Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 07 diciembre 2022
11:41
h
seguridad. Tres de cada cuatro avisos en 2021 fueron por saltos de alarmas en las empresas, aunque también hubo daños en portales, intentos de robo, averías e inundaciones // Las patrullas cuentan con el apoyo de unidades caninas, conformadas por cinco perros especializados en defensa TEXTO Valentín Álvarez

Bajo control: los vigilantes del Tambre atienden más de 700 incidencias al año

El servicio de vigilancia de la Asociación Área Empresarial del Tambre (AAET) atendió 720 incidencias a lo largo del pasado 2021, con la intervención de los vigilantes para detectar cualquier anomalía que pueda poner en riesgo la seguridad y protección de personas o bienes en el área empresarial.

El equipo de vigilancia, compuesto por ocho especialistas en seguridad, realiza un trabajo de rondas presenciales por las vías públicas del área industrial durante todo el año. Durante la semana laboral –de lunes a viernes– lo hacen en horario de noche, mientras que los fines de semana, así como los días festivos, tienen un horario de 24 horas.

El 75 % de las incidencias inscritas el pasado año, es decir, un total de 538, fueron intervenciones para atender saltos de alarmas en las instalaciones de las empresas. La presencia física del servicio de vigilancia en el área empresarial garantiza una respuesta inmediata delante del aviso por parte de la central o de la localización de la alarma por los propios vigilantes.

Durante 2021, se comprobaron por este motivo las instalaciones de más de un centenar de empresas asociadas. En otros casos, el servicio interviene directamente por anticipación. Los vigilantes, en estas situaciones, detectan elementos en el perímetro o en el acceso de las instalaciones que han sido dañados o abiertos, como pueden ser los portales, ventanas, persianas... de las instalaciones, y actúan antes de que se produzca una activación de los sistema de alarma, siguiendo siempre el protocolo particular para solucionar cada incidencia. Un 14 % de las incidencias, lo que supone un total de cien, se correspondieron con intervenciones de este tipo.

Por otra parte, el 7 % de las incidencias, un total de 50, fueron intervenciones causadas por averías o accidentes, tanto en la vía pública como en el interior de las instalaciones de las empresas asociadas, principalmente por fugas, vertidos, inundaciones, obstáculos en la calzada o la asistencia en accidentes de tráfico. El personal de seguridad, en estos casos, da primero un aviso al propietario y acto seguido contacta con la Policía Local o los Bomberos, en función de la circunstancia y de la urgencia y necesidad de actuación que requiera la misma.

Por último, un 4 % de las incidencias inscritas, cifradas en 32, se corresponden con identificaciones y seguimientos tanto de personas como de vehículos que habían podido estar relacionados presuntamente con la preparación o comisión de actos delictivos. En este tipo de intervenciones se colabora, además, con el Cuerpo Nacional de Policía. Como ejemplo de esta actividad, en el pasado mes de junio los vigilantes intervinieron en el Polígono de Costa Vella tras detectar a un individuo armado y que ya tenía antecedentes, que aparentemente se preparaba para entrar en las instalaciones de una empresa, probablemente para cometer un robo en la misma. Una vez que los vigilantes detuvieron a este infractor, el sospechoso fue entregado a la Policía Nacional.

La misión principal del equipo de vigilancia de la Asociación Área Empresarial del Tambre es, aseguran desde la misma, proteger a las personas y empresas del ámbito empresarial. Todos los vigilantes de seguridad cuentan con la titulación oficial, a la vez que están en posesión de la licencia de armas del tipo C. También complementan su formación con un curso de guía canino, otro de atención de emergencias sanitarias y un curso de sistemas de alarmas, entre otros.

Además de las prendas tácticas que forman parte de la uniformidad, los vigilantes integraron este año en su atuendo un nuevo chaleco anticorte. También portan, desde hace tiempo, su arma reglamentaria y un spray de defensa propia. Las patrullas de vigilancia están apoyadas además por unidades caninas –en concreto, unos cinco perros especializados para la defensa– de gran ayuda.

El patrullaje del equipo alterna la vigilancia en vehículos con la vigilancia a pie, que se realiza acompañado de uno de los perros especializados, para cumplir el objetivo de la inspección y el control de los diferentes elementos del área empresarial. Cada vehículo recorrió, como muestran sus contadores, una media de 75 kilómetros de distancia por turno de trabajo, sumando en todo el año 2021 un total 99.980 kilómetros.

01 feb 2022 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito