Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 29 enero 2022
02:10
h
Pepe Domingo Castaño

Cuando el corazón se impone, sin dudarlo, a lo que dicta la cabeza

Comunicador

Nunca le gustó a Pepe Domingo Castaño hablar del difícil tránsito de las Cadena Ser a la Cope cuando en 2010 el Grupo Prisa decidió unilateralmente prescindir de Paco González, que era el director de Carrusel Deportivo, por cuestiones nada profesionales. Pepe Domingo siempre tuvo, y los sigue teniendo, grandes amigos en la Ser a pesar del relevo generacional y no es nada extraño, al contrario es muy habitual, que cuando va a algún lugar se reúna a cenar o comer con excompañeros de la emisora del Grupo Prisa. Con motivo de la presentación de su libro, Hasta que se me acaben las palabras, no dudó en hablar con Carlos Herrera sobre el tema asegurando que se sintió traicionado por Prisa ya que, dijo, “cuando estás treinta y siete años en una misma empresa creo que tienes derecho a irte cuando te dé la gana porque has más que demostrado cariño y entrega”. A Pepe Domingo no se lo permitieron, incumplieron su palabra y al día siguiente de anunciar que se iba, uno de los máximos responsables le advirtió de que en los próximos días recibiría un burofax para anunciarle que le demandaban. Ni siquiera le permitieron despedirse de los oyentes y de los compañeros. Daba igual, siguió el dictado de su corazón que le decía lo contrario de lo que recomendaba su cerebro. Era traumático, pero entre la lealtad mal entendida y la amistad, con Pepe por medio iba a triunfar la segunda. A. Trabanca

14 ene 2022 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito