Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 04 julio 2020
18:57
h
Entra la obra en la fase final y es el más moderno de Galicia // Tiene 11 plataformas de hormigón de 70 toneladas, para cien amarres // La remodelación de la fachada marítima de O Son comenzará en julio con la construcción del Náutico TEXTO S. S.

Cabo de Cruz ‘luce’ el pantalán de bateeiros, de 240 metros de largo

La conselleira de Mar, Rosa Quintana, visitó ayer en la localidad boirense de Cabo de Cruz la fase final de instalación de los módulos del pantalán para bateeiros, con la colocación de dos de los tres últimos (en total son once, de doce por cinco metros y con un peso aproximado de setenta toneladas cada uno). La semana pasada quedaron situados definitivamente tres, por lo que sólo resta un último bloque para finalizar completamente la actuación.

La pieza llegará en los próximos días y el final de las obras se prevé para el mes de agosto. Los trabajos cuentan con un presupuesto de cinco millones de euros y consisten fundamentalmente en la instalación de pantalanes de hormigón armado con núcleo de flotación de poliuretano expandido y fingers de aluminio para el atraque de embarcaciones de acuicultura con un francobordo de 90 centímetros que facilita el acceso a las mismas.

El pantalán tiene una longitud de 240 metros. La última de las plataformas flotantes sirve además de dique de abrigo. La obra la ejecuta la UTE formada por las firmas Amilibia, Aister y Ronáutica Marinas.

AYUDAS A LAS REDERAS. Acompañada por la presidenta de Portos de Galicia, Susana Lenguas, Quintana se desplazó posteriormente a Porto do Son, donde participó en dos encuentros. Primero presentó ante un grupo de rederas de la localidad las ayudas que recibirán aquellas que registraron una reducción en sus ingresos a consecuencia de la alerta sanitaria por el covid-19 y que no pudieron beneficiarse de la prestación por cese de actividad habilitada trar el estado de alarma.

Tendrán la posibilidad de acceder a la vía de apoyo específica para este sector que incluye el plan Avantemar de reactivación para el sector marítimo-pesquero ante dicha crisis. Este programa de la Xunta prevé 400.000 euros para dicha área procedentes de fondos propios.

Podrán acceder a un pago único de 450 euros por redera.

Esta medida, que les fue presentada en un encuentro que tuvo lugar en la nave de redes, se enmarca en la línea que el plan dedica a la dinamización y solvencia general de las empresas y profesionales, una de las cinco que incluye Avantemar con el objetivo de apoyar al complejo mar-industria con una inyección global de 77 millones de euros en 2020 ante las importantes pérdidas acumuladas en los últimos meses.

A continuación, la representante autonómica se reunió con el alcalde, Luis Oujo, y con los técnicos de la empresa adjudicataria de la reforma integral de la fachada marítima sonense (la UTE formada por las empresas Canarga y Abeconsa) para analizar el cronograma de la obra, que comenzará en julio.

Se iniciará con el derribo de la vieja lonja y la construccion del edificio que albergará las sedes del Club Náutico y del colectivo de jubilados.

En los próximos días, el regidor le presentará el plan de obra a los sectores del comercio y la hostelería local. La actuación incluye la reforma integral de la fachada marítima con la instalación de plataforma única, ampliación de espacios para terrazas, creación de miradores, etc.

El presupuesto de estos trabajos es de cinco millones de euros.

areadecompostela@elcorreogallego.es

la protagonista
“Supón un antes e un despois”
Image
Rosa Quintana
Conselleira de Mar

Rosa Quintana destacó ayer “a importancia de que tres empresas galegas se puxeran dacordo para levar a cabo o proxecto do pantalán de bateeiros de Cabo de Cruz, que é o máis moderno da comunidade (con diques flotantes de formigón que aportan gran estabilidade e seguridade) e que, como me contaba esta mañá un usuario, supón un antes e un despois para o sector”. Añadió que “podemos dicir que todo o sector, tanto para as embarcacións profesionais da pesca como para as auxiliares de acuicultura, dispón xa de pantaláns, a falta tan só de rematar os de Meloxo e Moaña”. En esta dotación se habilitarán un centenar de plazas de amarre para la flota de acuicultura, con esloras comprendidas entre los 14 y los 22 metros. La demanda actual es de 91 embarcaciones bateeiras. Desde el viejo muelle se observan en su totalidad las monumentales dimensiones del nuevo pantalán.

{ la letra pequeña }
Seguridad y comodidad
Suso Souto

LOS DATOS TÉCNICOS hablan por sí solos: una inversión de cinco millones de euros y un pantalán de 240 metros de longitud formado por once plataformas flotantes de hormigón. La nueva infraestructura portuaria de la localidad boirense de Cabo de Cruz no sólo permitirá al sector mejillonero trabajar con mayor comodidad y operatividad (incluso está a una altura mayor de lo habitual para facilitar el acceso a las embarcaciones desde el finger), sino también, y sobre todo, hacerlo con mayor seguridad. La misma cuantía se invertirá en la remodelación de la fachada marítima de O Son, una actuación que tendrá también una enorme repercusión a la hora de redimensionar la imagen de la villa, uno de los referentes turísticos de Barbanza.

30 jun 2020 / 01:00
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito