Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 15 agosto 2020
02:55
h

España se hunde en la recesión tras una histórica caída del PIB

El coronavirus empuja al abismo a la economía: entre abril y junio se desploma un 18,5 %

El efecto de la covid-19 empuja a la economía española al abismo de la recesión técnica tras una caída sin precedentes del PIB de un 18, 5 % entre los meses de abril y junio, la mayor de toda la serie histórica que maneja el Instituto Nacional de Estadística (INE) y que arranca en 1970.

Un desastre en toda regla que tiene su explicación principal en la paralización de numerosas actividades productivas en el segundo trimestre del ejercicio tras la declaración del estado de alarma, que finalizó el 21 de junio. Durante dos semanas de abril la actividad se paralizó completamente y sólo funcionaron los servicios esenciales.

El confinamiento decretado por el Gobierno golpeó especialmente al consumo privado y la inversión, con descensos trimestrales nunca visto superiores al 21%. El consumo final de los hogares, por su parte, sufre un batacazo del 21,2%, mientras que el consumo de las Administraciones Públicas avanza un 0,4%, mucho menos de lo que lo hizo entre enero y marzo (+1,8%).

Las exportaciones e importaciones también se desplomaron en el segundo trimestre, un 33,5% en el primer caso y un 28,8% en el segundo. Las ventas al exterior venían de decrecer un 8,2% en el trimestre anterior, mientras que las importaciones cayeron en el primer trimestre un 6,6%, mucho menos de lo que lo hicieron en el segundo.

Industria y construcción caen a plomo. El único sector que se mantuvo a flote en el segundo trimestre fue la agricultura, que creció el 4,4 % trimestral. La industria se hundió un 18,5 %; los servicios, un 19,1 %; y la construcción cayó a plomo, un 24,1 %. Dentro de los servicios solo avanzaron las actividades financieras y de seguros, un 3,4 %, mientras que el comercio, transporte y hostelería registró la mayor contracción, del 40,4 %.

En tasa interanual, el PIB se contrajo un 22,1%, frente al descenso del 4,1% del trimestre anterior. Se trata del mayor retroceso interanual de toda la serie. Hasta ahora, la mayor contracción anual del PIB era la del segundo trimestre de 2009, cuando la economía bajó un 4,4%

En comparación con el mismo período del año anterior, las horas trabajadas decrecen un 24,8%, tasa 20,6 puntos inferior a la del primer trimestre. Por su parte, los puestos equivalentes a tiempo completo retroceden un 18,5%, esto es, 17,9 puntos menos que en el período entre enero y marzo, lo que supone que en un año se destruyeron casi 3,4 millones de puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo.

A LA CABEZA DEL DETERIORO EUROPEO. El descenso de la economía española, que entra en recesión técnica tras dos trimestres consecutivos en negativo, coincide con el desplome inédito del 12,1% del PIB de la eurozona entre abril y junio, después de haber sufrido una contracción del 3,6% en el primer trimestre del año, según la primera estimación del dato publicada por Eurostat,

Entre los países europeos, España está a la cabeza por el fuerte deterioro de su economía. La riqueza de Francia se contrajo un 13,8% en el segundo trimestre, mientras Italia registró un descenso del 12,4% entre abril y junio. Alemania experimentó una caída del PIB del 10,1%.

A falta de ver el tirón que puedan dar los 140.000 millones que España aspira a obtener del nuevo fondo de recuperación europeo , organismos como la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal dan por hecho que del actual bache llevará varios años.

Es la tercera vez en lo que va de siglo XXI que la economía española afronta una recesión: en la crisis financiera de 2008 entró en ella en dos ocasiones, la primera fue en el cuarto trimestre de 2018 y la segunda en el segundo trimestre de 2011. Esta última recesión tuvo mayor impacto en el tiempo, hasta el cuarto trimestre de 2013.

cámara de comercio de españa
peores previsiones

··· Tras el batacazo del segundo trimestre, la Cámara de Comercio de España empeora su previsión para 2020 y ahora estima que la economía caiga un 12,6 % frente a la contracción del 11 % estimada inicialmente. Para 2021, calcula que se experimentará una mejora gradual, con un avance interanual del 5,3 %. La institución opina que la situación actual requiere “con urgencia” medidas efectivas para paliar los “serios problemas” que enfrenta una parte sustancial del tejido productivo. Entiende que el acuerdo sobre el fondo europeo de reconstrucción “debería servir como acicate para llevar a cabo una política económica valiente, enfocada a incentivar la inversión de las empresas, a garantizar un contexto favorable a la actividad empresarial, y a incrementar la productividad”.

La CEOE ve clave intensificar el apoyo a las empresas y UGT controlar la crisis sanitaria

Santiago. A la vista de los alarmantes económicos, la CEOE avisa de que si no se intensifican las medidas de apoyo a las empresas y al tejido productivo no es posible normalizar la actividad y ve fundamental reducir la incertidumbre y favorecer la confianza y el clima empresarial.

Lamenta la caída del 18,5 % del PIB en el segundo trimestre del año que “evidencia el fuerte deterioro de la economía española” debido al impacto del covid, aunque este desplome está en línea con las previsiones de la CEOE de caída del 10 % para 2020.

La patronal resalta que las horas de trabajo cayeron el 21,4 % en el segundo trimestre respecto al primero, mientras los costes laborales unitarios y la remuneración por asalariado mostraron un crecimiento “significativo”, del 8,7 % y 3,9 %, respectivamente, y advierte de que de seguir así los en próximos trimestres, puede suponer un riesgo para la recuperación del empleo y de la actividad.

Por su parte, el sindicato UGT considera “imperativo e imprescindible” controlar y atajar la crisis sanitaria para que la economía pueda recuperarse “lo antes posible”. La organización que dirige Pepe Álvarez afirma que para evitar la destrucción del tejido productivo y, especialmente, de las pymes, deben mantenerse las líneas de crédito, facilitar la liquidez y ofrecer otras medidas de apoyo a las empresas más afectadas.

“Todas las políticas económicas que se emprendan deben ser orientadas a un modelo de país diferente, que no deje a nadie atrás y que se preocupe por tener un menor desempleo, pero también un empleo de calidad, una protección social ejemplar y una redistribución fiscal a la altura de las circunstancias”, dice el sindicato UGT. e.p.

31 jul 2020 / 23:17
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito