Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 06 agosto 2020
22:31
h

A Mariña respira con alivio: caen a tres los positivos por covid-19 desde la veintena de los días anteriores

En las últimas horas hubo diez altas de afectados y hay seis hospitalizados, aunque ninguno en la UCI// Otras 279 personas salieron del aislamiento al ser negativos

Esa “pequeña regresión” a la que aludía el presidente de la Xunta se cimenta en la evolución de los datos del rebrote de A Mariña, donde ayer se registraron solo tres casos nuevos rompiendo una secuencia de las tres jornadas anteriores en las que se situaban por encima de la veintena: 26 el sábado 4, 21 el domingo 5 y 22 el lunes. Se venía de una incidencia acumulada de una docena de positivos nuevos que se detectaron los tres primeros días de julio. Las 80 PCR realizadas el lunes detectaron solo tres nuevos positivos, un “buen dato” que mejora el panorama de los últimos días. Esto implica que la cifra de positivos de esa jornada se ubicó en el 4,5%, frente al 20,5% de días anteriores.

El número de casos activos contabilizados ayer en el distrito sanitario que engloba a la costa de Lugo se cifraba en 121 al recibir el alta diez pacientes en las últimas 24 horas aunque seis requieren hospitalización (cuatro ingresadas y otras dos en n fase de estudio su vinculación con este brote) mientras que más del 95% restante permanecen en sus domicilios. La edad media de los infectados es de 35 años y la que más se repite, son los 20, un dato esperanzador ya que la sintomatología es menos grave que la de las personas de más edad. La mayoría son asintomáticos o presentan síntomas de carácter leve aunque tienen la obligación de guardar cuarentena durante 14 días, según el protocolo.

En este sentido hay que reseñar una nueva noticia positiva: en las últimas horas fueron también dados de alta (aunque no estrictamente sanitaria pero sí de vigilancia) 279 vecinos de la comarca de A Mariña que permanecía en observación por haber estado en contacto con alguno de los contagiados. Ahora solo quedan 685 del millar largo.

En lo que respecta al total de Galicia reseñar que Lugo cuenta con 151 casos activos de covid-19, ocho más que en la jornada anterior , lo que supone más de la mitad de los registrados en Galicia, que suman un total de 256, según el balance diario proporcionado por Sanidad.

De acuerdo con los datos de la dirección xeral de Saúde Pública, en el resto de Galicia hay aún 105 enfermos de covid-19, seis menos que el lunes, de los cuales 60 están en Vigo, 24 en A Coruña, 13 en Santiago de Compostela, 3 en Ourense, 3 en Pontevedra y 2 en Ferrol.

Del total de enfermos, hay siete hospitalizados, uno más que el día anterior, seis en A Mariña y el otro en el Hula, aunque ninguno de ellos en terapia intensiva, y los 249 restantes permanecen a tratamiento en sus propios domicilios.

Según la Xunta, desde el inicio de la epidemia en Galicia se han contabilizado 10.808 enfermos recuperados, mientras que otros 619 han fallecido, de ellos 274 de residencias de personas mayores.

Las dos grandes áreas sanitarias de la comunidad, Vigo y A Coruña, continúan reduciendo el número de personas infectadas por covid-19, mientras que se mantiene la tendencia en las que corresponden a Santiago, Ourense y Ferrol, las dos últimas llevan más de diez días sin nuevos positivos por lo que, en caso de no torcerse la tendencia actual, se convertirán en espacio libre de coronavirus a lo largo de esta semana. En el caso de la provincia ourensana, según los datos del Ministerio de Sanidad lleva desde el 29 de junio con una Incidencia Acumulada de cero positivos nuevos.

Señalar que ayer hubo se contabilizó un nuevo contagiado en el área sanitaria de Pontevedra aunque, según una portavoz de la Consellería de Sanidade, no está vinculado con el brote de A Mariña y se considera un caso aislado aunque, como ocurren en estas situaciones, se activó el protocolo para realizar las pruebas a las personas con las que mantuvo contacto en los días previos.

Un juzgado ordena el confinamiento de una familia de Ribeira
Una pareja y su hija menor, infectados, se negaban a cumplir la cuarentena impuesta

Volvió a ocurrir y en la misma zona. Por segunda vez tuvo que intrervenir la Justicia en la comarca del Barbanza para obligar a que se respeten las normas que impone la autoridad sanitaria ante los casos de coronavirus.

Ayer mismo el juzgado de lo contencioso-administrativo número 2 de Santiago de Compostela se vio en la obligación de emitir un auto en el que ratifica la medida adoptada por la Consellería de Sanidade y acuerda el aislamiento y la cuarentena obligatoria de un núcleo familiar formado por una pareja y su hija menor de edad, infectados por covid-19..

El pasado lunes, 6 de julio, Sanidade tomó la decisión, ahora avalada por el juzgado, de que esta familia esté confinada en Ribeira hasta que dejen de representar un riesgo para la salud pública.

Según explica el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, la prolongación de esta medida dependerá del dictamen del Servizo de Medicina Preventiva del Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela.

El magistrado destaca que la autoridad sanitaria ha tomado una decisión que tiene “suficiente amparo legal” y que está dirigida a un fin “constitucionalmente legítimo” como es “la defensa de la salud pública, la integridad física y la salud de la población en general”.

En el auto, el juez indica que la resolución adoptada por la Xunta está “debidamente justificada, respetando el principio de proporcionalidad que resulta de la doctrina del Tribunal Constitucional”. Además, resalta que es “adecuada”, pues sostiene que “no consta la posibilidad de una medida menos gravosa o lesiva para la consecución del objetivo propuesto”.

Esta pareja con su hija menor de edad mantenía contactos frecuentes, según refleja el auto, con otra persona también contagiada que reiteradamente incumplió su obligación de permanecer en el domicilio familiar.

Hace dos semanas se detectó en O Barbanza el primer brote en Galicia tras el estado de alarma, el cual llegó a tener hasta nueve positivos por coronavirus, entre ribeira, Porto do Son y A Pobra, si bien este mismo martes el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, lo daba por “desactivado”.

Se disparan los casos en Ordizia y Euskadi se plantea otras medidas
Estudia el Gobierno Vasco imponer que sea preceptiva la máscara en la comarca afectada

El número de contagios por coronavirus relacionado con el foco de Ordizia (Gipuzkoa) se eleva a 30 casos, 23 más que los registrados hasta este pasado lunes, por lo que el Gobierno Vasco estudia la posibilidad de establecer el uso obligatorio y generalizado de la mascarilla en esta zona, si bien descarta, al menos por el momento, decretar el “aislamiento” de su población.

El incremento de casos respecto a los siete contagios que se vinculaban a este foco hasta este pasado lunes se debe a los 14 nuevos positivos registrados en las pruebas realizadas en las últimas 24 horas y a positivos anteriores que en un principio no se vincularon con este brote, pero que tras las investigaciones realizadas, se ha comprobado que sí están conectados con el mismo.

La dimensión del foco detectado en una calle de la localidad guipuzcoana de Ordizia ha llevado al Gobierno Vasco a convocar una reunión de seguimiento junto a los ayuntamientos de la zona.

En ese encuentro, en el que participarán los departamentos de Salud y de Seguridad del Ejecutivo autonómico, Osakidetza y los alcaldes de Ordizia, Beasain, Idiazabal y Lazkao, se analizará la situación con el fin de adoptar “las medidas necesarias”.

La consejera de Salud, Nekane Murga, ha advertido de que el Gobierno Vasco no dudará en actuar “con firmeza” en caso de que sea necesario. “En función de cada momento, tomaremos las medidas necesarias para garantizar la seguridad de la población”, afirmó.

El Departamento de Salud y Osakidetza realizaron el pasado jueves 985 pruebas PCR dentro de las tareas de vigilancia que están llevando a cabo en la localidad de Ordizia y sus alrededores. Hasta el momento se conocen los resultados 707 de estas pruebas, de las que 14 han dado resultado positivo. Ayer martes comenzaron a realizarse pruebas a otras 540 personas citadas, tras haberse triplicado el personal para reforzar el área de citación.

Murga agradeció a la ciudadanía su colaboración, y recordó que todas aquellas personas que desde el pasado 27 de junio hayan estado en algún establecimiento hostelero de la calle Etxezarreta de Ordizia, probable origen del foco, deben ponerse en contacto con su centro de salud.

07 jul 2020 / 21:17
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito