Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 31 octubre 2020
01:55
h
El catedrático de la Universidade de Vigo Humberto Michinel considera que se está alcanzando el pico de la segunda ola de la pandemia // Aboga por obligar a instalar el Radar Covid en el móvil y por acortar la cuarentena TEXTO Maite Gimeno

“Puede haber una meseta de afectados de 3 a 4 semanas”

Galicia se encuentra al borde de alcanzar el pico de la segunda ola de la covid-19. Son parte de las previsiones del catedrático de Física de la Universidad de Vigo, Humberto Michinel, que desde el inicio de la pandemia mantiene abierta una página web: physics.uvigo.es, en la que el grupo de ingeniería física de la Escuela de Ingeniería Aeroespacial del Campus de Ourense publica las estimaciones sobre la evolución de los casos del coronavirus en la comunidad gallega.

El experto explica su previsión en torno a que con Ourense alcanzando en estos momentos el pico de casos positivos, y con la posibilidad de iniciar en breve el descenso de la curva; con A Coruña, Lugo y Pontevedra, más o menos estabilizadas desde hace semanas; y con el área de Vigo en recorrido ascendente de casos confirmados, aunque es una incógnita cómo evolucionará, antes de que en Galicia comience a descender la incidencia del virus habrá una meseta más o menos “prolongada” de casos de al menos tres semanas, o un mes, como plazo máximo. Afirma que partir de ahí debería empezar el descenso.

Tras el análisis de numerosas variables, señala la posibilidad de que se den “altibajos” de afectados en las distintas áreas sanitarias gallegas, sin registrarse un descenso drástico de casos como se produjo en la primera ola porque en ésta el confinamiento era total, mientras que ahora los cierres son perimetrales permitiendo realizar las actividades cotidianas. “Habrá, seguramente, un periodo de meseta con ciertas oscilaciones, que en Galicia se ve bastante bien porque ha ido creciendo la curva hasta mantenerse casi constante durante un mes, por lo que sería esperable que empezase a bajar pronto, en dos semanas”, relata el catedrático.

LA HISTORIA SE REPITE Sin descartar que la situación de la segunda ola del coronavirus empeore en los próximos días, el profesor Michinel tira de historia para señalar que se está llegando, “mas o menos”, al pico de la pandemia. “En los últimos 125 años, con entre 10 y 12 pandemias, la segunda ola ha sido, normalmente a los seis meses de la primera”, recalca, al echar cuentas para incidir en que en estos momentos se repite ese plazo. “No es nada extraño estar ahora en la mitad de la segunda ola”, afirma.

DIFERENCIAS En medio de un escenario muy diferente al de la pasada primavera, ya que se registra un mayor número de afectados y con cuadros de salud menos graves, tanto por las nuevas restricciones de la vida social, menos estrictas que el confinamiento total como por el número de test que se realizan, entre otros parámetros, el catedrático prevé que el número de infectados, “detectados”, va a ser mucho mayor que los contabilizados antes del pasado verano.

Michinel insiste en que “para mí la buena noticia de lo que ocurre ahora es que, de momento, el número de fallecidos y, especialmente de pacientes ingresados en las unidades de cuidados intensivos, que es la cantidad más fiable de todas las que se monitorizan, es mucho menor que en la primera ola”.

Explica que entre los factores que pueden influir en que descienda la intensidad de los efectos del virus y de los cuadros de afección con respecto a la situación de la pasada primavera, puede estar la mayor protección aplicada en los puntos más vulnerables, como las residencias de ancianos y en que éstos también adopten mayores medidas de autoprotección. “Los mayores ahora no están tan expuestos y eso, de alguna manera, es una contribución a la bajada de la intensidad del número de enfermos en uci”.

Humberto Michinel defiende que con las nuevas técnicas de rastreo de casos positivos se afina mejor la localización de personas que han podido estar en contacto con el virus, como en el caso de los jóvenes, evitando la situación de la primera ola por la que muchos de éstos, asintomáticos , hacían su vida con normalidad porque no se estaba detectado su situación.

MEDIDAS Ante el volumen de afectados ingresados en las unidades de cuidados intensivos, Michinel expresa su convicción en que las medidas adoptadas en esta segunda ola “son adecuadas” . Recalca esta idea “porque antes en Galicia llegó a haber más de 200 en uci simultáneamente, mientras que ahora estamos en 40, y con muchos más casos”. Así, indica que cree que la “gravedad de la situación es menor”, aunque por el elevado número de casos parezca que se está igual. “Por el momento, mientras no se detecte un crecimiento peligroso en las unidades de cuidados intensivos, yo no incrementaría las medidas”, defiende.

RASTREO El catedrático cree que el mejor sistema de rastreadores sería “obligar” a todo el mundo a llevar la APP del Radar Covid en el móvil. “No sé cómo se podría hacer pero habría que buscar la forma de potenciar más el rastreo por la APP por ser mucho más rápido que cualquier otra forma. Los rastreadores humanos están bien, pero insisto en que habría que potenciar las aplicaciones”.

Humberto Michinel apela a la situación por la que en distintos países europeos ya se estudia un cambio sustancial en la aplicación de los periodos de cuarentena, fundamentalmente para los casos de las personas que han tenido contacto con un positivo. En este contexto, cree que, para evitar las reticencias de numerosas personas a cumplir con las normas que se han dado para este tipo de casos, con confinamientos de dos semanas, cree que sería una buena medida acortar a diez días la cuarentena por haber tenido un contacto con un afectado a diez días.

17 oct 2020 / 23:35
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.