Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 28 febrero 2021
03:03
h

Una amenaza real de más restricciones se cierne sobre Santiago desde el viernes

Los concellos del área de Compostela y A Coruña, en vigilancia especial al seguir aumentando la incidencia del coronavirus // Galicia permitirá la movilidad “extraordinaria” para encuentros familiares en zonas perimetradas el día de Reyes // La comunidad permanecerá cerrada hasta el 11

La última fiesta navideña, el Día de Reyes, se presenta como un nuevo reto para el Gobierno gallego, que busca mantener la pandemia controlada cuando los primeros repuntes derivados de las fiestas de Nochebuena, Navidad, Nochevieja y Año Nuevo comienzan a hacerse notar. La situación más complicada se vive en las ciudades de Santiago y A Coruña, sobre las que se tomarán medidas el próximo viernes: y todo apunta que se endurecerán las restricciones actuales.

Es por ello que, pese a que Galicia permitirá nuevamente una movilidad extraordinaria para facilitar los encuentros familiares desde las 06.00 hasta las 23.00 horas del próximo día 6, habrá especial vigilancia en los ayuntamientos de las comarcas de A Coruña y Santiago, cuyos datos negativos en los últimos días podrían tener como consecuencia la imposición de restricciones más duras en sus centros comarcales a partir del viernes 8 de enero. Así lo anunció ayer el comité clínico que asesora a la Xunta en la gestión de la pandemia.

En concreto, en estos momentos, la comarca de Santiago mantiene a todos sus ayuntamientos, a excepción de la capital (donde existen restricciones medias, que podrían verse endurecidas este viernes) en un nivel de restricciones básicas. Ames, Boqueixón, Brión, Teo, Val do Dubra y Vedra podrán así disfrutar del Día de Reyes en los locales de restauración hasta las 23.00 horas, con un 50% de aforo en el interior y un 75% en el exterior, eso sí, sin superar las agrupaciones de seis personas no convivientes. El toque de queda imperante se mantiene entre las 23.00 y las 06.00 horas.

Sin embargo, esa vigilancia especial y ese endurecimiento de medidas anunciados ayer resultan fundamentales teniendo en cuenta que, en cuestión de un mes, Santiago se ha convertido en el área sanitaria con mayor incidencia acumulada a 14 días (227,23 casos por 100.000 habitantes), casi 60 puntos por encima de la segunda área con mayor afectación: la de Vigo (169,96 casos por 100.000 habitantes).

Cabe recordar que la propia capital gallega fue la primera ciudad que volvió al cierre perimetral, tras haber salido de él, y este mismo lunes su alcalde, Xosé Sánchez Bugallo, avanzó que la situación era “delicada y cambiante”, por lo que pese a una aparente ralentización de los contagios, todavía no puede hablarse de “estabilización”. Lejos de ello, el comité decidirá este viernes si las restricciones se endurecen.

EXCEPCIÓN A LOS CIERRES PERIMETRALES EN VIGOR. La ventana para los desplazamientos durante el 6 de enero se abre únicamente para “encuentros familiares”, e independientemente de los cierres perimetrales en vigor, según apuntó Sanidade en una nota de prensa enviada tras la reunión del comité clínico este lunes. La Consellería también avanzó que esta medida será publicada, como es preceptivo, en el Diario Oficial de Galicia (DOG).

CIERRE DE LA COMUNIDAD HASTA EL DÍA 11. En cuanto al cierre perimetral de la comunidad gallega, que en principio se había decretado hasta el 6 de enero, este se extenderá, según ratificaron fuentes de Sanidade al término de la reunión, hasta el lunes día 11.

Así, con la celebración del Día de Reyes se darán por zanjadas las fiestas navideñas en un contexto marcado por el empeoramiento general de los datos epidemiológicos.

REVISIÓN DE MEDIDAS EN LA REUNIÓN DEL VIERNES. En todo caso, los especialistas que conforman el órgano de asesoramiento a la Xunta decidieron mantener igual la situación en las ciudades gallegas, de manera que hay restricciones de movilidad en todas las principales, a excepción de Lugo y Ourense.

Con todo, esta decisión de mantener las restricciones vigentes será revisada en una nueva reunión, el próximo viernes, pues los expertos consideran que es necesario ese tiempo de espera para poder evaluar la evolución epidemiológica debidamente tras las medidas adoptadas para hacer frente a las fiestas.

Asimismo, Sanidade recordó la “obligatoriedad” de cumplir todas las medidas fijadas por la Xunta, con el ánimo de mejorar la situación epidemiológica en la comunidad. Es esa la única forma, en opinión del Gobierno gallego, de poder bajar las restricciones vigentes.

relajación
Carnota y As Pontes bajan a nivel básico

··· Más allá de la vigilancia especial sobre las comarcas de A Coruña y Santiago y del posible endurecimiento de las restricciones en los centros comarcales si continúa la tendencia negativa de los datos, el comité clínico ratificó este lunes cambios en las restricciones que afectan a tres ayuntamientos de la comunidad gallega.

··· En concreto, los municipios de Carnota y As Pontes, ambos en la provincia de A Coruña, pasan al nivel básico de restricciones, lo que supone de facto que recuperan la movilidad, pero también que las reuniones pasan a ser de un máximo de seis no convivientes y que los establecimientos hosteleros podrán cerrar a las 23.00 horas. Con todo, el toque de queda se mantiene, al igual que en el conjunto de la comunidad, entre las 23.00 y las 06.00 horas.

··· Por su parte, el comité clínico también decidió ayer rebajar el nivel de restricciones en el ayuntamiento de Narón (A Coruña), que pasa a estar en nivel medio, lo que supone que se rompe la ‘almendra’ en la que se encontraba junto a Ferrol, ciudad que todavía permanece a día 4 de enero en un nivel de restricciones medio-alto.

··· El Diario Oficial de Galicia (DOG) ratificó todas estas decisiones en el día de ayer, y ya entraron en vigor a las 00.00 horas del día de hoy, martes 5 de enero.

05 ene 2021 / 00:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito