Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 27 noviembre 2021
18:28
h

Ambulancias y buses, ‘sitiados’ por el caos de aparcamiento en el Clínico

La grúa interviene en casos extremos de vehículos que impiden el paso al transporte público o al sanitario urgente // Raxoi solo actúa ‘bajo demanda’ cuando la situación se desmadra

La grúa municipal se vio obligada a intervenir ayer en el hospital Clínico ante el atasco que se estaba produciendo por un vehículo que impedía el paso del autobús urbano que da servicio al centro. No es la primera vez que sucede un problema de este tipo, según informaron desde el Ayuntamiento, sino que son muchas las ocasiones en las que el propio Sergas alerta de que el paso está cortado, por ejemplo, para las ambulancias, y es preciso despejarlo.

Los problemas con el aparcamiento en la zona del hospital Clínico, lejos de mejorar, parece que cada vez van a peor, en buena parte porque donde las plazas eran ya escasas, las sucesivas ampliaciones de las dependencias sanitarias han ido mermándolas, y son claramente insuficientes en las horas de consultas externas.

Por otra parte, también hay quejas por el elevado precio de las tarifas del aparcamiento subterráneo existente en la zona, algo que desde el Ayuntamiento explicaban porque se trata de una concesión pública, en la que el adjudicatario tiene que recuperar la inversión realizada.

La instalación solo registra un nivel alto de ocupación durante las mañanas, ya que fuera de las horas de consulta suele ser fácil encontrar estacionamiento en superficie, y de ahí que se hayan establecido unas tarifas superiores a la media.

Así, quienes acuden en su vehículo a las instalaciones acaban desesperados después de innumerables vueltas y recurriendo a dejar el coche en cualquier hueco en el que sea posible.

El resultado es que en muchas ocasiones este hueco no es tal, y acaba dificultando el paso de otros vehículos, y no solo los de grandes dimensiones, como autobuses o ambulancias, sino el de un coche de tamaño medio. Por otra parte, también son frecuentes las quejas de los peatones, que ven las aceras invadidas e imposibles de utilizar para una persona que tenga la movilidad limitada.

Aunque los terrenos son propiedad del Sergas, y la regulación del aparcamiento les corresponde a ellos, que ya recurren en ocasiones a vallar rotondas para evitar que sean utilizadas como aparcamiento, las competencias en materia de tráfico siguen siendo municipales, y de ahí que Raxoi intervenga cuando, como en el caso de ayer, el tránsito normal se ve afectado y es necesario resolver el problema.

Salvo en estos casos, en los que habitualmente es requerida su presencia por parte de los responsables sanitarios, el Ayuntamiento no puede intervenir, al tratarse de un espacio de titularidad de otra administración. De hecho, por ejemplo, para la puesta en marcha del sistema de la ORA en el Campus Vida fue necesario un convenio con la USC, a cambio de una reurbanización que todavía está pendiente de llevar a cabo.

En los diferentes proyectos para la remodelación de la zona del Clínico, cuando se planteaba trasladar allí la Facultad de Medicina, se planteó la posibilidad de construir nuevos aparcamientos en la zona, pero la administración autonómica ya dejó claro que, al igual que en las otras ciudades gallegas, no se planteaba esta opción.

Por su parte, el Ayuntamiento sí barajó en su momento la posibilidad de habilitar uno de los denominados aparcamientos de borde, de superficie, en los terrenos situados al otro lado de la carretera, en el Campus Vida.

Así, además de al Clínico, también se podría utilizar durante los Xacobeos como alternativa para los visitantes, que podrían acudir al centro en autobús. Sin embargo, con la crisis provocada por la pandemia, este proyecto quedó temporalmente aparcado hasta nuevo aviso y se optó por otras prioridades.

Competencia
Calles y plazas

··· El problema del tráfico en el interior de los complejos sanitarios es común a todas las ciudades, y en el caso de Vigo dio lugar incluso a un litigio que se dirimió en los tribunales. Ante la falta de actuación de la grúa, el Sergas recurrió, y la sentencia dejó claro que en lo que se refiere al tráfico en las calles que son de acceso público, la competencia es municipal, y por lo tanto, la grúa tiene el deber de intervenir cuando es requerida para ello, porque es su obligación garantizar el libre paso de vehículos.

··· En el caso de Santiago, aunque hubo problemas en alguna ocasión con las labores de rebacheo, para las que el Ayuntamiento tuvo que pedir el debido permiso, nunca hubo este problema, porque la grúa acudió cuando sus servicios fueron requeridos. Otra cosa muy distinta es la regulación del aparcamiento, en la que al tratase de un terreno propiedad de otra Administración, los responsables municipales de tráfico no pueden intervenir.

15 abr 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.