Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 13 abril 2021
02:00
h
A pesar de que las recientes vacaciones suponían un peligro ante la posibilidad de favorecer la llegada de una cuarta ola, los colegios retomaron las clases con casi cien casos activos menos que el último día lectivo. TEXTO Rosa Ríos

Los centros escolares gallegos resistieron la Semana Santa

Después de que los colegios se vieran obligados a echar el cerrojo en marzo del año pasado en toda España, con la explosión de la pandemia del coronavirus, este curso parece que sus puertas solo están cerradas para el COVID, porque no hubo necesidad de volver a confinar a todos los escolares en sus casas.

De hecho, mientras otros países europeos como Dinamarca, Alemania, Noruega, Bélgica, Holanda, Gran Bretaña y el vecino Portugal tuvieron que suspender las clases presenciales temporalmente en algún momento, España no lo hizo y no parece que vaya a ser necesario. Francia lo anunció la semana pasada. Y así continúa, porque el repunte, ligero, en el número de casos de coronavirus experimentado en Galicia durante la Semana Santa, no se nota en los centros escolares. Al contrario, la situación en colegios, institutos y escuelas infantiles de la comunidad es ahora mejor que antes de las vacaciones. Según el parte sectorial que hizo público la Xunta después del primer día de clase, el número de contagiados de coronavirus en la red de centros educativos es ahora de 349, prácticamente cien menos (97 exactamente) que el del último día de clases, dado a conocer por la Xunta el sábado 27 de marzo, cuando eran 446 los positivos.

La de A Coruña sigue siendo el área sanitaria que más casos activos tiene, 114, pero las clases han comenzado tras los días festivos con 64 menos. Le sigue el área de Vigo, donde las clases sí se han retomado con un ligero repunte en el número de contagiados, de 99 registrados el 97 de marzo se pasa a 103.

Tras ellas, se coloca el área de Pontevedra y O Salnés, con 54 contagios, lo que supone 12 más que antes de las vacaciones de Semana Santa. El CIFP A Xunqueira de Pontevedra cuenta con el mayor número de casos, cinco.

Hay, también, un pequeño incremento en los centros educativos del área de Santiago, de 38 a 43. En tal caso, no existe ningún brote de consideración en los centros compostelanos. Los que más casos registran ahora son El CPR Plurilingüe La Salle y el IES Antonio Fraguas, que contabilizan 4 casos cada uno.

Le sigue el área de Ferrol, con 19 casos activos –25 menos–, con el centro CPR Tirso de Molina con cinco contagios, lo que supone 16 menos de los que contaba antes del parón lectivo. Con menos casos, ocho contagios cada una, se sitúan las áreas de Lugo –distribuidos en siete centros– y Ourense –en ocho centros–.

Algo similar ocurre en el conjunto de Galicia, donde la mayoría de centros afectados no pasa de uno o dos casos. El que mayor número de contagios tiene es el IES Manuel Murguía de Arteixo, donde se registran diez. En todo caso, son casos aislados. De hecho, frente a las nueve aulas cerradas con que se fueron de vacaciones, el primer día las clases estaban todas en activo.

EL RETO DE LA PRESENCIALIDAD Desde el inicio de este curso el reto fue mantener la máxima presencialidad. Desde la ministra Isabel Celaá hasta el conselleiro Román Rodríguez defendieron que las aulas eran espacios seguros y libres de COVID, idea que chocaba contra las impresiones de buena parte de la comunidad educativa, desde progenitores a sindicatos y profesores.

Pero fue así. Y es que los centros siempre registraron tasas más bajas que el conjunto de la sociedad. Al final, no pareció tan mala la obligación de llevar mascarilla, guardar la distancia y la ventilación.

07 abr 2021 / 19:46
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.