Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 05 agosto 2020
18:48
h

¿Cómo se van a controlar los nuevos brotes?

El plan elaborado por Sanidad contempla hacer PCR a los contratos estrechos de los nuevos casos de covid-19 // Las pruebas se realizarán en cuanto se confirme el positivo en pacientes, con independencia del tiempo que haya transcurrido desde la relación

El plan elaborado por el Ministerio de Sanidad, en colaboración con la comunidades autónomas, contempla una serie de medidas sanitarias durante la nueva normalidad, que se instaura en todo el territorio español a partir del próximo domingo, con el objetivo de impedir la aparición de nuevos brotes y, en el caso de que eso ocurra, combatirlos desde la raíz para impedir que se extienda la pandemia.

Una de las acciones preferentes y prioritarias es que las pruebas PCR a los contactos estrechos de un caso confirmado de covid-19, la enfermedad que provoca el nuevo coronavirus, se realizarán en el mo- mento en el que sean identificados, con independencia del tiempo transcurrido desde el último contacto con el paciente, según se desprende de la Estrategia de Detección Precoz, Vigilancia y Control de Covid-19, elaborada por el Ministerio de Sanidad.

Se considera contacto estrecho a cualquier persona que haya proporcionado cuidados a un caso como, por ejemplo, personal sanitario o sociosanitario que no han utilizado las medidas de protección adecuadas, miembros familiares o personas que tengan otro tipo de contacto físico similar. Asimismo, se considera a cualquier persona que haya estado en el mismo lugar que un caso, a una distancia menor de dos metros y durante más de 15 minutos; o haya viajado en un medio de transporte en un radio de dos asientos alrededor de un caso, así como a la tripulación o personal equivalente que haya tenido contacto con dicho caso.

Según la estrategia de Sanidad, la prueba PCR se podría priorizar a personas vulnerables, aquellas que atienden a personas vulnerables, convivientes o personal sanitario de centros sanitarios o sociosanitarios o esencial o a quien considere la comunidad autónoma en su planteamiento. No obstante, todos los contactos estrechos, al igual que hasta ahora, deberán permanecer en cuarentena durante 14 días y, si el resultado de la prueba indicativa de detección es negativo tendrán que completar dicho periodo.

Ahora bien, la estrategia elaborada por el departamento que dirige Salvador Illa establece que, de forma adicional, y con el objetivo de poder reducir la duración de dicha cuarentena, podría realizarse una PCR transcurridos 10 días del último contacto con el caso, pudiendo suspenderse la cuarentena en caso de resultado negativo.

En el supuesto de ser convivientes y no poder garantizar el aislamiento del caso en las condiciones óptimas, la cuarentena se prolongará 14 días desde el final del aislamiento del caso. Todos los contactos deberán estar localizables a lo largo del periodo de seguimiento y evitar la toma de antitérmicos sin supervisión médica durante el periodo de vigilancia, con el fin de evitar “enmascarar y retrasar” la detección de la fiebre durante la cuarentena.

CASOS SOSPECHOSOS. Si durante el seguimiento del contacto estrecho de un paciente con covid-19 éste presenta síntomas, pasará a ser considerado como caso sospechoso y deberá realizar de inmediato un autoaislamiento en su domicilio, contactar de forma urgente con el responsable que le esté realizando el seguimiento o llamar al 112 o al 061 informando de que es un contacto de un caso de coronavirus. Además, en el caso en el que de positivo en la prueba PCR se le considerará caso confirmado de covid-19.

Para implantar este sistema, las autoridades sanitarias están realizando acopio del material necesario para la realización de estas pruebas y establecerán los protocolos necesarios para cubrir la población, ya desde los propios hospitales o en los centros de salud. Se fijará, además, atención específica a los turistas que lleguen de otros países, ante la posibilidad de que puedan ser portadores del virus.

PRÁCTICA NO RECOMENDABLE. Por otra parte, el Ministerio de Sanidad desaconseja la realización de cribados mediante la realización de PCR o técnicas serológicas, por las dificultades de interpretación de los resultados en personas asintomáticas y de bajo riesgo y las implicaciones en su manejo.

En este sentido, y según se establece en la estrategia citada anteriormente, sólo podría considerarse su realización en determinadas situaciones y siempre bajo la recomendación de las autoridades de salud pública. En concreto, si las autoridades sanitarias lo consideran, se podrán realizar estudios de cribado mediante pruebas serológicas en poblaciones vulnerables o de mayor exposición, como personal sanitario o sociosanitario o residentes en residencias de mayores u otros centros sociosanitarios.

Al mismo tiempo, Sanidad señala que, en el momento actual, no se aconseja la realización de PCR a personas asintomáticas fuera de determinadas estrategias de cribado planteadas dentro del sistema sanitario para la detección precoz de casos entre los contactos, en poblaciones vulnerables en el contexto de brotes o de forma previa a algunas actuaciones asistenciales.

Finalmente, el Ministerio señala que no se aconseja volver a realizar PCR de nuevo a las personas asintomáticas que ya tuvieron una prueba positiva que se negativizó, dado la “falta de evidencia” en el momento actual de transmisibilidad a partir de pacientes que vuelven a presentar PCR positiva.

Un apunte final para reseñar que la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, se mostraba ayer favorable a realizar pruebas PCR, como medida preventiva, a los turistas que aterricen en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, pues “el virus puede aparecer en cualquier momento”.

18 jun 2020 / 19:25
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito