El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

Calculan que hasta dentro de 15 años no habrá nueva Facultad de Medicina

Gestal critica que "se ha perdido un año" para un centro que se rompió en 1999 // Ferreira ve el Campus da Saúde "capital" para el futuro de la USC, aunque prevé que su coste se duplicará

Proyecto de la nueva Facultad de Medicina, Odontoloxía y Enfermería en el Campus da Saúde, al lado del Clínico
 - FOTO: ECG
Proyecto de la nueva Facultad de Medicina, Odontoloxía y Enfermería en el Campus da Saúde, al lado del Clínico - FOTO: ECG

ÁNGELA ARES   | 22.01.2019 
A- A+

La futura Facultad de Medicina de la Universidade de Santiago parece que se está encontrando con serias dificultades para ver la luz. Aunque estaba previsto que este año comenzasen las obras, un estudio elaborado por la Oficina de Infraestructuras del campus compostelano ve lejana la puesta en marcha del nuevo macrocentro, al calcular que no estará listo hasta dentro de 15 años.

Así lo expuso ayer el gerente de la Universidade de Santiago, Javier Ferreira, en declaraciones a la Cadena Ser, en las que además aseguró que el coste que supondrá la puesta en marcha de la nueva facultad se duplicará. "Si se estimaba que iban a ser treinta millones, serán sesenta".

Estas declaraciones se producen tras las realizadas por el exdecano de la Facultad de Medicina de la Universidade de Santiago, Juan Jesús Gestal Otero, quien en el mismo medio criticó que "el tiempo que ha pasado ha sido un año perdido para una facultad que es única en Galicia".

Gestal subrayó la importancia de la construcción del Campus da Saúde "porque la Facultad de Medicina necesita volver a recomponerse porque se rompió en el año 1999". "Cuando ese año nos fuimos al Clínico ya se podía haber sacado a concurso, o al menos encargado el proyecto de ejecución", denunció.

Ayer, el gerente de la USC explicó que cuando llegó el equipo rectoral actual, con Antonio López a la cabeza, estudiaron el proyecto de la futura Facultad de Medicina, "que consideramos capital y bandera del futuro de la Universidad".

Sin embargo, Ferreira dice que descubrieron que solo existía el "proyecto básico. Muy bonito, muy ilusionante, pero nada más. Ni el coste total, ni los plazos para su construcción".

Así, la USC encargó a la Oficina de Infraestructuras la realización de un estudio sobre los flecos que faltaban del proyecto.

Tras cuatro meses de análisis llegaron a la conclusión de que "si se creía que costaba 30, en realidad costará 60 millones".

"La Universidade no dispone de estos recursos, ni podemos hipotecarnos en un proyecto tan ambicioso", apuntó. Por este motivo, trasladaron estos datos a la Xunta, además del cálculo para la ejecución del nuevo edificio, "que no estará listo hasta dentro de 15 años; a muy largo plazo".

"No significa que renunciemos, ni que se haya perdido el tiempo, pero no sería sensato licitar un proyecto de ejecución de una obra si no sabemos si ésta se va a poder acometer", puntualizó el gerente.

Para Ferreira "sería como tirar 1,5 o 2 millones de euros a la basura y no nos lo podemos permitir", señaló, además de apuntar que ·en el proyecto inicial no se había cuantificado el coste del equipamiento".

Unas obras que iban a iniciarse en este ejercicio

•••En abril de 2017, en una reunión entre representantes de la Xunta y de la UCS, se indicó que el proyecto básico para la construcción del nuevo Campus da Saúde se licitaría de forma inmediata para concluirlo ese mismo año. A partir de ahí, iban a encargar un proyecto ejecutivo para definir los costes y la ordenación de la parcela donde se situarán las nuevas facultades del Campus da Saúde, con el horizonte de que los trabajos de construcción se pudiesen iniciar a finales de 2018 o comienzos de 2019. Tras la reunión se indicó que las obras se concluirían entre 2020 y 2021, una fechas que, según apunta ahora la USC, podrían alargarse hasta 2034.

Javier Ferreira

Gerente de la USC

"No renunciamos, pero no sería sensato licitar un proyecto de una obra si no sabemos si esta se hará. Sería como tirar 1,5 o dos millones de euros a la basura"