Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 19 octubre 2021
00:00
h
Casi ninguna rúa monumental se salva del grave problema de las pintadas, que degradan el patrimonio y estropean el mobiliario urbano // También dañan la imagen de la ciudad TEXTO Julia Escobar

El grafito interminable en el casco histórico

Pasear por las calles del casco antiguo de Santiago evoca a esas palabras del poeta español Valle Inclán, que en su momento escribió: “No parece antigua, sino eterna”. La capital gallega enamora por el aire fresco y la energía que transmite la peregrinación hasta la ciudad. El centro histórico es un meollo de callejuelas que se entrelazan, donde esa eternidad se sella con el musgo que crece entre los resquicios de los ladrillos de las casas antiguas y el sonido de las gaitas te hace sentir que estás en Galicia. Quizás es en ese preciso momento cuando sin darte cuenta te quedas atrapado en la ciudad y te enamoras de ella o no, eso según gustos.

Santiago está dentro de las Ciudades Patrimonio de la Humanidad, sin embargo los grafitos interminables en la ciudad afean fachadas, calles, puertas y hasta plazas. Un día cualquiera se puede caminar entre las distintas calles y pasar por el Arco de Mazarelos para automáticamente encontrarse con una pintada; seguir el paseo y tener tuberías o puertas escritas con grafiti. Echar la vista en la acera de enfrente y encontrarse el mismo escenario. La rúa da Ensinanza, O Pexigo de Abaixo son algunas en las que pintar textos abstractos en las paredes de manera libre parece que se ha convertido en hobby.

Además, a las puertas del antiguo cementerio del parque de Bonaval también vemos pintadas espontáneas de colores vivos, de letras a las que no se le encuentra ningún tipo de sentido. Continuamos la caminata por el casco antiguo de la capital gallega en un día soleado, un poco atípico, para ser la ciudad donde la lluvia predomina la mayor parte del tiempo. Con buen ritmo se llega a la rúa das Casas Reais, donde las puertas están pintarrajeadas. Siguiendo el trayecto se acaba en la praza de Salvador Parga, donde escaparates abandonados se han convertido en un arcoiris de manchas y letras aleatorias.

Como si de un juego de niños se tratase, las callejuelas cercanas generan curiosidad y caminando se acaba entrando a la rúa da Algalia de Abaixo. El escenario no cambia; al contrario, seguimos viendo portales con pintadas, cristales con pegatinas y pintura encima. Posteriormente, el rumbo establecido acaba en una de las calles que da a la plaza Cervantes y se ve como en un mapa de la ciudad un grafito rojo tapa todo el plano y como justo al lado, en otro cartel con pegatinas, se dificulta leer las indicaciones que llevan a la praza do Obradoiro y otros lugares.

Por la rúa do Franco, cantón do Toural, rúas das Orfas o rúa do Preguntoiro las pintadas son reincidentes y muestran una ciudad descuidada y hasta sucia en algunos casos. Portales que tienen una gran majestuosidad se ven también afectados por estos grafitos, que no hacen ningún tipo de distinción. Para terminar el recorrido, llegamos a la plaza de Pescadería Vella, donde el aire que se respira es de gente tomándose un aperitivo en las terrazas, pero sin olvidar que las pintadas están a sus alrededores.

El debate está abierto ¿pintadas como forma de expresión o arte urbano libre? Existen tantas respuestas como colores. Aunque Santiago siga manteniendo su encanto para sus viandantes, no hay que olvidar que al Concello le puede suponer un gasto de más de 25.000 euros de las arcas municipales arreglar este tipo de agravio.

La Brigada Municipal de Vías y Obras acaba de completar, precisamente, el repintado de las puertas de la capilla de Santa Susana después de la agresión sufrida esta semana en forma de un buen número de grafitos que afeaban el monumento. La situación de la iglesia en una zona apartada y poco frecuentada por la noche favorece este tipo de ataques, que en ocasiones se cebaron también con las ventanas del edificio de traza románica, pero que debe su actual fisonomía a la reforma llevada a cabo en el siglo XVII.

12 oct 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito