Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 26 noviembre 2022
21:52
h
Vecinos de San Caetano y Salgueiriños critican el estado descuidado del barrio, afectado por la basura y la maleza // Solicitan una renovación de los espacios, a la altura de las actuaciones realizadas en la ruta para peregrinos TEXTO F. Cernadas

Choque de estilos en plena entrada del Camino Inglés

A raíz de la denuncia realizada por este periódico por el estado de las construcciones de San Caetano, llenas de pintadas desde hace años, algunos vecinos de este bloque residencial han querido poner el foco en la descuidada apariencia de la zona, vía de entrada del potenciado Camino Inglés. Estos denuncian el diferente estado de esta ruta en la capital gallega, ya que mientras se ha dado una cara renovada a partir de este barrio, unos metros antes, en la entrada del municipio, algunos elementos visibles mantienen un aspecto degradado.

Algunos contenedores, oxidados y rotos, la basura que se acumula en determinadas horas del día junto a estos colectores o los restos de los comensales de la cadena de comida rápida de esta área enfadan a unos residentes que no comprenden cómo se puede llegar a tal dejadez institucional, teniendo en cuenta además que se está en pleno Año Xacobeo.

Esta problemática, tildada como “lamentable” por los propios afectados, llega también a los bienes patrimoniales de arquitectura tradicional, los cuales han acordado recuperar desde el Concello, a raíz de la aprobación en Pleno, por unanimidad, de la iniciativa del Bloque Nacionalista Galego para apoyar económicamente y con asesoramiento a las asociaciones vecinales que luchan para proteger los vestigios locales de la cultura propia.

De este modo, ponen el foco en el lavadero municipal de la rúa Salgueiriños de Arriba, el cual mantiene un estado de putrefacción, con restos de todo tipo que fueron arrojados a su interior y que no han sido retirados. Asimismo, el matorral comienza a apoderarse de estos dos pozos, uno de ellos del que se escapa el agua, discurriendo por la calle por la que pasan los peatones, suponiendo un riesgo importante de resbalar.

En esta misma línea, entre las innumerables quejas, también se encuentra la maleza que brota de numerosas aceras, con hierbas pegadas a muros que llegan a superar el metro de altura.

Por todo ello, esa estampa desaliñada indigna a los habitantes, cansados de solicitar el paso del servicio de la limpieza en estos lugares, sin que nada se haga al respecto.

Solicitan que si se han realizado dotaciones económicas para la mejora del último tramo de la ruta inglesa hacia Compostela, que este montante también se destine a renovar uno de los barrios por los que pasan los peregrinos en sus últimos metros dirección a la Catedral, ya que la imagen que se lanza del municipio, sostienen en la zona, no es la adecuada.

Así, estiman que el marcado envejecimiento de gran parte de las construcciones, que denotan el paso del tiempo por ellas, necesita ya un rejuvenecimiento, a la altura del llevado a cabo en otros puntos de la capital gallega.

CONTRASTE VISUAL. Esta desoladora imagen que proyectan en sus críticas contrasta con el renovado estilo que se le ha aportado, por ejemplo, a la senda peatonal de la rúa San Caetano, con la instalación de unas fuentes de última generación, con un diseño en el que se muestra una referencia clara al Camino de Santiago.

Estos cambios son los que esperan que se extiendan al entorno, ya que aportaría vida a una de las zonas más antiguas de Santiago, integrando el estado de este territorio de la periferia con el centro. Entre sus premisas, que afectarían a caminantes y vecinos, están el cambio de las aceras, levantadas y rotas por las raíces de los árboles.

14 mar 2022 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito