Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 23 junio 2021
03:03
h

La UE también cree necesario investigar el origen de la pandemia de la Covid-19

El informe de la OMS considera improbable que el virus se propagase tras un accidente en un laboratorio chino, pero Estados Unidos quiere seguir indagando

La Unión Europea defendió este jueves la necesidad de investigar cuál ha sido el origen de la pandemia de coronavirus, como ya ha pedido también Estados Unidos.

"El mundo tiene el derecho de conocer qué pasó exactamente para sacar las lecciones y apoyamos todos los esfuerzos para lograr esta transparencia y conocer la verdad", dijo el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, en una rueda de prensa previa a la cumbre del G7 que empezará mañana en el Reino Unido.

"Los investigadores necesitan acceso completo a lo que es necesario para encontrar realmente el origen de esta pandemia", defendió la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, en la misma conferencia de prensa.

Un estudio conjunto de la OMS y China concluyó en marzo que era muy improbable que el coronavirus saliera de un laboratorio y estipuló como hipótesis más fiable que saltara de los murciélagos a los humanos por vías aún “por determinar”. Pero Estados Unidos ha manifestado de nuevo esta semana su deseo de que se profundice en el origen de la COVID-19 y ha criticado la falta de “transparencia” de Pekín al respecto. Aunque fue Donald Trump el primero en generar dudas respecto al origen del virus, Joe Biden ordenó a finales de mayo a los servicios de inteligencia estadounidenses que redoblasen los esfuerzos para investigar como surgió la pandemia. El mandatario argumentó que la comunidad de inteligencia de Estados Unidos está dividida sobre si fue el resultado de un accidente de laboratorio o surgió del contacto humano con un animal infectado. Existen informes recientes en Estados Unidos que sugieren que el virus podría haber salido del Instituto de Virología de Wuhan, conocido por sus investigaciones sobre coronavirus, a través de una fuga accidental. La otra tesis, que la OMS consideró de “alta probabilidad” en su informe, es que el virus saltase a los humanos desde un murciélago a través de otro animal que habría servido como intermediario. Sin embargo, el propio director general de la institución, Tedros Adhanom Ghebreyesus, consideró que la investigación de la OMS no fue “lo suficientemente exhaustiva”. También él, según dijo, es partidario de más estudios al respecto para alcanzar “conclusiones más sólidas”.

Esta misma semana, la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, subrayó que Estados Unidos seguirá “presionando” a China para que sea “transparente” sobre el origen de la COVID-19. Washington, dijo Jen Psaki, no se dará “por vencido tan fácilmente” en su petición de una investigación sobre el origen del nuevo coronavirus y ha incidido en que, “en coordinación con la comunidad internacional”, actuará para que el país asiático “comparta datos e información”. Indicó asimismo que Estados Unidos continuará con su “compromiso” en “los niveles más altos” para una investigación, “a través de conversaciones diplomáticas y seguridad nacional”, así como trabajará con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los socios internacionales para ejercer esa “presión” y asegurar así que Pekín publique “los datos subyacentes y partícipe en la segunda etapa de la investigación”. “No vamos a quedarnos de brazos cruzados y aceptar que han dicho que no van a participar”, apostilló la portavoz del Gobierno de Joe Biden.

10 jun 2021 / 10:12
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.