El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

Inmigrantes gallegos en USA: los invisibles que nunca volvieron

Luis Argeo y James D. Fernández acaban de publicar un libro con 300 fotos inéditas de emigrantes en Estados Unidos // Lo presentarán en Santiago

Miembros de la liga de llave del año 1938 organizada por la Sociedad Española de San Luis.  - FOTO: ‘Invisible Immigrants’
Ver galería
Miembros de la liga de llave del año 1938 organizada por la Sociedad Española de San Luis. - FOTO: ‘Invisible Immigrants’

SANDRA CUIÑA. SANTIAGO  | 19.04.2015 
A- A+

Los padres de Ángel Rañón emigraron a Estados Unidos en el siglo pasado, más o menos en la misma época. Él se había marchado a Tampa y ella a Nueva York, pero el destino quiso que se conocieran en un viaje por Norteamérica, a pesar de que en su tierra natal, Ribadeo, sólo vivían a un kilómetro de distancia.

Ésta es tan sólo una de las curiosas historias que se esconden detrás de las 327 fotografías que aparecen en el libro Invisible Immigrants, que este miércoles, 22 de abril, se presenta en Santiago en la sede del Consello da Cultura Galega.

Sus autores, el asturiano Luis Argeo, y el neoyorkino James D. Fernández, quisieron recordar y homenajear a las decenas de miles de emigrantes españoles, algunos gallegos, que hace un siglo cruzaron el océano Atlántico sin saber qué clase de aventuras les depararían aquellos viajes a lugares tan dispares como Hawai, Nueva York, Ohio o Tampa, donde encontraron trabajo y donde acabaron estableciéndose definitivamente, a pesar de que esa no era su idea inicial. De hecho, la mayoría soñaban con volver a España, pero la Guerra Civil convirtió su aventura en un viaje sin retorno. Un éxodo hacia América que apenas figura en los anales de la Historia, y que acabó diluyendo a sus protagonistas en la nueva sociedad que los acogió hasta hacerlos invisibles.

Para poder publicar Invisible Immigrants el periodista Luis Argeo y el catedrático James D. Fernández pusieron en marcha una campaña de crowfunding o micromecenazgo, gracias a la cual pudieron autoeditar 1.500 ejemplares. "Vimos que teníamos un respaldo amplio, así que quisimos hacer el libro con mucho mimo y cuidado. Escogimos el mejor papel y nos dejamos las pestañas en la edición", explica Argeo.

Dos tercios de la tirada fueron a parar a Estados Unidos, a donde llegaron en barco, rememorando el viaje que un siglo antes habían realizado los protagonistas de sus páginas.

"Los mandamos en contenedores en las bodegas de un barco, como les pasó a muchos emigrantes españoles, que viajaron en esos espacios". El libro cuenta con seis capítulos, escritos en castellano y en inglés, y en el que sus autores han dejado "que las fotos hablen por sí mismas". Cuesta 45 euros y se pude comprar a través de la página web invisibleimmigrants.com. También se pueden adquirir en algunas librerías.

Al rescate de un ‘tesoro’ que desaparece

Santiago. El catedrático James D. Fernández, de origen español, cuenta cómo se interesó por este tema. “Todo comenzó con un encargo para una exposición de museo titulada Frente al fascismo:  Nueva York y la Guerra Civil Española. Me encargaron un estudio sobre la colonia hispana en Nueva York, y sus reacciones a la guerra en España.  Como no había bibliografía académica, me lancé a la historia oral y empecé a entrevistar a mayores –descendientes de inmigrantes españoles– con recuerdos de los años 30 y de las actividades de las organizaciones españolas de la ciudad,   y me di cuenta de que estos hijos son los guardianes de un tesoro documental que está a punto de perderse, así que decidí unir esfuerzos con Luis Argeo, y ampliamos nuestro campo de trabajo por todo el país”.
De todos modos James afirma que aún les queda mucho trabajo por delante. “Ver plasmada en un libro parte de nuestra investigación produce felicidad y satisfacción, pero al mismo tiempo, genera inquietudes y deseos: cada intervención nuestra, ya sea una película, una exposición o un libro, nos revela siempre la ingente cantidad de trabajo que queda por hacer”, comenta. Y es que para James “cada foto nos habla de las imágenes que no hemos podido ver todavía; cada anécdota nos hace pensar en las historias que todavía quedan por registrar”. Además de en Santiago el libro también se presentará en Sada a las 20.00 horas. s. cuiña