Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 27 julio 2021
03:05
h

El sector inmobiliario arranca con fuerza en la vuelta a la actividad

Optimismo en las agencias por el elevado caudal de trabajo en el inicio de la ‘era post-covid’ // Los pisos turísticos se han incorporado al alquiler tradicional, mejorando la calidad de la oferta

“El sector inmobiliario ha arrancado otra vez muy fuerte”. Así de optimistas se muestran los responsables de Agalín (Asociación Galega de Inmomiliarias) tras comprobar que la vuelta a la actividad está siendo más que positiva. El alquiler, dicen, está funcionado muy bien y hay demanda para gestionar, visitar y comprar. En este sentido, Carlos Debasa, presidente de este colectivo de inmobiliarias, destaca que la situación no está siendo lo negativo que se esperaba y las sensaciones post-confinamiento son francamente buenas. “Los precios no han bajando en absoluto y se está trabajando bien, no al ritmo de antes del parón por el covid-19, pero la demanda es, sin duda, más que notable”.

En este sentido, subraya que muchos pisos vacacionales se han incorporado a la oferta de viviendas en alquiler tradicional o a largo plazo, una situación que permite que haya aumentado el catálogo, muy escaso previamente por la proliferación de pisos turísticos, y también ha mejorado la calidad media de los inmuebles. “Las viviendas vacacionales en una ciudad como Santiago están muy bien montadas y esto, sin duda, es un plus para aquellos que quieren alquilar un piso de calidad”, indica Debasa, quien añade que, pese a que la oferta de pisos es más amplia, los precios no han bajado.

Una valoración que coincide, por ejemplo, con la que realizan en la Inmobiliaria Rey. Apuntan que la crisis del covid-19 no ha alterado demasiado la situación del sector inmobiliario en la capital gallega. Señalan que los precios se mantienen o incluso suben por la gran demanda de alquiler que existe en la ciudad. Y añaden que en el Ensanche es muy difícil encontrar una vivienda de tres habitaciones por menos de 600 euros mensuales.

Para reflejar la alta demanda que existe para alquilar una vivienda en la capital gallega pone un ejemplo: “En cuanto anunciamos un piso, rápidamente se suceden las llamadas mostrando interés. Podríamos hablar de 20 posibles interesados para un mismo inmueble”, afirman en Inmobiliaria Rey.

También en Quatrium Inmobiliaria destacan que “la vuelta ha sido intensa, con mucho trabajo desde el primer momento” que el sector volvió a la actividad. Además, inciden que en esta situación ha servido para que aquellos que estaban interesados en comprar una vivienda tengan “mucho más claro el tipo de piso o casa que les gustaría adquirir”. En sentido, el covid-19 ha hecho que se dispare “el interés por viviendas con jardín en las afueras de la ciudad o pisos con terraza o balcones”.

Se disparan las reservas de universitarios para el próximo curso: “El 80 % renueva contrato”

El mercado de viviendas de alquiler destinadas al uso de estudiantes también ha arrancado a toda velocidad y mucho antes que en cursos anteriores. Cuando ni siquiera ha comenzado el verano, los universitarios ya han comenzado a mover ficha para reservar piso. La proyección que realizan en Quatrium Inmobiliaria es que “un 80 % de los estudiantes van a renovar sus contratos para continuar en el mismo piso”.

Además, teniendo en cuenta la situación de stand by en la que se mantienen muchos universitarios, el Centro de Coordinación Operativa, tras la reunión que mantuvo el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, con el presidente de la Federación Galega de Municipios e Provincias y representantes de la Delegación del Gobierno, ha decidido que los alumnos matriculados en alguna de las tres universidades del Sistema Universitario de Galicia puedan desplazarse, bajo autorización, a recoger sus apuntes y los efectos personales que dejaron en el lugar en el que residían hasta el momento de la suspensión de las clases, ya que lo han interpretado como “una situación de necesidad”. De esta manera, Galicia se ha convertido en la primera comunidad autónoma en atender esta demanda del colectivo de estudiantes universitarios que se ven afectados por la restricción de movilidad entre provincias a pocas semanas de las evaluaciones finales del curso académico.

Este permiso solo autoriza a la recogida de los efectos personales y desalojo de la vivienda, en caso de que sea oportuno debido al fin del contrato, y también a la recogida de material en residencias universitarias.

20 may 2020 / 00:28
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito