sistema de control medioambiental del Río Ulla y su desembocadura en la Ría de Arousa, con la instalación de dos sondas que van a monitorizar en continuo parámetros de calidad de las aguas (temperatura, pH, salinidad, conductividad y oxígeno disuelto). Los aparatos de medición, colocados por la Estación de Biología Marina de A Graña, están fondeados desde hoy en el medio marino completando en una primera campaña un ciclo mareal de aproximadamente 15-20 días.

Adicionalmente se realizarán mediciones de niveles de clorofila en el agua, que está directamente relacionada con el contenido de fitoplancton, base de la cadena alimenticia marina. El dato será relevante para avanzar en el conocimiento de los factores que afectan al crecimiento de las almejas, y berberechos complementarán los numerosos controles realizados por Intecmar, profundizando en las causas de la menor producción de bivalvos. Este fenómeno preocupa especialmente a Parquistas de Carril, y a otras agrupaciones, que vienen advirtiendo de una menor producción de los moluscos; un fenómeno global que los expertos atribuyen, entre otros factores, al cambio climático y que está afectando a la economía de muchas familias en la Ría de Arousa.

Esta iniciativa forma parte del plan de sostenibilidad y responsabilidad de Cobre San Rafael, denominado TERRAS, que impulsa acciones que provoquen un impacto positivo en su entorno. En concreto, se trata del programa “Terras del Ulla”, que viene apoyando una serie de estudios en el río y en su estuario de la Ría de Arousa, a través de un Convenio de Colaboración firmado con Parquistas de Carril OPP89. El objetivo es incrementar el control ambiental del río Ulla y de los bancos marisqueros de Carril, mediante campañas de muestreo y monitorización de la calidad de las aguas que aporten datos sobre su estado; una red de seguimiento participada por expertos e investigadores de reconocido prestigio.

Para este proyecto global, cuentan con el apoyo de la Estación de Bioloxía Mariña da Graña, la Estación de Hidrobiología “Encoro de O Con” (Universidad de Santiago de Compostela) y el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). La Estación de Bioloxía Mariña, es una institución científica creada para fomentar la investigación en biología marina, así como el asesoramiento en fauna y flora marinas.

Esta nueva acción forma parte de un plan más ambicioso e integral, que incluye el estudio realizado en 2020 por científicos del Instituto de Investigaciones Marinas de Vigo (CSIC), que investigó la cuenca del río Ulla y su estuario. El estudio, denominado AMBARULLA, concluyó que la antigua mina de Touro no tiene ninguna afección sobre la calidad de las aguas de la Ría de Arousa.

Además, el pasado julio comenzó el seguimiento de la calidad ecológica del Ulla y su estuario, con la Estación de Hidrobiología “Encoro de O Con”, que evalúa los organismos vivos que habitan el río, un indicativo del estado de sus aguas. Otra de las acciones ha sido la limpieza y mejora ambiental del afluente Portapego, en Touro. Asimismo, Cobre San Rafael ha construido canalizaciones y una planta de tratamiento para gestionar las aguas de la antigua mina de Touro, logrando su restauración integral, y demostrando así su compromiso con el medio ambiente y el uso sostenible de las aguas.

TERRAS (Transparencia, Ética y Responsabilidad Real Ambiental y Social)

Este convenio con Parquistas de Carril OPP89 se enmarca en la estrategia de Responsabilidad Social de Cobre San Rafael, TERRAS, que cuenta con una serie de ámbitos de acción, para impulsar medidas e iniciativas que mejoren el entorno, desde el punto de vista medioambiental, pero también económico y social. Uno de los ámbitos es “Terras do Ulla”, que apuesta por el cuidado de las aguas, y un uso sostenible de estas.

Sobre Cobre San Rafael

Cobre San Rafael propone una operación minera moderna y sostenible para volver a producir cobre en la histórica mina los próximos 15 años. La inversión supera los 200 millones de € para generar más de 400 empleos directos. Es un proyecto minero y de restauración ambiental, basado en la minería de transferencia, método que permite la restauración e integración en el entorno de los huecos mineros de forma paralela a la explotación, y en la aplicación de las Mejores Técnicas Disponibles (MTD) en la gestión ambiental conforme a la normativa europea

15 sep 2022 / 18:39
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito