Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 04 febrero 2023
01:00
h
verano. Convivir con un felino aporta muchos beneficios para la salud física y mental // Asociaciones animan a que la tercera edad busque la compañía de un animal // El Refuxio de Bando denuncia las malas condiciones en las que llegan algunos TEXTO Ana Iglesias

Campaña para que los mayores que viven solos adopten gatos

Durante los meses de verano aumenta el abandono de animales, especialmente de gatos, y muchas personas mayores siguen estando solas durante esta época. Por eso, y habida cuenta de que, según los expertos, la compañía de los animales “reduce la percepción de soledad y aporta importantes beneficios para la salud de las personas”, muchas protectoras han lanzado campañas para fomentar la adopción responsable en esta época del año.

Es el caso de MSD Animal Health, que acaba de poner en marcha la iniciativa solidaria Mayores y Mininos. Adopta un Gato como acción para mitigar la situación de soledad no deseada que viven las personas mayores y el abandono de gatos adultos, con un programa que facilita la adopción y el seguimiento posterior, siendo un proceso que beneficia tanto a la persona como al animal.

Desde la entidad destacan entre los beneficios que “los gatos son animales protectores y cariñosos, ayudan a reducir el estrés, protegen frente a enfermedades cardiovasculares, e incluso ayudan a que haya un menor riesgo de fragilidad física”.

Asimismo, en el plano emocional, señalan que “la relación con un gato se convierte en una fuente de soporte social y de apego que mejora la salud psicológica y hace de este animal un importante aliado para enfrentarse a la situación de aislamiento social que con frecuencia se asocia al envejecimiento”.

La iniciativa Mayores y Mininos. Adopta un Gato crea una red que conecta a personas mayores en situación de soledad o vulnerabilidad con gatos adultos abandonados a través de las entidades involucradas. Pero va más allá, y tal y como señalan desde la entidad, también se estudia la idoneidad de los emparejamientos, se da formación, se facilita el proceso de adopción y se hace un seguimiento posterior “que beneficia tanto a la persona como al gato”.

Para Nuria Máximo, directora de la Cátedra Animales y Sociedad, “la base fundamental de este proyecto es conseguir un beneficio mutuo para ambas especies”, convencida de que el vínculo entre humano y animal se convertirá en “un agente protector ante enfermedades, y en paralelo, dotará a la persona mayor de sentimientos de autoeficacia al ejercer el rol de cuidador, mientras que el gato tendrá la oportunidad de vivir en un entorno familiar”.

La campaña, dirigida a mayores de 65 años que quieran adoptar un gato adulto, está disponible en la web de MSD Animal Health, donde las personas interesadas podrán conocer a los gatos disponibles. A través de la plataforma hay que cumplimentar un formulario y esperar a que la asociación contacte para iniciar los trámites.

Además, la entidad también ayudará a conocer “las necesidades fisiológicas, comportamentales y de seguridad que tiene un gato y cómo se deben cubrir antes de incorporar al nuevo miembro de la familia a casa”, así como a crear un vínculo con el gato con el que se va a convivir y cuáles son las bases para hacerlo.

La investigadora Paula Calvo, doctora en Antrozoología, insiste en lo positivo de la campaña, ya que “la ciencia ha demostrado que convivir con un gato aporta muchos beneficios a nivel de salud física y mental”.

“Por tanto, en el colectivo de personas de la tercera edad, donde generalmente la salud se encuentra afectada en algún sentido, compartir la vida con un gato puede ayudar a mejorar su calidad de vida o evitar su deterioro”, afirma.

Cabe destacar que el abandono de gatos en España crece cada año. En 2019 y según el informe Epidemiology of Dog and Cat Abandonment in Spain, fueron recogidos en refugios 129.000 gatos abandonados, usualmente por camadas no deseadas, por el comportamiento del animal o por dificultades económicas. “Para los gatitos es más fácil conseguir una familia, pero no sucede lo mismo con los adultos. En la calle, además, no suelen ser capaces de subsistir, a diferencia de los gatos ferales; y en los refugios es frecuente que fallezcan por el estrés del entorno”, advierten los expertos.

maltrato. También desde el Refuxio de Animais de Santiago, situado en Bando, hacen un llamamiento a la adopción responsable, en una época que “está a ser moi complicada en canto á chegada de animais, e algúns veñen en condicións lamentables”.

En sus redes sociales, la protectora presenta a los animales que van llegando al refugio y son susceptibles de ser adoptados, explicando sus características físicas y su carácter, así como el lugar de recogida y las condiciones del abandono. Hace una semana explicó el caso de Watson, encontrado en el Concello de Touro con la pata destrozada.

Una radiografía y una analítica reveló que además de tener anemia e infección, la fractura se debía al disparo de unos perdigones que lo dejaron sufriendo una larga agonía. “En canto se estabilice e estea en mellores condicións, pasará polo quirófano para amputar a pata”, señalan desde la asociación, que animan a su acogida para que “non teña que pasar o post operatorio no Refuxio”, y piden ayuda para que alguien le ofrezca un ligar en el que recuperarse, “anque se fose con vistas a adopción, mellor que mellor, pero sabemos que sendo un gato adulto, negro e sen unha pata va a estar complicado”.

Además, desde la protectora hacen un llamamiento para encontrar “a alguén que aporte algún tipo de información sobre este caso ou sobre algún outro tipo de barbaridade ou maltrato contra un animal e o denuncie”, y animan a conocer a los felinos que esperan ser adoptados.

17 ago 2022 / 01:30
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.