Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 24 noviembre 2020
01:04
h

BNG ve una “chapuza jurídica” la reforma de la ley gallega de salud

Santiago. La portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, ve una “chapuza jurídica” la reforma de la ley gallega de salud de 2008 presentada por el PPdeG en el Parlamento do Hórreo con el objetivo de atajar la pandemia del coronavirus, porque incide en las “sanciones” y no en “reforzar” el sistema sanitario público.

En una rueda de prensa telemática celebrada ayer tras un Consello Nacional de la formación, Pontón lamentó el “recorte de derechos” que suponen estas modificaciones para los gallegos, que mostraron “un comportamiento ejemplar” durante la pandemia.

“El proyecto de ley de Feijóo es una chapuza jurídica y trata a las gallegas y gallegos como sospechosos habituales a los que hay que vigilar y sancionar. Recorta derechos fundamentales a través de una ley ordinaria, obliga a vacunarse bajo pena de multa y tiene afán punitivo-sancionador. De hecho, el texto repite 71 veces la palabra ‘sanción’ y prevé multas de hasta 600.000 euros”, recordó la jefa de la oposición gallega.

También lamentó que este texto, que consta de 52 folios, no contenga “ninguna medida para mejorar la sanidad pública en plena pandemia”: “Lo que debería estar haciendo Feijóo es reforzar la sanidad pública, no ideando supuestos para multar a las familias, sobre todo cuando actuaron cumpliendo las normas”, enfatizó.

Además de cuestionar la vacunación obligatoria cuando todavía no está aprobada ninguna vacuna, se preguntó si la Xunta “tendrá capacidad” de administrarla a la población “viendo lo que pasó con la campaña de la gripe”. Así, censuró que el presidente lance esta propuesta legislativa a través del PPdeG en el Parlamento, “porque sabe que la reforma que pretende no superaría la prueba del algodón jurídico, ni aprobaría los informes preceptivos” si partiese del propio Gobierno gallego.

Durante el turno de preguntas, reclamó “medidas más drásticas” para contener la pandemia: “Que se tomen cuanto antes, porque estaríamos salvando vidas y afectando en una menor medida a la economía”. Esto sería, dijo, posteriormente, “la mejor manera de que haya una Navidad dentro de cierta normalidad”, aunque apostó por poner su mirada más allá: “Hay que ver qué pasa en el invierno, qué pasa en enero, en febrero y en marzo. Y el Gobierno gallego es quien tiene que anticiparse y poner sobre la mesa medidas”.

21 nov 2020 / 23:52
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito