Los dos detenidos en la protesta de bateeiros que se ha desarrollado este jueves ante la sede la Xunta en San Caetano, en Santiago, han salido de comisaría tras casi ocho horas y después de declarar ante la policía.

Según informan fuentes del sector consultadas, se les atribuyen dos cargos: atentado contra la autoridad y altercados públicos. Pasarán a disposición judicial en los próximos días.

La concentración, que según el delegado del Gobierno no había sido comunicada, se produjo desde las 8,00 horas frente al complejo administrativo del Gobierno gallego en San Caetano, y fuentes de la delegación aseguran que algunos de los participantes treparon la valla para intentar acceder el edificio, además de incendiar contenedores y arrojar piedras a los agentes, extremos que niegan los manifestantes.

Poco después de las 9,00 horas hubo una carga policial, varias personas resultaron heridas, tanto manifestantes como agentes, y fueron detenidos dos participantes en la protesta.

Los bateeiros han censurado la actuación policial por "desproporcionada" y la próxima semana, el martes, volverán a reunirse para analizar la situación, en medio de un conflicto que se prolonga desde hace semanas y que se debe a la escasez de mejilla --la semilla con la que cultivar el mejillón-- y les enfrenta a otro sector, el de los percebeiros.