Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 09 diciembre 2021
09:16
h

Estudiantes madrileños ofrecen el Camino por las víctimas del COVID

Fueron recibidos a su llegada al Obradoiro por una ‘performance’ sobre la historia del Apóstol

Un grupo de alumnos del colegio Arenales de Madrid llegó ayer al Obradoiro tras recorrer más de cien kilómetros del Camino, desde Sarria, como homenaje a las víctimas del COVID. Los niños obtuvieron la Compostela vicarie pro que permite acreditar como peregrino a un fallecido o un impedido y que han ofrecido por los familiares, conocidos y amigos que perdieron la vida por el coronavirus.

Su recibimiento fue de lo más sorprendente para todos aquellos que paseaban por los alrededores, así como para los propios profesores y estudiantes, que no supieron de la sorpresa hasta el último momento. La agencia que les organizó el Camino quiso recibirles con una performance protagonizada por un Apóstol Santiago, perfectamente personificado, que salió a su encuentro para conversar y acompañarles en la llegada.

Relataron que hacía dos días que comenzó su intriga, cuando el mismo que representó a Santiago se coló entre las filas de los jóvenes peregrinos afirmando ser El hijo del Trueno, sobrenombre que otorgó Jesús al Zebedeo por su temperamento y fortaleza. Tras un día de incertidumbre, se colocó su llamativa indumentaria para aparecer frente a la Catedral.

Los estudiantes, que recorrieron 110 kilómetros, salieron hace seis días desde la iglesia de Santiago Barbadelo y regresaron a Madrid ayer por la tarde. Para evitar contagios, puesto que muchos padres estaban preocupados por el riesgo del coronavirus, durmieron en un mismo albergue, es decir, en un campamento base al que se desplazaban después de cada etapa. El objetivo de esta mágica experiencia era concienciar a los jóvenes sobre la relevancia de la figura del patrono de España, además de conocer un poco de la historia del Camino y su meta, la Catedral de Santiago.

El espectáculo formó parte de las sesiones jacobeas que propuso la agencia organizadora al colegio, con el fin de incentivar a los alumnos a embarcarse en la peregrinación que el centro realiza desde hace dos años. María Casteló, una de las organizadoras, afirma que era esencial motivarlos puesto que las clases online, las limitaciones de aforo y hasta la brutal tormenta Filomena han supuesto una sobrecarga de trabajo para los educadores y directivos.

La propuesta dio sus frutos puesto que, a los alumnos de cuarto de la ESO, promoción para la que se prepara habitualmente este viaje, se unieron para repetirlo los estudiantes de Bachillerato, así como del nuevo módulo de FP creado recientemente en el colegio. Además, para estos jóvenes peregrinos su experiencia jacobea no remató ayer, dado que a partir de septiembre, cuando comience el nuevo curso escolar, en su colegio de Madrid se retomarán las actividades relacionadas con temática jacobea para que el Camino no caiga en el olvido.

30 jun 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito