Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 03 junio 2024
15:30
h

Aumenta la demanda de alquileres que casi no existen ya en Santiago

Un sondeo de la Asociación Galega de Inmobiliarias señala que 1.200 familias buscan piso en Galicia // Apenas quedan unos cien libres en la capital gallega

Según datos recogidos por la Asociación Galega de Inmobiliarias (Agalin) entre sus asociados de toda Galicia, son más de 1.200 familias las que actualmente se encuentran en lista de espera para conseguir un piso de alquiler de larga duración en Galicia.

El sondeo, realizado y respondido por todas las agencias asociadas a Agalin en este mes de mayo, descubre este dato que completa una larga lista de alertas conocidas por todos, y que pone de manifiesto el grave problema de oferta disponible en alquiler de larga duración existente en Galicia.

Además de la cifra, siempre inaceptable y con la obligacion de solución inmediata por parte de las administraciones, de personas en riesgo de exclusión o en búsqueda de solución habitacional, más de 1.200 familias gallegas viables y solventes económicamente no encuentran el lugar que esperan para poder vivir.

En este mismo estudio se ha preguntado por la variación de oferta disponible en las agencias inmobiliarias analizando el dato de 2018 a nuestros días.

El resultado es que más de un 15% de las agencias aseguran haberse quedado absolutamente sin producto que ofrecer a las personas interesadas en vivir de alquiler, siendo la franja mayoritaria de agencias las que han notado un descenso entre un 50 y un 75% con respecto a cuatro años antes.

La ausencia de viviendas disponibles y la existencia de una demanda constante que cada año aumenta, ha provocado una escalada de precios inasumible para la ciudadania y un descenso de las calidades ofrecidas en estos inmuebles, impropio de la época y sociedad en la que vivimos.

Por todo esto, y una vez que la búsqueda de inmueble es infructuosa y empieza a alargarse en el tiempo, los principales criterios de búsqueda que el futuro inquilino se ve obligado a variar son los siguientes: precio, zona, características y calidades.

SITUACIÓN EN SANTIAGO. La escasa oferta y la enorme demanda de viviendas en régimen de alquiler que hay en Santiago, realidad cerciorada a través de los datos de Asociación Galega de Inmobiliarias (Agalin), está provocando situaciones atípicas para Compostela, similares a otras grandes urbes del país. Así, ya hay listas de espera para poder ver los inmuebles que salen al mercado, y estos, una vez aparecen, vuelan en tiempo récord.

En este sentido, como adelantaba el presidente de Agalin, Carlos Debasa, los 130 apartamentos disponibles en la capital gallega no dan para abastecer las demandas de la ciudad, lo que complica “una barbaridad” la posibilidad de buscar propiedades en este régimen.

Ligado a la ausencia de opciones está también el aumento de los precios. Sobra decir que se necesitan rentas altas para ser capaces de llegar a un alquiler de más de ochocientos euros, teniendo en cuenta que a ellos hay que sumar otros gastos como luz o agua, pero aún así existen peleas por esos inmuebles.

Con todo, teniendo claro que la horquilla de importes puede variar mucho en función de las características o la ubicación, el arrendamiento mensual en Santiago, teniendo en cuenta el mayor volumen de propuestas, suele rondar entre los 500 y los 600 euros.

Esta pequeña tendencia se constató en algunas grandes urbes, como Madrid o Barcelona, a raíz de la pandemia, en la que se recuperó el alquiler tradicional en detrimento de las opciones para visitantes. Aun así, aprecian desde Quatrium, “siguen entrando ahora nuevos pisos para alquiler”, dada la importante salida que tienen, ya no solo para estudiantes, colectivo clásico al que no todos están dispuestos a aceptar, sino también a trabajadores y a familias.

Estos beneficios contrastan con el motivo económico, una rentabilidad en la que ganan los pisos turísticos. A tenor de las estimaciones de la Asociación de Viviendas Turísticas de Galicia (Aviturga), el abanico puede variar, por ejemplo en el casco histórico, desde los sesenta hasta los ciento y muchos euros al día.

Teniendo en cuenta que Compostela se considera un destino anual y que las estancias son de unos cuatro o cinco días de media, las ganancias suben mucho.

25 may 2022 / 00:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito